¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaBMW M6 Gran Coupé, interior (III)

25

En el exterior hay mucho carácter y personalidad y en el interior no iba a ser menos. Nuestra unidad iba muy bien equipada con BMW Individual entre otros elementos. Recuerda mucho a un BMW Serie 6 bien equipado pero tiene algunas diferencias como el volante, la palanca de cambios o el protagonismo de la fibra de carbono.

El interior del vehículo se ha ganado todos nuestros respetos. Ya conocíamos el trabajo que BMW Individual puede hacer con el Serie 6, pero en esta ocasión la combinación de colores pertenece al equipamiento completo de cuero Cohibabraun (marrón) unido a ‘schwarz’ (negro). Hay varios elementos exclusivos del modelo como el volante de tres radios con modos M1 y M2 totalmente configurables por el usuario y una palanca de cambios corta donde se puede parametrizar hasta la velocidad de las transiciones entre marchas, que por cierto es una caja de cambios DKG de 7 velocidades y doble embrague. Casi nada.

Los asientos también tienen un detalle en el reposacabezas marcado y es el logo de ///M. Los traseros también lo tienen. Aparentemente son sencillos en cuanto a diseño pero tienen una sujeción lateral muy buena tanto en el cuerpo como en los hombros. Evidentemente las regulaciones son eléctricas.

Hay dos detalles más que adornan el modelo y lo diferencian de otros. El primero es la presencia de fibra de carbono en la consola central y en las puertas. El segundo es un techo de alcántara negro con un revestimiento de cuero en el centro que recorre el coche de adelante a atrás. El color viene dado con la combinación de BMW Individual que escojamos. En nuestro caso, marrón.

Por casi todo lo demás, es como un BMW Serie 6. Tenemos 4 plazas bastante buenas y se admite a un quinto pasajero para trayectos cortos, aunque en el caso de esta serie, el túnel central está completamente ocupado por el climatizador de 4 zonas con lo que este supuesto quinto ocupante tendría que poner una pierna a cada lado. Además, el ‘asiento’ está sobre elevado para ofrecer mayor confort a los pasajeros que ocupan los lados izquierdo y derecho. Conclusión: procurad ir cuatro personas y ya está.

Entrar y salir de este coche es muy fácil. Su altura de carrocería ofrece una posición de conducción lo suficientemente baja para sentir que estamos en un buen deportivo, pero también en la medida perfecta para que no tengamos que aplicar mucha carga en las rodillas a la hora de abandonar el habitáculo. El maletero es muy profundo y aunque tiene 460 litros, el espacio está bien aprovechado para introducir objetos largos.

Si hablamos de opcionales, los asientos multifuncionales con reglaje eléctrico, el sistema de cierre de puertas SoftClose, un sistema de sonido Bang & Olufsen con 16 altavoces y un acabado y diseño de primera (dispone de una luz blanca que se combina con la iluminación ambiente del coche) así como varias cámaras etc... terminan de posicionar al BMW M6 Gran Coupé de la prueba en uno de los coches más deseables que la marca BMW puede ofrecer... y todavía admite muchísimo más equipamiento.

Noticias relacionadas

BMW M6 Gran Coupé, interior (III)
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto