¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaPeugeot 108: 5 detalles del interior y exterior que te enamorarán (II)

30

Tenemos muy claro que un motivo de compra de este coche es la oferta de personalización que el cliente puede escoger. Nuestra unidad tiene mucho que decir. Por ello te contamos 5 detalles de su exterior y de su interior que te enamorarán. El segmento A tiene rivales fuertes y Peugeot en el terreno del diseño no lo hace nada mal.

El Peugeot 108 llega a tiempo para la batalla en el segmento A, con una competencia que ya araña el mercado de forma considerable y con diseños más que innovadores. A nivel de diseño, hay un coche que es indiscutiblemente icónico y ese es el Fiat 500, pero sin duda, y lejos de la filosofía que por ejemplo el grupo VAG ha llevado a cabo con su trio Mii, Up! y Citigo, con opciones menos refinadas en cuanto a diseño pero con elevados estándares de seguridad y consumos realmente bajos, la propuesta de Peugeot tiene una filosofía más cercana al pequeño italiano con la personalización del coche como carta de presentación.

Las medidas son realmente contenidas con una longitud de 3.475 mm, una anchura que incluyendo espejos es de 1.884 mm, aunque la anchura de la carrocería es de 1.615 mm y una altura de 1.460 mm. La distancia entre ejes es de 2.340 mm. El peso es de 865 kilos; muy ligero. Es, por ejemplo más corto que un Skoda Citigo (-88mm), más estrecho (-26mm), y más bajo (-18mm).

5 detalles del exterior que te encantarán...

Iluminación diurna tipo LED. Cuando las luces las tenemos apagadas, justo debajo de los antiniebla, se enciende una línea de LED que actúa como iluminación diurna. Al encender las luces de cruce, estas tiras de LED se apagan y en el faro principal se enciende una línea de acentuación tipo LED que otorga mucho carácter al pequeño ciudadano. La iluminación principal está animada por halógenos.

Las luces LED para iluminación diurna. Bajo el antiniebla y en el faro delantero

Elementos cromados. Como por ejemplo en las carcasas de los espejos retrovisores, elementos laterales decorativos, la parrilla frontal, reborde de los antiniebla, tiradores de las puertas y otros detalles. Los elementos cromados suelen ir en cuestión de gustos, pero en concreto la utilización decorativa en este Peugeot lo que le otorga es una percepción de calidad mayor al conjunto, que es de agradecer en un coche de dicho segmento que hasta hace relativamente poco, su filosofía era responder al raciocinio sin importar los detalles.

Elementos cromados visibles en el exterior. Elevan la calidad percibida del conjunto

Portón trasero de cristal. Es completamente negro y de cristal. No es muy habitual encontrarse con este tipo de portones, aunque incluso el BMW i3 lo usa. Es algo pesado y le falta un asa para no ensuciarlo con las manos una vez que queremos cerrarlo. Sin embargo, la personalizad que le da al coche es altísima y en este sentido, se merece un 10. Ni que decir tiene que gracias al acceso sin llave también dispone de un botón específico para abrirlo y cerrarlo sin necesidad de acudir al mando.

El portón trasero es de cristal y negro

Capota de lona. En nuestro caso, con el color Rojo Púrpura, que es más bien morado. El material es bastante compacto, que es de agradecer, pero además, rompe con la monotonía de la pintura blanca del exterior. Entre el color negro del portón, el color blanco de la carrocería y el color morado de la lona, se ha conseguido un conjunto realmente divertido.

Capota de color Rojo Púrpura. Buena combinación con el color exterior

Llantas de aleación. El diseño es particular y si lo tuviéramos que definir de alguna manera, serían tres brazos triples. Simplemente vienen a poner la guinda a un conjunto exterior más que logrado. ¡Enhorabuena Peugeot!

Llantas de 15 pulgadas y de tres brazos triples

No nos gusta... El botón trasero que abre y cierra el vehículo no se entiende muy bien. Esta ubicación para la cámara trasera hubiera tenido más sentido.

... y 5 del interior que acabarán por enamorarte

Cuadro de instrumentos. Con un diseño parecido al del Fiat 500, redondo, tras un cristal y con dos niveles de información: el velocímetro y el ordenador de a bordo. El tacómetro es digital y se encuentra en el lateral izquierdo. En el lado derecho, el indicador de cambio de marcha y otra información de utilidad vienen a completar toda la información que el conductor necesita conocer.

Visualmente recuerda al Fiat 500

Plásticos pulidos. Sin duda sabíamos que en este segmento la utilización de plásticos duros iba a ser inevitable. Pero si a ello le unimos un diseño moderno con plásticos de buena presencia, el conjunto queda muy agradable. Esto se consigue con los niveles de personalización que este Peugeot tiene, y en nuestro caso, nos han convencido los tonos blancos del acabado opcional.

Interior simple pero muy conseguido.

Pantalla de 7 pulgadas. Es táctil y tiene buena resolución. El esquema de la interfaz es divertido, muy ligado al concepto del vehículo. Además tiene función Mirror Screen para conectar tu teléfono con la pantalla y ejecutar varias funciones así como las aplicaciones con certificado MirrorLinkTM o AppinCar. Si quieres saber más, consulta aquí.

La pantalla es táctil y de 7 pulgadas

Unidad del climatizador. Curioso es que sólo permite subir o bajar la temperatura de 1 grado en 1 grado, pero sin duda, este Peugeot se pensó originalmente para incorporar esta unidad de mando. Tiene un diseño trapezoidal y una visualización digital sencilla, pero con un aire acondicionado, rompería mucho el esquema casi perfecto a nivel visual que tiene el diseño del interior.

Unidad del climatizador. Regulación de 1 grado en 1 grado

Techo panorámico. Todo un lujo que disfrutan más los dos pasajeros traseros que los delanteros. Para podes acceder a la zona trasera hay que hacer un poco de malabares y el techo le resta un poco de altura para las cabezas y no es un coche pensado para las personas altas (los milímetros de más en el Skoda Citigo le hace mucho más habitable). Sin embargo, para alguien de tamaño medio, el techo abierto da casi la sensación de cualquier descapotable. Es eléctrico y automático (no hay que dejar pulsado el botón para abrirlo, y para cerrarlo solo a partir del último cuarto. Esto es así, porque al cerrarlo, por defecto hay una posición que hace las veces de un pequeño techo solar. A partir de ahí, toca sujetar el botón hasta el cierre completo).

Una palabra que resume el 108: Diseño

No nos gusta... Las ventanillas traseras son muy pequeñas y acceder a las plazas traseras no está al alcance de todas las rodillas.

¡No te pierdas las impresiones al volante!

Noticias relacionadas

  • Comentario de Doof
    28/10/2014 (15:15)

    Doof

    "Es un coche interesante pero me parece un error que la carrocería de tres puertas sólo esté disponible con el acabado más alto, no entiendo por qué no lo ofrecen con el resto de niveles de equipamiento"

Peugeot 108: 5 detalles del interior y exterior que te enamorarán (II)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto