Motor.es

Prueba Hyundai IONIQ 6, un gran eléctrico y una excelente berlina

Hyundai sigue con su estrategia eléctrica a la conquista de nuevos horizontes. Su familia IONIQ crece con la llegada del esperado Hyundai IONIQ 6. La berlina acaba de llegar a España y yo ya he tenido ocasión de probarla.

Prueba Hyundai IONIQ 6, un gran eléctrico y una excelente berlina

15 min. lectura

Publicado: 16/03/2023 18:00

No hace falta decir lo mucho que están cambiando las cosas y lo mucho que han evolucionado las marcas coreanas. En unos pocos años el panorama europeo se ha revolucionado por la llegada de los coches eléctricos. Lo que antes era un pequeño movimiento revolucionario hoy es una realidad patente con un futuro garantizado. La llegada de los nuevos eléctricos está marcando el paso de las marcas, aunque no todas responden de la misma manera. El Hyundai IONIQ 6 es la viva imagen de ese cambio. Ya está en España y he tenido la suerte de ser uno de los primeros en probarlo.

Prueba en vídeo del Hyundai IONIQ 6

La verdad es que el proyecto del IONIQ 6 se ha dilatado mucho más de lo esperado. La primera vez que Hyundai nos adelantó su llegada fue en el fatídico año 2020. La pandemia de la COVID-19 echó por tierra los planes coreanos de presentarlo en el ya desaparecido Salón de Ginebra. Aquél idílico entorno tenía que servir de antesala para uno de los lanzamientos más importantes de la marca. Ahora, tres años después me he podido sentar tras el volante y recorrer los primeros kilómetros.

El desarrollo no ha estado exento de problemas. Los de Seúl se han visto sacudidos por las numerosas complicaciones del entorno, crisis de microchips, incremento del precio de las materias primas y mucho más. Sin embargo, el IONIQ 6 ya está entre nosotros con su diseño rompedor. Alegra saber que la estética del prototipo, el Hyundai Prophecy, ha cambiado muy poco. Desde un primer momento Hyundai quería sacudir el diseño tradicional con una berlina que escapa a cualquier comparación. Del frontal a la trasera resulta diferente a cualquier otra berlina o sedán que haya ahora mismo en el mercado.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
El diseño aerodinámico del IONIQ 6 le permite ofrecer una resistencia de tan sólo 0,21

El IONIQ 6 tampoco se parece a ningún otro modelo de la casa, ni siquiera a su hermano pequeño, el Hyundai IONIQ 5 que poco a poco sigue conquistando a cada vez más usuarios de coches eléctricos. Su atrevimiento es agradable y aunque en términos de diseño no hay nada escrito nadie puede negar que destacará entre el tráfico. Sobre todo una parte trasera tremendamente atractiva que lleva al límite el reglamento de la Unión Europea. Para un servidor, la mejor zona de todo el coche.

Las formas disimulan un tamaño considerable y digno del segmento D. Actualmente el IONIQ 6 es el modelo más grande de la casa, sólo superado por el extravagante Hyundai Staria. Con 4,86 metros de largo, 1,88 metros de ancho y una altura de 1,49 metros podemos decir que es grande. La gama está compuesta por tres versiones diferentes: Light, Star y Energy. En líneas generales las semejanzas entre ellos son constantes, aunque en el acabado más alto se incluyen elementos únicos como las llantas de 20 pulgadas o los espejos retrovisores digitales.

La zaga es tan baja como la delantera. Ajustado al límite de la normativa

De puertas para dentro el ambiente es más 'tradicional'. Hyundai apuesta por ofrecer un ambiente que cada vez es más común. Mercedes arrancó la etapa del doble panel continuo y ahora todos los fabricantes parecen apostar por esta presentación. Si bien es realmente llamativa, empieza a resultar poco exclusiva. Cuatro son las pantallas que pueden llegar a agolparse en el salpicadero del IONIQ 6. Las dos principales, con un tamaño duplicado de 12,3 pulgadas sirven como instrumentación digital y como eje principal del sistema multimedia. Los diseños son idénticos a los del IONIQ 5, salvo por los detalles gráficos de la berlina.

A pesar de que el manejo es exclusivamente táctil, la proximidad con el volante y el gran tamaño del panel ayudan mucho a un control sencillo. Los menús son claros aunque ciertas acciones requieren demasiados toques. El problema es cada vez más habitual en la industria. Desarrollar unas líneas de código resultan económicas y todos los fabricantes tienden a sobrecargar los sistemas multimedia con exagerados gráficos y apartados. Hyundai no escapa a esa moda, aunque la integración sigue pareciéndome buena. Echo en falta más simplicidad, pero esta lejos de ser el peor equipo del mercado.

La presentación interior es impecable en materiales y acabados

Las otras dos pantallas adicionales las encontramos en los extremos del salpicadero. Sólo disponibles en el acabado Energy, los espejos retrovisores con cámara sustituyen a los tradicionales espejos y proyectan las imágenes en el interior mediante paneles de buena calidad. Otros modelos como el Audi Q8 e-tron o el Honda e emplean sistemas parecidos. La visión es correcta y reduce de forma significativa los ángulos muertos. En cuanto a la calidad de la imagen tampoco se puede poner ninguna pega, aunque la resolución decae en tramos más oscuros. Algo completamente habitual.

Esta no es la única innovación técnica del Hyundai IONIQ 6 porque en lo que equipamiento se refiere la berlina está plagada de sistemas de última generación. Destacan elementos como los faros Full LED, climatizador bizona (por bomba de calor en el acabado Star), cargador inalámbrico, navegador, cámaras de aparcamiento de 360 grados, asientos calefactables, Head-Up Display, conectividad inalámbrica para dispositivos móviles y una completa lista de asistentes a la conducción con un nivel 2 de autonomía. Un equipamiento muy completo que nada tiene que desmerecer a otras grandes berlinas de la industria.

Las pantallas de los retrovisores están puestas en un ángulo muy natural

Con una distancia entre ejes de 2,95 metros ya se puede prever una excelente habitabilidad y así es. Las plazas traseras del IONIQ 6 son muy espaciosas para las piernas, pero no tanto para la cabeza. La caída del techo se deja notar considerablemente a partir del pilar B y por ese motivo pasajeros de más de 1,80 metros de estatura irán excesivamente cerca del techo y del pilar C, algo nada recomendable en caso de accidente. La plaza central es poco aprovechable por ser más estrecha que la de los extremos, pero tenemos la ventaja de un suelo completamente plano que permitirá que tres adultos viajen con cierta comodidad.

El IONIQ 6 cuenta con dos maleteros. Uno trasero con 401 litros (ampliables) y otro delantero con 45 litros ideal para guardar los cables de carga

La plataforma e-GMP es la que da vida al IONIQ 6 y eso quiere decir que está disponible una oferta mecánica muy equilibrada. La gama gira en torno a dos tamaños de baterías y a diferente número de motores. La versión de acceso cuenta con una batería de iones de litio de 53 kWh de capacidad brutal y un único motor trasero con 150 caballos de potencia. Las versiones superiores cuentan con una batería de 77 kWh de capacidad bruta. La primera unidad con un motor único en el eje trasero con 228 caballos de potencia y la segunda con dos motores, uno por cada eje, con 325 caballos de potencia.

Al volante del Hyundai IONIQ 6

Durante esta primera toma de contacto he tenido la ocasión de probar la versión más potente de toda la gama, el IONIQ 6 con motor dual y batería de 77 kWh de capacidad. Si bien es una opción interesante, no creo que sea la unidad más recomendable de la gama. Sin duda alguna, el IONIQ 6 RWD de largo alcance me parece una compra mucho más lógica por la gran autonomía que ofrece sin que por ello perdamos excesivas prestaciones. Y encima sale más barato.

53 kWh RWD77 kWh RWD77 kWh AWD
Potencia151 CV228 CV325 CV
Par350 Nm350 Nm605 Nm
0 - 100 Km/h8,8 seg7,4 seg5,1 seg
Vel. máxima185 Km/h185 Km/h185 Km/h
Consumo medio (WTLP)13,9 kWh/100 Km14,3 kWh/100 Km16,9 kWh/100 Km
Autonomía (WLTP)429 Km614 Km519 Km
PrecioDesde 49.620 eurosDesde 58.010 eurosDesde 66.360 euros

Hay que reconocer que Hyundai ha hecho muy buen trabajo a nivel de comportamiento. El 6 de la familia IONIQ se muestra como el más refinado y confortable de toda la gama. El aislamiento exterior es excelente y gracias a un tarado muy blando de la suspensión el coche filtra perfectamente cualquier irregularidad de la carretera. Obviamente, a nivel dinámico no es el mejor de la categoría, un Model 3 en ese terreno le da mil vueltas, pero no se desenvuelve mal en escenarios complicados.

Los coreanos nos proponen varios modos de conducción seleccionables a través de un mando satélite que sale de la corona central del volante. ECO, Normal y Sport. Obviamente no hace falta que te diga cuál es el fin de cada uno de ellos. En el modo ECO la respuesta se suaviza considerablemente al perder prestaciones. Sólo al hacer kick-down en el pedal del acelerador entra en juego todo el rendimiento. En modo normal la respuesta es más equilibrada y, por último, en modo Sport los motores se combinan para ofrecer el máximo rendimiento posible a costa de reducir la autonomía.

Las plazas traseras son inmensas, aunque la altura es limitada

Para ayudar a recuperarla el conductor cuenta con varios modos de regeneración: Auto y Manual. A través de las levas tras el volante podemos regular el grado de retención del coche. Son cinco niveles, del 0 al 4, más el modo iPedal en el que el coche es capaz de detenerse por sí solo. En formato automático calcula y regula por sí solo la deceleración que tiene que provocar gracias al radar de proximidad. El sistema es muy cómodo, sobre todo en ciudad y recorridos de baja velocidad donde no será necesario tocar el pedal del freno.

Durante la presentación no hemos tenido ocasión de probar a conciencia los consumos ya que ni la ruta ni el fin del test eran esos. Sin embargo, sí que hemos notado que las cifras son realmente bajas si uno se lo propone lo más mínimo. Gran parte del esfuerzo se debe a una aerodinámica realmente trabajada. Las formas de la carrocería generan un coeficiente de tan sólo 0,21, uno de los mejores de la industria. El modelo más efectivo en la lucha contra el viento es el Mercedes EQS con un registro de 0,20.

El IONIQ 6 ofrece un sistema de carga bidireccional V2L que permite usar el coche como fuente de alimentación

Además de una buena autonomía, el IONIQ 6 cuenta con una capacidad de recarga ultrarrápida y dual, tanto en 400V como en 800V. Con una potencia máxima de 350 kW en corriente continua, Hyundai anuncia que es posible pasar del 10 al 80% de la carga en apenas 18 minutos. El tiempo se dilatará hasta los 73 minutos cuando la conexión se realice en una toma de 50 kW. En cargas domésticas la potencia alcanza un máximo de 11 kW con un tiempo de espera de aproximadamente 7 horas para una carga completa. Casi 12 horas si el punto de carga es de 7,4 kW. Todo ello en condiciones ideales, claro está.

Conclusiones

Hyundai quiere seguir repartiendo alegrías entre los usuarios del coche eléctrico. El IONIQ 6 es toda una declaración de intenciones de una familia que en los próximos años crecerá con modelos muy atractivos. La primera berlina eléctrica de la casa no puede tener mejor carta de presentación. Aunque el diseño es lo primero que llama la atención, debajo de esa estilizada carrocería se esconde un eléctrico muy interesante con unos consumos ridículos, un comportamiento sobresaliente y un equipamiento de primer nivel.

Hyundai no sólo nos presenta un gran eléctrico, también un gran coche
Opiniones del Experto
ValoraciónNota8.4
Comportamiento8
Prestaciones9
Confort de marcha9
Seguridad8
Diseño9
Calidad interior8
Equipamiento8
Habitabilidad8
Pixel