• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Prueba BMW Z4 M40i 2019, domando el nuevo roadster en fase de preproducción

Probamos un prototipo del futuro BMW Z4 M40i que llegará al mercado a comienzos del año que viene. Hemos estado en el circuito de pruebas que BMW tiene al Sur de Francia. Conoce nuestras primeras impresiones al conducir el nuevo roadster del fabricante alemán.

Probamos el BMW Z4 G29 en fase de prototipo

Se podía ver desde hace muchos meses, desde que los primeros prototipos fueron avistados, que el trabajo en el nuevo BMW Z4 G29 comenzó con un trozo de papel en blanco. No obstante, es toda una sorpresa ver cuán intensamente los desarrolladores responsables han hecho uso de la libertad que esto les dio. 

Hace unos días, tuvimos la oportunidad de ponernos al volante de un prototipo de BMW Z4 M40i en la pista de pruebas que BMW tiene en Miramas (Francia), dándonos la oportunidad de obtener una impresión inicial de la respuesta de la tercera generación del Z4.

El primer punto del día fue interesante: para conocer este circuito de pruebas al sur de Francia, no comenzamos de inmediato a conducir los prototipos del BMW Z4 G29. Los ingenieros eligieron uno que deliberadamente puso el listón extremadamente alto durante el resto del día: un BMW M2 Coupé, que es un referente hoy en día en términos de dinámica de conducción y diversión al volante entre los compactos deportivos.

Frontal del BMW Z4 G29

La seguridad reflejada en esta elección de vehículo difícilmente podría ser mayor. A pesar de todas sus buenas cualidades, la configuración de la generación saliente del Z4 (E89) siempre se orientó más hacia la comodidad y cuando se lo empujó a su límite con las versiones más potentes, rápidamente careció de la precisión y la rigidez que la primera generación Z4 (E85) pudo ofrecer.

El nuevo BMW Z4 M40i equipa el diferencial de deslizamiento limitado del M3 y M4

Sin embargo, aún había dudas antes del cambio. Por supuesto, se suponía que el nuevo BMW Z4 G29 habría tomado en serio las críticas de su predecesor y sería más un automóvil deportivo que un coche cómodo, pero ¿sería tanto como un M2? Y si fuera así: ¿no sería esto más propio de un posible BMW Z4 M en vez del BMW Z4 M40i que ibamos a probar?

Solo había una manera de descubrir la respuesta: cubierto con un grueso camuflaje, el prototipo del Z4 G29 parecía no poder esperar para mostrar a todos de lo que es capaz de hacer. Y nuestra curiosidad también se había despertado, por supuesto: ¿el nuevo Z4 realmente podría cumplir la promesa de una deportividad mejorada e incluso estar al alcance del BMW M2?

Así queda la capota de lona del nuevo Z4

Prueba prototipo BMW Z4 G29 2019

Una primera mirada a los neumáticos indica que se trataba de un deportivo serio que espera ir soldado al asfalto. Los neumáticos Michelin Pilot Super Sports se montaron en sus llantas de 19 pulgadas, 255 milímetros en la parte delantera y 275 milímetros en la parte trasera. Exactamente la misma configuración que en los actuales BMW M3 y M4. Así que, por supuesto, tuvimos que preguntar sobre otras similitudes con estos modelos, como el diferencial de deslizamiento limitado mecánico controlado activamente que ayuda a los modelos M a lograr su impresionante tracción. Y para nuestra sorpresa, un discreto asentimiento del ingeniero nos dio la confirmación.

Pero eso es suficiente de la teoría, por lo que pasemos a la práctica. Entrar a su habitáculo te da una idea de las aspiraciones deportivas del BMW Z4 G29: los asientos deportivos del roadster difícilmente podrían montarse más abajo. El conductor se encuentra a unos milímetros más bajo que en la generación saliente E89, y aún así tiene una mejor visión general. Dado que la posición del asiento es mucho más central en general y el capó es unos pocos centímetros más corto, la parte frontal del Z4 se puede calibrar considerablemente mejor que en el modelo anterior.

Calentando los neumáticos en el Circuito de Miramás

Pero eso es menos importante, teniendo en cuenta que, después de todo, teníamos la posibilidad de conducir en una pista acordonada no de movernos por el tráfico de la ciudad. Por lo tanto, presioné el botón de arranque; que dicho sea de paso, está en la consola central a la izquierda de la palanca selectora como en el futuro BMW X7 ( ya no está en el panel de instrumentos), y escuche el 6 cilindros cobrando vida. El motor del BMW Z4 M40i es el B58 de 360 cv que ya conocemos del BMW X3 M40i : debería tener un trabajo mucho más fácil con el roadster teniendo en cuenta que es significativamente más pequeño. Mientras pensaba eso, el BMW M2 que lideraba el grupo de prototipos ya se está poniendo en camino frente a nosotros, una señal inequívoca de que la diversión está a punto de comenzar.

La pista en Miramas comienza con dos chicanes rápidas, donde el chasis del BMW Z4 muestra enseguida algunas de sus capacidades. Mantenerse detrás del M2 se logra sin esfuerzo porque las dos primeras vueltas se toman a una velocidad moderada para ir calentando. Al igual que el atleta compacto que tenemos delante, el roadster tiene una postura poderosa sobre el asfalto, mientras que los neumáticos alcanzan gradualmente la temperatura y nos acercamos a la recta final una vez más, que realmente no es completamente recta, está diseñado como una leve curva izquierda con un pequeño bache directamente antes del punto de frenado.

