¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Hyundai IONIQ eléctrico: de lo mejor que he probado

17

Ya hemos probado el Hyundai IONIQ 100% eléctrico. Ofrece 120 CV de potencia y una autonomía de 280 km. En España estará disponible desde 30.100 euros. Descubre lo que más y menos nos gusta del vehículo 0 emisiones de Hyundai.

Hyundai IONIQ eléctrico, a prueba

El Hyundai IONIQ es la punta de lanza en lo que se refiere a movilidad alternativa y electrificación de la marca coreana. A finales del año pasado probamos la versión híbrida y ahora, antes de su inminente presentación en nuestro mercado, le he puesto la mano encima a la versión 100% eléctrica.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de probar un Hyundai IONIQ eléctrico durante un fin de semana en Noruega pero como bien sabéis un par de días no son tiempo suficiente para grabar todo lo que a uno le gustaría, así que la mejor manera de desquitarme y de contaros más cosas sobre el IONIQ eléctrico es escribir este artículo.

Se trata de un turismo de 4 metros 47 cm que Hyundai ha desarrollado para ofrecer en tres versiones sobre una misma plataforma: un híbrido, un PHEV (híbrido enchufable) y un eléctrico, con el objetivo de competir con los referentes de dos sectores: el Toyota Prius (híbridos) y el Nissan LEAF (eléctricos).

Ver lista de reproducción completa

Con su motor de 88 kW (120 cv) y sus 280 km de autonomía (NEDC) supera ligeramente al Nissan Leaf de 30 kWh en prestaciones y autonomía, pero con una batería ligeramente menor: 28 kWh. Esto demuestra que Hyundai ha desarrollado un coche más eficiente, lo cual se agradece. Aprovecho para recordar que el Director de Vehículos Ecológicos de Hyundai, ha confirmado que para el año 2018 el IONIQ eléctrico recibirá una mejora que aumentará su autonomía por encima de los 320 kilómetros...ya veremos.

El exterior ya supone una primera sorpresa agradable: es un coche normal. Esto parece un comentario algo absurdo, pero es que acostumbrados a los diseños cuanto menos extravagantes (algunos dirán que más feos que pegar a un padre) de la mayoría de los eléctricos, se agradece que alguien haya decidido seguir la senda de los pocos que apuestan por diseñar un coche eléctrico que parezca eso mismo: un coche.

Y el interior además nos regala un diseño atractivo, materiales de buena calidad tanto al tacto como a la vista, con abundante uso de plásticos blandos, y muy buenos ajustes. Todo ello transmite una agradable sensación de calidad, de coche bien hecho y bien diseñado. Mini-punto para el IONIQ. En nuestra primera prueba del Hyundai IONIQ híbrido tienes más información sobre el interior y exterior.

El maletero del Hyundai IONIQ eléctrico

Por otra parte, si echamos un vistazo al maletero veremos que tiene una capacidad de carga correcta, con 350 litros hasta la bandeja, 455 litros hasta el techo y 1410 litros con los asientos traseros abatidos. Suficiente para un uso normal, pero tampoco es nada del otro mundo.

Un nivel de equipamiento a destacar

Quisiera destacar su nivel de equipamiento, en concreto me ha llamado la atención el sistema “Advanced Smart Cruise Control” de Hyundai que permite mantener la distancia al vehículo precedente sin necesidad de tocar los pedales, que funciona muy bien. Además sigue funcionando tras la detención total, lo cual es idóneo para moverse en los aburridos atascos de para y arranca en cuidad.

Por si esto fuera poco, el IONIQ también incluye el sistema de asistencia “Lane Departure Warning System” con “Lane Keep Assist” (LKAS) que avisa acústicamente cuando se circula sobre las líneas de los carriles y corrige por el conductor la trayectoria del vehículo, girando el volante. Un poco como el famoso sistema “Autopilot” de Tesla, pero sin estar pensado para controlar la dirección del coche de manera totalmente autónoma.

Salpicadero y consola central del Hyundai IONIQ Eléctrico

Podría extenderme mucho más hablando de los demás sistemas que tiene el IONIQ, como la integración del smartphone activando sus funciones de música, telefonía y navegación, su sistema de carga inductiva para teléfonos móviles, los servicios de conectividad telemáticos con activación remota (a través de una APP) de la climatización, búsqueda de destinos a través de Google, apertura y cierre remotos, localización del vehículo, asistencia en carretera (sistema Blue Link), etc.

El sistema multimedia muestra información muy completa sobre el consumo de energía, estado de la batería, autonomía, potencia utilizada por los diferentes sistemas del vehículo, energía almacenada en la batería durante el proceso de carga, etc. Todo lo que un pionero de los vehículos eléctricos, ávido de información, puede desear.

Detalle de la informaciones que ofrece el sistema multimedia

Hyundai IONIQ Eléctrico: primeras impresiones

Me pongo al volante y me dispongo a probarlo en carretera. El display del velocímetro es realmente muy completo y está muy bien diseñado, proporcionando toda la información necesaria para conducir un vehículo eléctrico de manera clara y concisa. La pantalla de la consola central, que es táctil, me resulta familiar, y más tarde caigo en la cuenta de que es porque tiene los mismos menús que Kia, menús que ya conozco de cuando tuve la ocasión de probar un Soul EV.

Piso el freno, pulso el botón start, y acelero. A probar el IONIQ eléctrico en las exigentes condiciones de conducción del invierno noruego que voy, con temperaturas entre -2 y -8 grados, mucho más frío que en España.

Lo primero que me llama la atención es la potencia de la frenada regenerativa. Tan potente como la de Tesla, o algo más incluso, aunque no llegue a los niveles de un BMW i3 (que llega a detener por completo el vehículo). A mí me encanta conducir utilizando sólo el pedal del acelerador, sin tener que pisar el freno salvo que te peguen un susto con algún imprevisto.

Primeras impresiones con el Hyundai IONIQ eléctrico

En un enchufe convencional la batería se cargará al 100% en 9 horas

Sólo los eléctricos con una potente frenada regenerativa (de unos 60 kW) te permiten frenar suficientemente con sólo levantar el pie del acelerador, y este modelo es ciertamente uno de ellos.

Pero para quien no le guste mucho este tipo de conducción y prefiera pisar el pedal de freno para desgastar pastillas y discos, desperdiciando energía en forma de fricción y calor (nótese la crítica hacia ese estilo de conducción), el Ioniq te permite configurar con las levas que tiene detrás del volante sus 4 niveles de frenada regenerativa.

De las prestaciones no hay mucho que destacar, y quiero decir con esto que no son espectaculares, pero en absoluto es una crítica o algo negativo. Sus 120 cv le permiten acelerar dignamente de 0 a 100 en 9,9 segundos, alcanzando una velocidad punta de 165 km/h. Eso sí, lo que cabe destacar son las excelentes recuperaciones y su aceleración de 0 a 50 km/h, ya que por la entrega instantánea de sus 295 Nm de par motor, como todos los eléctricos, sale disparado al más mínimo roce del acelerador, sin necesidad de perder tiempo en cambiar de marchas para obtener el mejor régimen de vueltas.

Hyundai IONIQ eléctrico, detalle del enchufe

El IONIQ 100% eléctrico te transmite aplomo, agarra muy bien en curvas y en cambios de apoyo gracias a unos ajustes firmes, pero sin sacrificar el confort. Es decir, no se nota que por ser eléctrico estemos renunciando a "algo", en lo que a dinámica de conducción se refiere.

Este modelo ofrece tres modos de conducción:NORMAL, ECO y SPORT, las principales diferencias entre ellos son principalmente la manera de entregar la potencia, y la potencia máxima entregable. En modo ECO obviamente se entrega menos y de manera más suave, lo que reduce el consumo (30 NM menos) . Y en modo SPORT todo lo contrario (aumenta 30 NM hasta un máximo de 295), al diablo con el consumo, ¡queremos toda la chicha disponible y ponerse a 100 en menos de 10 segundos!

En las plazas traseras pueden ir 2 adultos con total comodidad, incluso gente de 1,9 metros de estatura. Ahora bien, como en casi todos los coches, si lo que queremos es ir 3 en las plazas traseras, hay que ser muy buenos amigos o tener mucho interés unos por otros.

Un consumo realmente espectacular

Pero de la prueba de conducción sin duda lo que hay que destacar es su excelente consumo. A pesar de las exigentes condiciones del invierno noruego, que hacen temblar cualquier vehículo eléctrico, Tesla incluido, este Hyundai IONIQ ha consumido 18 kWh de media a los 100 km.

Esa es una cifra realmente espectacular teniendo en cuenta que durante toda la prueba hemos estado en temperaturas negativas, llegando a rozar los 10 grados bajo cero. Para que sirva de referencia, en las mismas condiciones en las que probé este modelo, un Nissan Leaf de 2016 con batería de 30 kWh consume unos 22 kWh, casi un 20% más que el Coreano.

En la práctica podremos recorrer unos 200 km aproximadamente

La frenada regenerativa es muy potente y configurable desde las levas

Este excelente consumo en invierno, algo que Hyundai consigue gracias a la tecnología de polímeros de litio de su batería y gracias a una gestión de la temperatura de la misma (calefactada y refrigerada por líquido) me permite afirmar que obtener consumos inferiores a 14 kWh en España será lo normal, de manera que la autonomía real se situará en 200 km o más con una carga completa de su batería de 28 kWh.

Hablando de la batería, es una pena que Hyundai lance este coche tan bien hecho y con tan buenas cualidades dinámicas y de conducción equipándolo sólo con 28 kWh, en un momento en el que están a punto de asomar el morro por Europa el Opel Ampera-e con 60 kWh de batería, el Tesla Model 3 que promete 345 km de autonomía real, y cuando ya tenemos a Renault vendiendo un ZOE de 40 kWh. Todos estos coches nos brindarán autonomías reales bastante superiores a la del modelo que estoy probando. Es curiosa la apuesta de Hyundai por una batería de sólo 28 kWh en 2017.

Para cargar su batería, el Hyundai IONIQ eléctrico tiene un cargador de a bordo con una potencia máxima de 6,6 kW, lo que significa que se puede cargar en un enchufe doméstico estándar con el cable de serie, lo que nos llevaría un máximo 9 horas para cargar de 0 a 100% la batería, o bien con el cable específico que Hyundai recomienda, instalando un cargador de pared (wallbox) de 7 kW en el aparcamiento habitual, y así se puede efectuar una carga completa en 4 horas y media como mucho.

Interruptores para cambiar de marcha y ajustar calefacción de asientos

Además de estos dos modos de carga lenta, este modelo dispone de un conector SAE Combo que le permite cargar en 30 minutos hasta el 80% de la capacidad de la batería usando un cargador rápido de 50 kW, lo cual resulta muy útil para poder para viajar.

Conclusiones

Lo que más me ha gustado son las sensaciones de conducción, tanto por la entrega instantánea de potencia y por la potente frenada regenerativa como por el excelente rendimiento de su batería. Y cabe también destacar su nivel de equipamiento y sus calidades de acabados. Lo que menos me ha gustado es la capacidad de la batería, que parece muy escasa para los tiempos que corren en el mundillo de los eléctricos.

Teniendo en cuenta la oferta actual de coches eléctricos en España, el que tenga mucho dinero debe ir sin duda a por un Tesla. Sin embargo el común de los mortales deberá descartar esa marca, y de los eléctricos que quedan se podría destacar el BMW i3 por prestaciones y placer de conducción eléctrica. Pero con el BMW también hay muchas limitaciones, en parte por sus 4 plazas y su escaso maletero, y en parte por lo peculiar de su diseño que hace que no acabe de entrar por los ojos a muchos. Dicho esto, veo el Hyundai IONIQ como el mejor eléctrico del mercado en este momento, por encima de todas las demás alternativas que tenemos a día de hoy.

Si no circulas más de 200 km diarios y tienes un punto de carga este es sin duda un excelente vehículo eléctrico para tí, probablemente el mejor a día de hoy en el mercado para su precio y características.

Lo que hace a este modelo más atractivo que sus competidores es principalmente que estéticamente es un coche normal, no un engendro raro. Además tiene buen tamaño, ni muy grande o muy caro (Tesla Model S y Model X), ni muy pequeño (Renault ZOE). Su nivel de equipamiento y calidad de acabados es realmente sorprendente.

Es un coche que está muy bien hecho, con buenas prestaciones, muy buena frenada regenerativa y un excelente sistema de gestión de la batería que proporciona excelentes cifras de consumo y autonomía. Enhorabuena Hyundai por el IONIQ eléctrico, ahora solo falta que lo equipéis con una batería de mayor capacidad.

El Hyundai IONIQ nos ha dejado muy buen sabor de boca

Noticias relacionadas

Prueba Hyundai IONIQ eléctrico: de lo mejor que he probado
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto