¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    PruebaHyundai i20, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero

    10

    El Hyundai i20 ha sido diseñado en Europa y se nota: su imagen es sofisticada y elegante. Además, su interior ofrece espacio para cinco adultos. El equipamiento del modelo coreano estrena algunas novedades de Hyundai en este segmento. Está a la venta desde 14.750 euros, sin contar descuentos y promociones.

    Diseñado y fabricado en Europa, el nuevo Hyundai i20 explota al máximo las posibilidades que ofrece el lenguaje de diseño Fluidic Sculpture 2.0. Su exterior atractivo y moderno esconde un interior versátil y amplio para cinco ocupantes. En la primavera de 2015 hará su debut una inédita versión coupé con una estética diferenciada.

    Todas las fotos del Hyundai i20 durante su presentación las puedes encontrar en nuestra galería de imágenes

    Diseño exterior

    La nueva generación del i20 estrena plataforma y ha variado sus cotas exteriores siendo más largo, ancho y bajo. Sus dimensiones son 4.035 mm de longitud, 1.734 mm de anchura y 1.474 de altura, lo que implica que con respecto al modelo precedente es 40 mm más largo, 24 mm más ancho y 16 mm más bajo.

    La distancia entre ejes también se ha incrementado, en 45 mm, para alcanzar los 2.570 mm, un crecimiento que debería tener ventajas en la habitabilidad ofrecida. El aumento de tamaño no ha tenido repercusión en el peso del vehículo puesto que se ha utilizado una mayor proporción del ligero acero de alta resistencia.

    El diseño limpio y sofisticado del i20 es obra del Centro Técnico de Hyundai en Rüsselsheim, Alemania. De la fabricación se encarga la planta HAOS (Hyundai Assan Otomotiv Sanayi) que la marca coreana tiene en Izmit, Turquía. En esta factoría ya se fabrica el nuevo i10 y el anterior i20.

    Sus líneas se caracterizan por la distintiva parrilla hexagonal que presenta un diseño más achatado y que en el acabado superior es negra con borde cromado. Los faros delanteros fluyen hacia atrás y cuentan con luces led tanto diurnas como de posición (salvo en el acabado Essence, el más básico).

    La vista lateral muestra un voladizo trasero 5 mm más corto que el de su predecesor y retrovisores exteriores con intermitentes de led integrados. También destaca el pilar C con un acabado negro brillante, ofreciendo una continuidad visual desde el lateral a la luneta trasera.

    La trasera tiene un toque elegante y deportivo, con unos atractivos pilotos que disfrutan de tecnología led en su acabado superior. El portón manifiesta una boca de carga muy amplia que facilita la introducción de objetos voluminosos en el maletero.

    El utilitario coreano se ofrece con nueve colores exteriores: dos tonos sólidos (Baby Elephant y Polar White), cuatro metalizados (Mandarine Orange, Iced Coffee, Sleek Silver y Star Dust) y tres perlados (Aqua Sparkling, Phantom Black y Red Passion).

    Diseño interior

    Si el i20 ha dado un paso adelante en cuanto a diseño exterior, el avance también es notable en el habitáculo. El salpicadero tiene un acabado bitono que combina el negro con el gris, el gris azulado, el beige o el marrón cappuccino. Salvo en las partes menos accesibles, el salpicadero y guarnecido de las puertas tienen un tacto suave y agradable. Estas zonas están realizadas con un material denominado olefina termoplástica (TPO por sus siglas en inglés).

    El i20 está a la venta desde 14.750 euros

    Los ajustes son buenos, demostrando el salto de calidad que Hyundai está dando a sus productos generación tras generación. La ergonomía ha sido muy cuidada, todo está donde debe estar y los botones tienen un buen tamaño para manejarlos sin apenas tener que apartar la mirada de la carretera mientras se conduce.

    Como novedad, en la parte superior puede colocarse una Docking Station, un ingenioso soporte integrado para colocar un smartphone que carga el teléfono móvil y además permite utilizarlo como navegador, acceder a listas de reproducción vinculándolo al sistema de audio del coche o realizar y recibir llamadas con función manos libres.

    La consola está orientada hacia el conductor con un leve ángulo de 5º y el guarnecido de la puerta se une con el tablero de instrumentos, ofreciendo un puesto de conducción envolvente. Entre las opciones más interesantes se encuentra un navegador integrado con pantalla de siete pulgadas.

    La instrumentación es muy clásica, con un práctico display Supervision LCD OLED de 3,5 pulgadas en el acabado Style. Entre las novedades de equipamiento cabe destacar el gran techo solar panorámico practicable que, según Hyundai, es el más grande del segmento. Este techo se ofrece exclusivamente en el acabado Style.

    Habitabilidad y maletero

    Sin duda, el espacio interior es uno de los mejores rasgos del Hyundai i20, mostrándose como uno de los modelos más habitables del segmento. Delante, los asientos recogen muy bien el cuerpo y son envolventes, además de resultar muy confortables por su mullido. Es fácil encontrar una postura cómoda porque, en todas las versiones, el asiento del conductor es regulable en altura y el volante tiene ajuste en altura y profundidad.

    No sólo hay buen sitio delante. Las plazas traseras son muy amplias para un coche de su categoría y pasajeros de 1,90 m de estatura no tendrán problemas de espacio ni para las piernas ni para la cabeza. Como es habitual en casi todos los coches, la plaza central es menos cómoda que las laterales pero aún así permite que un adulto pueda viajar con cierta holgura en trayectos que no sean excesivamente largos porque el túnel de transmisión queda casi completamente enrasado con el suelo y la anchura trasera es razonable. El i20 puede presumir de ofrecer espacio real para cinco adultos, algo que está al alcance de muy pocos en este segmento.

    La buena habitabilidad no ha afectado al espacio de carga y, de hecho, el maletero tiene una generosa capacidad de 326 litros. La base se puede colocar a dos alturas para distribuir mejor la carga. En el nivel superior el piso queda enrasado al abatir el respaldo de los asientos traseros (en proporción 60:40), una operación que amplía el volumen hasta los 1.042 litros. Bajo el piso se ubica la rueda de repuesto temporal o el kit de reparación de pinchazos, según la versión.

    Hyundai i20, presentación (II): Diseño, habitabilidad y maletero