¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Jeep Compass 2.2 CRD Limited 4x4 163 CV. Un tipo duro en la ciudad

35

Ni tan siquiera el fabricante de 4x4 con más experiencia del mundo se ha podido resistir a la actual moda de SUV compactos de corte urbano. El Jeep Compass es el aspirante de la marca a este pujante segmento, un automóvil que reúne algunas de las virtudes histórica de la marca (como la robustez) con un aspecto y funcionalidad de lo más contemporáneos.

Conduciéndolo me ha recordado mucho al mítico Cocodrilo Dundee, un tipo duro suelto en la ciudad, tan educado y noble como rudo y salvaje.

Arrancamos.

También puede interesarte

Asistimos, montados en un Compass, al Jeep Urban Insider en Barcelona

Exterior

En esta ocasión me encuentro probando el Jeep Compass 2.2 CRD Limited 4x4 163 CV, lo que quiere decir que se trata de la versión más alta de la gama.

El aspecto exterior de este automóvil ha sido renovado recientemente, con elementos que intentan recordar a algunos detalles de su hermano mayor, el Grand Cherokee. Así, el frontal de faros redondos de la primera generación ha dejado paso a unas tulipas semirectagulares con bombillas circulares que lleva nuestro protagonista, con la imprescindible parrilla marca de la casa presidiendo el diseño delantero.

Jeep Compass

Detrás se aprecian menos los cambios, aunque también es nuevo el diseño del portón y los pilotos. En conjunto estamos ante un coche de menos de 4,5 metros de longitud con un diseño bastante compacto y más atractivo por delante que por detrás, aunque, en general, presenta una imagen robusta muy acorde a los diseños de la casa.

En realidad, es como un Grand Cherokee en pequeño, aunque como digo, en mi opinión, la zaga no acompaña al buen diseño del resto del conjunto, algo que se aprecia especialmente en la vista lateral.

Interior

Cuando uno entra en su habitáculo es cuando realmente empieza a sentir el origen de este automóvil. Con solo palpar el tacto de la tapicería de cuero somos conscientes de que los americanos están detrás de la fabricación del Jeep Compass. Se nota ese cuero grueso y suave que parece preparado para durar 500 años sin que le salga una grieta aunque te subas todos los días con unos pantalones vaqueros llenos de tachuelas.

Jeep Compass

Más de lo mismo en el diseño y materiales del salpicadero, todo es duro y robusto (para mi gusto, demasiado) y, hasta cierto punto, demasiado sobrio para los tiempos que corren. Especialmente si entramos en pequeños detalles como el de la pantalla en las pantallas para el cuentakilómetros y ordenador de a bordo integradas en los relojes.

No se si su diseño responde, a propósito, a un diseño vintaje, pero al menos a mi me han recordado a los videos VHS que llegaron a los salones de nuestras casas a comienzos de los años 90. Las pantallas a color hace tiempo que llegaron a estas zonas de nuestros automóviles.

Eso si, entre la información que muestra están la orientación del navegador o la presión de los cuatro neumáticos, este último, un dato que yo creo que debería ser más común encontrar en la mayoría de los coches que circulan por nuestras carreteras.

Jeep Compass

En cuanto a espacio y comodidad el Jeep Compass pasa el exámen con nota. Es un coche amplio y cómodo para todos los ocupantes, echamos en falta una banqueta para las plazas traseras algo más amplia. El maletero dipone de 328 litros de capacidad con los cinco asientos que pueden pasar a 1.269 si plegamos la segunda fila, unos valores dentro de la media de su segmento.

Prueba

Tengo que reconocer que de todos los SUV Compactos que he probado este es el más campero de todos ellos. Tanto para lo bueno, como para lo menos favorable. El motor de cuatro cilindros y 2.146 centímetros cúbicos rinde en esta versión del Jeep Compass 163 CV, lo que le permite ofrecer un nivel de prestaciones muy aceptable (la cifra de revoluciones a las que empieza a entregar el par máximo es una de las más bajas: 1.400 rpm). Acelera de 0-100 km/h en 9,8 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima de unos 200 km/h.