Para probar el BMW Z4 M40i a fondo, primero hay que usar unos pequeños botones en la consola central: presionar el botón Sport dos veces, colocar el M Performance Roadster en el modo "Sport Plus", pero aún así esto no cambia el control de tracción DSC al modo DTC, donde ofrece su mayor deslizamiento. Si no activamos el botón DSC, este permanece completamente activo independientemente del modo de conducción seleccionado. 

Esta nueva combinación también cambia las características de la suspensión adaptativa, mientras que la dirección también se vuelve más directa, ofreciendo un poco más de capacidad de giro y una mayor información a la hora de conducir.

Sin dudas el nuevo BMW Z4 está a la altura del BMW M2

Frente a nosotros, el BMW M2 entra en modo de ataque, atrayéndonos mucho más rápido que antes a través de la primera chicane, pero es en las siguientes curvas rápidas cuando las cosas realmente comienzan a ser emocionantes: el Z4 transmite al instante la confianza necesaria para que todos los no profesionales nos sintamos cómodos al volante de un automóvil deportivo. La tracción estable al acelerar en la salida de las curvas cerradas se debe, en parte, al diferencial activo de deslizamiento limitado, pero el ancho de vías del nuevo Z4 también es un factor importante. 

El roadster G29 es siete centímetros más ancho que su predecesor y, habiendo aumentado a una longitud de 4,32 metros, con una anchura de 1,86 m tiene prácticamente el mismo formato que un BMW Serie 5. Un Porsche Boxster S es hasta 6 centímetros más estrecho, y si aún no os habéis dado cuenta, el M2 es menos ancho que el roadster que estamos probando. Este crecimiento es aún más llamativo si tenemos en cuenta el ancho de vías: 91 milímetros separan al antiguo E89 con el nuevo G29, lo que deja claro por qué la respuesta de conducción del automóvil ha mejorado tan radicalmente.

Otras características para la diversión y el rendimiento en el nuevo Z4 es su centro de gravedad muy bajo, los componentes del eje delantero montados con cuatro puntos de suspensión como en los modelos M y toda la cinemática de suspensión es específicapara este modelo. El resultado no reluce solo en altas velocidades en las curvas, sino en su respuesta al volante que parece sacada directamente del "manual para coches potentes de tracción trasera": neutral y fuerte en tracción, distribución de peso equilibrado y respuesta espontánea del motor de 6 cilindros que se puede controlar en todo momento con el pedal del acelerador. 

Parece que el Z4 vuelve a sus orígenes deportivos

Primeras conclusiones

La sonrisa en la cara del conductor no es menos grande que en el M2. De hecho, los ingenieros nos aseguran que los dos vehículos están a la par en términos de tiempos por vuelta.

Comparado con el BMW Z4 anterior, este es un salto gigante en  rendimiento, en el que muy pocos fanáticos habrían creído seriamente. Después de nuestra prueba en el circuito de Miramas, entendemos por qué los ingenieros realmente no consideran el nuevo BMW Z4 G29 como un sucesor del E89, a pesar del nombre idéntico: los conceptos son muy distintos, el concepto roadster se ha interpretado de manera demasiado diferente. 

A nivel dinámico este nuevo Z4 G29 no es inferior al excelente BMW M2

A los que realmente les gustó el Z4 de la generación saliente, sin duda tendrán que asumir que el techo plegable de metal de triple sección ahora desaparecerá en los libros de historia, junto con el capó infinitamente largo, el pequeño maletero y la configuración de la respuesta de conducción. Desde la perspectiva del G29, las propiedades del modelo predecesor son más una carga heredada que debe desecharse alegremente, junto con 50 kilogramos de peso.

Perfil del BMW Z4 G29

En lo que respecta a los clientes, esto significa que la tercera generación del BMW Z4 ahora vuelve a sus raíces. Una vez más, es un deportivo descapotable: los tiempos de un biplaza potente pero esencialmente suave han terminado. 

Esto, al menos, se aplica a aquellos conductores que principalmente quieren llevar el roadster hasta sus límites en carreteras solitarias, mientras que a los demás les sorprenderá la polivalencia que el BMW Z4 M40i puede ofrecer gracias a su suspensión adaptativa que aumenta el confort a bordo.

Después de todo, el BMW M2 sin amortiguadores adaptativos siempre tiene la misma configuración, e incluso la primera generación del Z4 a veces resulta incómoda en carreteras con firme deteriorado. Pero en el modo de confort, el nuevo Z4 M40i se desliza con despreocupación y sin dureza sobre las malas carreteras alrededor de Miramas.

Trasera del Z4 M40i con dos verdaderas salidas de escape

Y esta es quizás la mejor noticia para todos los fanáticos de la dinámica de la conducción: hasta el lanzamiento al mercado en Marzo de 2019, los expertos en suspensión de Jos van AS - Vicepresidente Driving Dynamics BMW - todavía tienen mucho tiempo para hacer que el Z4 sea aún más rápido. 

Nosotros tuvimos que decir adiós después de solo unas vueltas. Nos hubiera encantado conducir el roadster por más tiempo porque, incluso después de poco menos de dos horas en su interior, podemos afirmar que ningún Z4 anterior se ha acercado siquiera a ofrecer la experiencia brindada por el nuevo BMW Z4 M40i

Además de la excelente dinámica de conducción de la primera generación, el Z4 G29 también ofrece la comodidad de la que carecía y que quizás la segunda generación tenía demasiado.El resultado es un deportivo de pura raza que parece justificar un nuevo éxito en el roadster.

Lee el contenido original en Inglés: FIRST DRIVE: New BMW G29 Z4 M40i in pre-production clothes

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto