• Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5

Prueba KIA ProCeed, para familias con estilo (con vídeo)

KIA apuesta por ofrecernos algo diferente. Los coreanos no creen que los conceptos de practicidad y habitabilidad tengan que ir separados del diseño. Así nos lo muestra en su último modelo presentado, el KIA ProCeed, el cual ya hemos podido probar.

La vida de KIA es una vida acelerada. La mayoría de fabricantes que hay en la actualidad cuentan con una larga historia a sus espaldas. Sin embargo este no es el caso de KIA. Los coreanos han hecho en la mitad de tiempo lo que a algunos fabricantes les ha costado un siglo. No fue hasta finales de los 90 cuando la marca llegó a Europa, y hasta 2004 no llegó la división española. Es decir que no hace ni 15 años que podemos comprar un coche de KIA en un concesionario español. 

Todos nos acordamos de aquellos primeros coches que llegaron a nuestro país, modelos como el Sephia, el Pride o las primeras generaciones del Sorento y el Sportage. Todos ellos destacaban por ser exóticos, diferentes, de precio asequible y de dudosa calidad de acabados.Sin embargo en estos años la marca coreana más que pasitos ha ido dando saltos hasta convertirse en lo que es hoy en día. De hecho muchos de sus modelos ocupan los primeros puestos en ventas y algunos de ellos son diseñados por y para el mercado europeo. Este es el caso de su último modelo presentado el KIA ProCeed, a cuya presentación internacional he podido acudir.

Seguro que alguno de vosotros está pensando que la denominación ProCeed no es nueva ni en KIA ni en el Ceed, y lleva toda la razón. En la anterior generación del compacto ya hubo una versión que utilizaba este nombre. Era la versión de tres puertas. Sin embargo dado que la industria se está deshaciendo de este tipo de carrocerías, KIA ha decidido emplear esa denominación para una nueva versión.

Tras alargar el techo, el voladizo trasero y bajar la altura 43 mm, el Ceed se convierte en un ProCeed

Pero ¿en qué se diferencia el ProCeed de un KIA Ceed normal y corriente? Pues si lo miramos completamente de frente, la verdad es que en poco o mejor dicho, en nada. Desde ese ángulo parece que estamos ante un Ceed GT Line, mismos faros, mismo capó, misma parrilla y mismo parachoques. Sin embargo si vamos girando la vista rápidamente nos damos cuenta dónde está la diferencia con el compacto, la terminación de la parte trasera, que tiene una forma clara de Shooting Brake.

Haciendo un pequeño inciso, decir que esta denominación no es para nada nueva, se empezó a emplear hace más de 100 años, a principios del siglo XIX. En aquella época se consideraba un brake a un coche tirado por caballos. Y dado que el término es inglés y que el deporte favorito de las clases altas británicas era la caza, el término Shooting Brake se acuñó para denominar a esos carros tirados por caballos especialmente diseñados para practicar tan burgués entretenimiento.

Siguiendo con el KIA ProCeed vemos como se ha modificado el coche a partir del pilar B. La línea de techo se ha extendido claramente al igual que el voladizo trasero. Gracias a esto se ganan 30 centímetros, y todos ellos van destinados a aumentar el volumen del maletero que crece hasta los 594 litros de capacidad mínima. Es un dato muy próximo al que ofrece el KIA Ceed Sporstwagon y es que en realidad ambos coches tienen el mismo significado, lo único que en este caso se apuesta más por el diseño y por desviarse del tradicional aspecto de una ranchera.

Visto completamente de frente el ProCeed no se diferencia en nada de un Ceed

Como ya digo, el ProCeed busca ofrecer la misma practicidad y habitabilidad del Sporstwagon pero con un diseño más atractivo y estilizado gracias a detalles como los faros unidos por esta franja, tal y como hace el KIA Sportage, o gracias a nervaduras tan marcadas en el parachoques inferior que deja al aire dos salidas de escape. El único problema que veo es que tanto diseño ha afectado a la forma del portón del maletero, que se me antoja algo pequeño a diferencia de su hermano ranchera. A pesar de ello solo hay seis litros de diferencia entre el uno y el otro en lo que a capacidad de maletero se refiere.

Como todos sabemos KIA apuesta por ofrecer un aspecto más deportivo en todos sus modelos, pero a diferencia de la mayoría de ellos el ProCeed solo será ofertado con el paquete más alto de todos, el GT Line. Gracias a ello tendremos un estilo más afilado y detalles propios como los juegos de llantas que en el peor de los casos será de 17 pulgadas. Por encima de este nivel solo tendremos el ProCeed GT, que además de incrementar la caballería del motor aumentará el nivel de equipamiento y el tamaño de las llantas hasta las 18 pulgadas.

Las diferencias claras se acaban una vez abres la puerta y entras al interior. Al derivar de un Ceed el ProCeed no muestra ninguna diferencia con respecto a este. Tampoco es algo que pueda criticar ya que me gusta la forma en la que KIA ha diseñado y fabricado el habitáculo de su compacto. Los materiales están bien elegidos, con calidad de acabados y con una buena sensación al tacto en la mayor parte del interior. Algo que ya destaqué meses atrás cuando probé por primera vez la nueva generación del Ceed

Dado que el ProCeed solo será ofertado en las versiones tope de gama, el equipamiento de serie será muy alto. Caben destacar una gran cantidad de elementos, como la pantalla flotante del salpicadero, que ofrecerá un tamaño mínimo de 7 pulgadas, el navegador, la conexión Android Auto y Apple Car Play, cargador inalámbrico, conexiones USB y auxiliares, tapicería de piel, asientos delanteros y traseros calefactables, reglaje eléctrico del asiento del conductor, faros Full LED, cámara de aparcamiento, park assist y sensores de 360º.

El interior está muy bien resuelto. Buenos materiales y equipamiento más que de sobra

A todo esto debemos sumar por supuesto un largo equipamiento de asistentes a la conducción y de seguridad activa y pasiva que hacen del ProCeed un coche autónomo de nivel dos. Esto quiere decir que contamos con diferentes ayudas que incrementan la seguridad y facilitan la conducción, tales como el control de crucero, el indicador del ángulo muerto, la detección de obstáculos y el asistente de mantenimiento de carril.

Si bien el equipamiento y la calidad son más que correctos, en esta versión nos interesa el espacio. Dado que estamos ante un coche supuestamente familiar, lo más importante es la habitabilidad. Tomando como referencia el Sportswagon puedo decir que en la segunda fila de asientos dos pasajeros podrán viajar con mucha comodidad tanto por el espacio que se ofrece para las piernas como para la cabeza, aunque esta cota no es tan alta como en la ranchera ya que la línea del techo es más baja. Un tercer pasajero hará que todos viajen mucho más estrechos, por lo que esta plaza solo es recomendable para personas delgadas o para desplazamientos cortos.

Aunque ya he hablado del maletero, decir que ofrece un espacio muy bueno y aprovechable. Las medidas son correctas y sobre todo las formas que presenta, que al ser tan rectangulares facilita el reparto de la carga. Obviamente el tamaño puede crecer considerablemente hasta los 1.545 litros si abatimos la segunda fila de asientos. Como ya he dicho antes, pena de la boca de carga, que es algo estrecha, aunque debo reconocer que la altura es óptima ya que facilita tanto la entrada como la salida de los objetos sin esforzarse demasiado.

El portón del maletero descubre un tamaño muy generoso y aprovechable

En lo que a mecánicas se refiere, el ProCeed será capaz de mostrar el mismo abanico de motores que el resto de sus hermanos. La gama estará compuesta por motores diésel y gasolina con tres y cuatro cilindros. La potencia de salida se sitúa en los 120 caballos llegando a un máximo de 204 si hablamos del KIA ProCeed GT. Dichas mecánicas podrán asociarse a cajas de cambio manuales de seis velocidades, y solo algunas de ellas tendrán opción de hacerlo con una transmisión automática de siete relaciones y doble embrague. En todos los casos la potencia será destinada al eje delantero.

Prueba KIA ProCeed

Cuando probé por primera vez el nuevo Ceed destaqué dos detalles. Uno fue la mejora de la conducción y la otra fue la mejora en el aplomo del coche. Una vez iniciamos la marcha descubrimos que estamos ante un coche más maduro, mejor fabricado, con una calidad de rodadura mayor que otorga unas sensaciones mejores que en el pasado. En todos estos términos el ProCeed es exactamente igual ya que emplea la misma plataforma que el resto de sus hermanos, por lo que no cambia mucho en lo que a conducción se refiere.

El KIA ProCeed es único en su especie. No hay otro compacto con aspecto de Shooting Brake a la venta en nuestro mercado

Tras haber probado gran parte de la gama, decir que la versión tricilindrica no resta de ser interesante, pero sí que es cierto que dado que solo contamos con 172 Nm de par en algunos momentos puede quedarse corto. Sobre todo si circulamos muy cargados o por un puerto de montaña dado que contamos un sobre peso de 63 kilos con respecto al compacto de cinco puertas. También decir que esta versión es la única que no tendrá acceso a la caja de cambio de doble embrague DCT de siete velocidades que antes mencionaba. Esta opción es más recomendable para aquellos que realicen trayectos diarios fáciles y que quieran bajar los consumos.

Si buscamos un familiar de diseño diferente y alto rendimiento tendremos que echar mano del ProCeed GT. En este caso se emplea un motor turboalimentado de gasolina con 1.6 litros de cilindrada que desarrolla un total de 204 caballos. Obviamente estamos ante la versión más sobrada de todas en lo que a potencia se refiere, pero también en conducción. El chasis es capaz de hacer frente a ese rendimiento extra, pero aunque resulte muy tentador esta no es para mí la opción más recomendable de todas por muy bien que vaya.

La forma de Shooting Brake le queda genial y resulta muy llamativo

De entre todas las opciones consideradas yo me quedo con la versión de gasolina de 1.4 litros y 140 caballos. Para mí es la opción más equilibrada de todas las presentes por lo mucho que ofrece y por su excelente relación potencia/prestaciones. La potencia es la correcta y en ningún momento se echa en falta algún caballo extra. De hecho en muchas ocasiones parece tener más de los anunciados en la ficha técnica. También debo decir que si buscamos un mayor confort mejor el cambio de doble embrague, aunque el manual no va nada mal, tal y como dejé claro en la prueba del KIA Ceed 1.4 T-GDi de 140 caballos.

En ruta, en marcha, el ProCeed y el Ceed apenas se diferencian en sensaciones. Lo único que podamos notar es un tarado algo más duro en las suspensiones traseras ya que estas se tienen que enfrentar a un sobrepeso de algo más de 60 kilogramos. Sin embargo el conjunto está muy bien resuelto y no afecta en exceso a la calidad de rodadura que sigue siendo muy superior a la del pasado. Solo notaremos que la suspensión va endurecida cuando nos enfrentemos a un bache. En ese caso se nota que el rebote es algo más seco e incómodo que en el caso del compacto, pero no tanto como cabría esperar.

Dinámicamente hablando el ProCeed es capaz de soportar un trato y unas condiciones difíciles. Es rápido en los cambios de dirección, aunque el volante tiende a estar sobreasistido en exceso. Un mal endémico al que poco a poco nos vamos acostumbrando. La diferencia de peso apenas es notable al hacer una conducción más dinámica, los frenos actúan perfectamente y a no ser que entremos en un circuito buscando la décima de segundo en lo que a sensaciones se refiere el ProCeed es muy similar al compacto.

Las opciones de cambio son buenas. El DCT ofrece más comodidad y rendimiento, aunque es más caro

Mi apuesta por la gasolina también va enfocada a que ofrece un mejor confort de marcha y una mayor calidad de rodadura. El motor es muy silencioso y apenas se deja notar cuando estamos al ralentí o circulamos a baja velocidad. Solo en los momentos de fuerte aceleración se eleva la rumorosidad, pero aun así sigue siendo destacable el bajo ruido que ofrece. También debo hablar de consumos. Tal y como anuncia oficialmente KIA este bloque será capaz de conformarse con apenas un gasto medio de 5,7 litros a los 100 kilómetros. 

Si buscamos la opción más eficiente en lo que a consumo de combustible se refiere lo mejor es echar mano de la variante 1.6 CRDi de cambio manual. Oficialmente es la mejor posicionada con un gasto medio de 3,9 litros por cada 100 kilómetros recorridos. En el lado opuesto de la balanza encontramos al ProCeed GT que eleva el gasto medio hasta los 6,8 litros a los kilómetros. Si versiones electrificadas es lo que queremos, decir que en el caso del ProCeed no hay nada confirmado por el momento, aunque a lo largo de este año deberían aparecer en el Ceed normal.

En lo que a precios se refiere, una vez más KIA apuesta por ofrecer mucho a un precio contenido. Obviamente no estamos hablando del precio de aquellos primeros modelos que desembarcaron en España, pero siguen siendo muy atractivos. El precio de partida del KIA ProCeed se sitúa, sin descuentos, en los 28.750 euros. En el caso del ProCeed GT, el tope de gama, la oferta arranca en los 33.700 euros. Mucho coche por ese precio.

El ProCeed no tiene rival en la actualidad, siendo el único compacto con forma de Shooting Brake

Conclusiones

Una vez más KIA apuesta por ofrecernos algo diferente. El concepto de compacto Shooting Brake no es algo nuevo pero sí raro de ver. La mayoría de marcas apuestan por ofrecer unas formas más tradicionales para las versiones más familiares. Sin embargo en este caso KIA va un paso más y deja claro que el diseño y la habitabilidad no tienen por qué estar reñidas. El ProCeed presenta un aspecto muy atractivo, sobre todo la trasera, sin por ello comprometer las características típicas de todo familiar

Entre sus puntos fuertes destaca el diseño, obviamente, pero también cuenta con una buena habitabilidad, un amplio equipamiento y una conducción muy bien resulta. Cuesta ponerle pegas a este producto, pero diría que es una pena que la boca de carga del maletero no sea más amplia y que solo esté disponible para los niveles de equipamiento más altos. A fin de cuentas no todo el mundo puede tener acceso a ellos. Su producción ya ha arrancando en la planta de Eslovaquia y los concesionarios ya aceptan los primeros pedidos, aunque las primeras entregas se retrasarán hasta el mes de marzo.

Nota: 8.5

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto