¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Prueba Alfa Romeo Tonale PHEV, la electrificación by Alfa

Prueba Alfa Romeo Tonale PHEV, la electrificación by Alfa
21
Javier Gómara
Javier Gómara16 min. lectura

Los híbridos enchufables son una alternativa muy real para algunos conductores. El Alfa Romeo Tonale es el primer híbrido enchufable de la compañía, y nadie puede negar que para ser el primero el resultado es muy positivo, aunque también hay detalles a mejorar.

Tiempos de cambio soplan para Alfa Romeo. La legendaria casa italiana lleva años tratando de volver a ocupar un puesto de relevancia en el mercado mundial, y para ello ahora cuenta con la inestimable ayuda del Grupo Stellantis. El conglomerado francés, uno de los más potentes a nivel global, ha dado alas a los italianos, devolviéndolos al siglo XXI. El Alfa Romeo Tonale está llamado a ser el motor del cambio. Un SUV compacto que ahora recibe una versión híbrida enchufable que he tenido ocasión de probar en primicia.

El Tonale PHEV apenas cambia el aspecto con respecto a sus hermanos de gama

Está claro que los turineses necesitan renovar su flota. El Alfa Romeo Stelvio y el Alfa Romeo Giulia no han sido los rebulsivos que esperaba el ya fallecido Sergio Marchionne en su etapa como máximo responsable del Grupo FCA. Tras la absorción por parte de Stellantis, Jean-Philippe Imparato pone rumbo a una etapa completamente diferente. Necesita dirigirse a la masa de compradores y ahora mismo nada mejor que apostar por el segmento C-SUV, donde figura cómodamente el Tonale.

En cierto modo se podría decir que el Tonale borra del mapa al Giulietta, aunque hace ya mucho tiempo que el compacto hizo ese papel él solo. Con un alcance completamente diferente grandes cosas se esperan del nuevo modelo. Un SUV que tratará de encontrar su hueco en un mercado tan competitivo como exigente. Entre sus más ilustres rivales figuran nombres como: KIA Sportage, Hyundai Tucson, Peugeot 3008 o Volkswagen Tiguan. Todos ellos no son similares en cuanto a formato o tamaño, estos también entregan unidades medioambientalmente positivas con la valiosa etiqueta CERO de la DGT.

El Tonale PHEV es el primer híbrido enchufable de la casa, también ha sido el primer híbrido convencional de la casa, así que está claro que en las oficinas de Turín la apuesta por el segmento es definitiva. Como venía diciendo antes, Alfa busca ofrecer algo nuevo. Si bien todos los SUV acaban teniendo un aspecto similar con elementos típicos, el Tonale no desaprovecha la oportunidad para mostrar un punto de vista diferente. ¿Es el SUV compacto más bonito de la categoría? Cada uno que juzge por sí mismo.

Está claro que en cuestión de diseños no hay nada escrito, pero el Alfa Romeo Tonale se sale de la norma con un diseño que prácticamente calca las formas del prototipo que adelantó su llegada. Líneas estilizadas, proporciones equilibradas y detalles típicos de casa italiana. Una receta clásica reconstruida que tiene como aderezos juegos de llantas entre las 18 y las 20 pulgadas y colores de carrocería en tonalidades llamativas y atractivas para los compradores habituales de la categoría.

Las medidas son ideales para el segmento. Aptas para la ciudad y prácticas para familias

De puertas para dentro el aspecto sí que recuerda más a sus hermanos mayores. Una vez más Alfa Romeo se ha centrado en crear un espacio orientado a la conducción, aunque echa mano de muchos recursos tecnológicos de última generación. No hay nada que destaque, pero es todo el conjunto el que lo hace. Echando mano de las pantallas táctiles digitales dos son los paneles que podemos ver en el interior: instrumentación y sistema multimedia. El cuadro digital con 12,3 pulgadas ofrece un aspecto sobrio y clásico. Varios formatos de presentación que dejan siempre una lectura clara y rápida.

El sistema multimedia recibe una pantalla algo más pequeña, 10,1 pulgadas de tamaño. Através de ella se gestionan casi todas las funcionalidades del coche, que son muchas, pero me gusta como los desarrolladores han optado por dejar la climatización en un módulo separado. Desde él podemos controlar las funciones principales, y si queremos una configuración más precisa podemos abordar el menú principal de la pantalla, pero lo importante es que subir y bajar la temperatura o dar más fuerza a la ventilación se puede hacer casi sin mirar.

La presentación interior es buena, aunque no hay nada que enamore

En materia de calidades y acabados, también puedo reconocer que Alfa Romeo ofrece un punto extra a otros modelos, aunque tampoco debemos esperar un SUV finamente rematado o detallado. Superficies blandas en las zonas de tacto habitual y plásticos mejorables en otras zonas donde pocos usuarios acostumbrarán a tocar. En líneas generales hablamos de un habitáculo bien pensado y agradable, aunque se echan en falta algunos detalles con más color para no hacer el habitáculo tan oscuro.

Tecnología es lo que necesitaba Alfa Romeo, y tecnología es la que podemos ver en el interior del Tonale. Aunque la plataforma S-USW es de FCA, la oferta de sistemas embarcados y asistentes es propia de Stellantis. A través de varios niveles de acabado podemos encontrar detalles tan interesantes como los faros Full LED, acceso y arranque sin llave, techo solar, conectividad inalámbrica para dispositivos móviles, climatizador bizona, cámaras de aparcamiento, y las ya mencionadas pantallas digitales, sin olvidar un completo despliegue de asistentes con nivel 2 de conducción autónoma.

Las plazas traseras son bastante aprovechables incluso para adultos

Por tamaño el Tonale es actualmente el modelo más pequeño de la flota de Alfa Romeo. Con 4,53 metros de largo, 1,83 metros de ancho y 1,6 metros de alto podemos decir de él que está en medio de sus rivales. A esas cotas hay que sumar una distancia entre ejes de 2,66 metros, que se traducen en un generoso espacio para los ocupantes de las plazas traseras, incluso para pasajeros de hasta 1,80 metros de estatura. Lo bueno es que los ingenieros no han sacrificado el espacio posterior a la hora de integrar el sistema PHEV.

Sin embargo, sí que hay penalizaciones en cuanto al espacio de carga. El maletero pierde un doble fondo muy preciado para dejar espacio a parte del sistema eléctrico. Eso quiere decir que de los 500 litros de capacidad que presentan las versiones estándar, diésel e híbrido, el híbrido enchufable tiene que contentarse con una capacidad mínima inferor. Es una pérdida sustancial que le hace perder puntos de atracción de cara a esas familias que sí priorizan el tamaño del maletero.

El maletero tiene buenas proporciones, pero pierde capacidad de carga

Allá por el mes de febrero cuando Alfa Romeo presentó por todo lo alto el Tonale, los italianos anunciaron a bombo y platillo la introducción del primer PHEV en la gama, aunque avisaron que esta unidad no sería la más atractiva en cuanto a precio. Con la ventaja de la etiqueta CERO de la DGT, la versión se denomina concretamente: 1.3 T4 PHEV E-Q4. Cuenta con un bloque de gasolina de 4 cilindros turboalimentado y 1.3 litros. A él se acopla un motor eléctrico trasero de 90 caballos y una batería de iones de litio con 15,5 kWh de capacidad.

Los datos homologados dictan que esta es la versión más potente de todas con una potencia máxima combinada de 280 caballos y una autonomía homologada en ciclo mixto de 69 kilómetros, ampliables a 80 kilómetros si el uso es exclusivamente urbano a una velocidad baja de forma sostenible. Toda la gestión se deriva a una cala de cambios automática de 9 velocidades que se encarga de repartir el empuje de los motores mediante una tracción total electrificada. Alfa Romeo anuncia que es posible recargar el Tonale en apenas 2 horas y media si la conexión se realiza en una toma de 7,4 kW.

Prueba del Alfa Romeo Tonale PHEV

No me cabe duda que el Tonale híbrido enchufable es la opción más lujosa de la gama. Gracias a su generosa autonomía eléctrica la mayor parte de los desplazamientos rutinarios se podrán hacer de forma eléctrica y con total ausencia de ruidos o emisiones. Sin embargo, hay que reconocer que cuando el motor MultiAir de 1.3 litros entra en juego se mantiene siempre un agradable tacto de confort y suavidad con un extra de empuje.

Si bien las versiones híbridas convencionales resultan equilibradas, aunque poco dadas a las emociones, el PHEV sí que hace gala de esa entrega que podríamos esperar de un Alfa Romeo. Cuando hay vida en la batería la patada es contundente, más que suficiente para adelantar o incorporarse a una vía. Cuando no hay aporte eléctrico el Tonale PHEV sigue siendo el modelo más potente de la familia gracias al bloque MultiAir de 1.3 litros que ofrece 180 caballos de potencia.

En marcha destaca su buen comportamiento y la suavidad de marcha que desprende

Cierto es que el precio de todo el conjunto es considerable, o al menos eso se espera, pero al menos Alfa Romeo ha apostado por mantener un motor de combustión que por sí sólo es capaz de mantener a flote las prestaciones. Obviamente se pierde empuje, pero no se muere como sí es el caso de otros rivales en los que la parte enchufable resulta vital para conseguir una buena respuesta. En materia de consumos, durante la presentación no he tenido ocasión de probar la veracidad de las cifras oficiales, pero sí destacaría que la autonomía combinada puede rondar los 550 kilómetros fácilmente.

Estamos hablando de un Alfa Romeo, por muy electrificado que esté, y eso quiere decir que hablamos de uno de los C-SUV más dinámicos del mercado generalista. Mirando a su alrededor no hay rival capaz de plantar cara al Tonale en el apartado dinámico. Al igual que sus hermanos, la puesta a punto garantiza una buena conducción, incluso por las estrechas carreteras del norte de Italia, e incluso en un breve recorrido por el circuito de Balocco. Obviamente un trazado no es si hábitat natural, pero no se desenvuelve mal, notando una excelente configuración del ESC a la entrada y a la salida de las curvas cerradas.

La gestión eléctrica es positiva, pudiendo decir al sistema cómo queremos que actúe

El compromiso entre el confort y las prestaciones está muy logrado. El balanceo de la carrocería es reducido, aunque la respuesta de la suspensión puede ser algo agresiva ante baches profundos o elevados badenes. La rumorosidad interior es baja, y sólo cuando hundimos el pedal del acelerador a tope el motor de gasolina deja notarse claramente, aunque no tanto como si hablamos de un híbrido normal. Por sí solo el Tonale siempre busca moverse de la forma más eficiente posible, aunque el conductor tiene posibilidad de ajuste mediante el mando del DNA.

Diferentes programas de gestión del equipo mecánico nos permite ajustar la respuesta de algunos componentes como la dirección, la respuesta del acelerador o la tensión de la amortiguación, pudiendo pasar de un tacto más blando y cansado a un enfoque más enérgico y sensible. También hay formatos diferentes para la gestión eléctrica, pudiendo indicarle al sistema si queremos salvar el estado de la batería o cargarla mientras nos desplazamos, algo que incrementará el gasto de combustible significativamente.

Los modos de conducción permiten alterar el comportamiento del coche

Todo el equipo está bien pensado y ajustado. Parece como si Alfa Romeo llevase toda la vida haciendo híbridos enchufables, aunque esta sea su primera criatura. Aunque la parte técnica está bien resuelta, el tema precios queda por concretarse. Los italianos ya advirtieron que su precio no iba a ser popular, y no va a serlo. Con un coste de salida de 51.000 euros, el Tonale híbrido enchufable se escapa del resto de la gama. La etiqueta CERO se paga, y no especialmente barata.

Conclusiones

Por un lado hay que reconocer a Alfa Romeo su buen trabajo. El Tonale híbrido enchufable tiene que estar en el catálogo teniendo en cuenta la situación del panorama europeo, aunque deja en el tintero algunas dudas importantes: precio y capacidad de carga. La parte técnica se ha completado con solvencia; buenas prestaciones, agradable tacto y la siempre especial puesta a punto turinesa. El comprador tiene que ser el que decida si el coste le compensa, así que toca coger una calculadora y echar unos cuantos números.

El híbrido enchufable aporta sensaciones diferentes, con algunas ventajas

Las mejores ofertas para Alfa Romeo Tonale de ocasión

Alfa Romeo Tonale de segunda mano / Alfa Romeo Tonale de Km 0
Prueba Alfa Romeo Tonale PHEV, la electrificación by Alfa