Jeep Compass

Esta mecánica va unida a una caja de cambios manual de seis velocidades que resulta algo blanda en su manejo pero que ofrece un muy buen escalonado de las relaciones de cambio, lo que contribuye a esas buenas prestaciones de las que acabo de hablar. También en el apartado de consumos tenemos unos registros que se pueden calificar de correctos, con un gasto de combustible que puede ir desde los 7,9 litros en recorridos urbanos hasta los 5,9 de circular en carretera, con una media de 6,6 en recorridos combinados.

Jeep Compass

En cuanto a su comportamiento, como decía antes, es un SUV que me ha convencido más circulando por el campo que por la ciudad. Aunque se trate del modelo de Jeep menos preparado para la conducción off road, ya que no puede incorporar la reductora, se nota la mano de la marca en este sentido. La tracción total se activa desde un tirador ubicado en la parte baja de la consola que activa un embrague multidisco que conecta las ruedas traseras a las delanteras, es el llamado Freedom Drive de Jeep.

Así que por pistas y caminos no muy complicados, el Jeep Compass circula con la suavidad y el mismo conforto que por una carretera. Las suspensiones se tragan baches y piedras como si nada mientras dentro no notamos lo que va pasando por debajo de nosotros. Esta misma sensación llega a ser exageradamente agradable en el Grand Cherokee.

Jeep Compass

Sin embargo, esto mismo se convierte en algo no tan favorable al circular por ciudad, donde se notan demasiado las inercias de la carrocería y la dirección peca de no ser demasiado precisa.Aunque, en general, estamos ante un coche bastante cómodo y más rápido de lo que se podría pensar por su aspecto a primera vista.

Conclusión

El Jeep Compass juega con sus propias bazas dentro del complicado segmento de los SUV compactos. Se nota lo fabrica la marca con más experiencia en 4x4 de la industria del automóvil y esto hace que sea de los mejores de su categoría fuera del asfalto y que, también, pierda algunos puntos cuando se trata de compararlo con aquellos que apenas pueden salir de la ciudad para pasar por un aparcamiento de tierra.

Corre bastante y no gasta demasiado y por dentro es cómodo aunque con unos materiales mejorables. Eso si, esta versión Limited cuenta con uno de los equipamientos más completos de su segmento.

Jeep Compass

A destacar

Diseño frontal

Capacidad off road

Prestaciones

A mejorar

Materiales interiores

Comportamiento urbano

Diseño salpicadero

Ficha técnica y equipamiento

Precio: 34.324 euros

Dimensiones
Longitud: 4.448 mm
Anchura: 1.812 mm
Altura: 1.718 mm
Distancia entre ejes: 2.635 mm
Maletero: 328 l
Depósito: 51 l
Peso en vacío: 1.685 kg

Jeep Compass


Motor

Tipo: Diésel, turboalimentado
Cilindrada: 2.143 cm3
Nº Cilindros: 4 en línea
Potencia máxima: 163 CV entre 3.600 y 4.200 rpm
Par máximo: 320 Nm entre 1.400-3.600 rpm
Consumo oficial combinado: 6,6 l/100km
Emisiones CO2: 172 g/km
Cambio: Manual 6 velocidades
Transmisión: Integral

Prestaciones
Velocidad máxima: 201 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 9,8 s

Equipamiento

Airbag conductor y acompañante, de cabeza en todas las plazas y lateral delantero

ABS, control de estabilidad ESC con mitigación electrónica del balanceo ERM, control de tracción

Sistema de Radio CD/DVD/MP3 Boston con 9 altavoces y disco duro de 30 Gb

Volante regulable en altura

Tapicería de cuero

Climatizador

Ordenador de a bordo

Llantas de aleación de 18 pulgadas

Opciones

Pintura metalizada: 523 euros

Sensor de aparcamiento trasero: 250 euros

Techo solar: 915 euros

Sistema de navegación: 1.700 euros

Noticias relacionadas

Jeep Compass 2.2 CRD Limited 4x4 163 CV. Un tipo duro en la ciudad
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto