¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Prueba Kia XCeed 1.0 T-GDi, la ciudad como campo de batalla

    22
    Analizamos el Kia XCeed junto a la motorización de entrada

    Le echamos el guante a la motorización de entrada a la gama XCeed. Su mecánica de tricilíndrica de gasolina y apenas 1 litro de cubicaje es capaz de emanar 120 CV y 172 Nm de par máximo pero, ¿será más que suficiente para el día a día?. Junto al acabado Emotion, el más alto del catálogo, la simbiosis puede ser muy correcta.

    Todos somos conscientes que el mundo de los SUV se está comiendo la práctica totalidad del pastel. No hay más que echar un vistazo a lo que las ventas mundiales nos presentan, un claro ascenso de este tipo de vehículo en los últimos años, pero también podremos apreciar como ha nacido un nuevo tipo de coche, un segmento que quedaba vacío hasta no hace mucho y el cual ha demostrado ser todo un portento. Por supuesto estoy hablando de los crossovers, esos coches derivados de (por lo general) compactos, pero con unos ligeros apéndices que hacen que su estética se vea más campera, más aventurera.

    Su posicionamiento natural es una alternativa algo más off-road que los compactos de los que derivan, aunque sus capacidades no son de todoterreno ni mucho menos, pero sí en, al menos, su apariencia. Una suspensión unos centímetros más elevada o unos embellecedores de plástico negro a modo de protectores, son toda la receta que un coche de este tipo necesita para ser un auténtico crossover, y en la práctica totalidad de las marcas encontramos algún modelo en su catálogo, pero en esta ocasión nos centraremos en uno en concreto: el Kia XCeed.

    La estética puede presumir de una gran robustez

    Derivado directo del Kia Ceed de 5 puertas, al igual que su hermano más familiar y de aspecto shooting brake, el Proceed, el XCeed, es la variante más capaz (al menos estéticamente) de la gama del compacto coreano. Pero, ¿de verdad es tan capaz como su aspecto sugiere?. Realmente no. Es cierto que como hemos mencionado, tiene unas suspensiones algo más elevadas (42 milímetros más que el Ceed), lo que sí le permite tener algo más de distancia al suelo y esquivar piedras y baches más acusados, pero no incorpora ninguna opción 4x4, lo que lo sitúa es una posición no excesivamente ventajosa con respecto a un compacto al uso a la hora de salir del asfalto. ¿Entonces qué tiene el XCeed para ser un modelo muy bien aceptado?.

    Diseño exterior sobre musculado

    En primer lugar: su diseño. Es un crossover, y eso gusta. Ya hemos mencionado anteriormente lo bien aceptados que están los SUV en este mercado actual, aunque este XCeed no entra dentro de la denominación como tal, sí que tiene un aspecto más campero. Pero no solo es en su faceta aventurera gana adeptos el XCeed, ya que su diseño ha sido muy logrado y diferenciado notablemente de sus hermanos de gama.

    Para empezar, el frontal es completamente nuevo. Adopta unos grupos ópticos alargados y con la firma lumínica de cuatro puntos que ya caracteriza a los modelos de la familia. También encontramos cambios considerables tanto en la parrilla que ahora adopta un nuevo diseño, aunque sigue respetando los trazos clásicos de la llamada tiger nose. El parachoques frontal también ha sido pasto del rediseño, tomando un claro enfoque más robusto, con unas decorativas zonas en color negro y gris, así como una parte que acoge los faros antinieblas unidos a la parrilla central por una lama decorativa en tono cromado.

    Aunque el frontal ha sido rediseñado, conserva la denominada Tiger Nose como sello de identidad

    La parte trasera, probablemente sea donde más ha dejado ver la intensidad de la diferenciación con respecto a sus hermanos, con una zaga completamente nueva, pero sobre todo, muy musculada. Encontramos un diseño sin rectas aristas ni nada parecido, todo o casi todo, es redondeado y bien remarcado, lo que probablemente potencie la anchura del coche, pareciendo aún más gordote de lo que es en realidad. Finalmente, unos faros más delgados y estilizados ponen la guinda final. Y sí, las “salidas de escape” son meramente decorativas.

    Sus medidas exteriores son 4,40 metros de longitud, 1,83 metros de anchura y 1,48 metros de alto. Como vemos, sus cifras no son para nada exageradas, pero el propio diseño garantiza una imagen muy robusta, a pesar de sus cotas sin estridencias. Es 7 centímetros más largo que el Ceed de 5 puertas, y 206 milímetros más corto que el ProCeed.

    Un interior más que correcto

    Estas medidas que acabo de mencionar no hacen si no verificar su mejora de espacio interior. Vemos como es algo más voluminoso que el Ceed de 5 puertas, cosa que se traduce directamente en un maletero con más capacidad de carga, 426 litros en el XCeed con respecto a los 395 litros del Ceed de 5 puertas. En el momento que necesitemos de más capacidad su fila de asientos trasera se abate en una proporción 40:20:40 y puede llegar a un volumen máximo de 1.378 litros.

    Su maletero tiene una capacidad de 426 litros y 1.378 litros si abatimos la fila de asientos trasera

    Pero pasemos a la habitabilidad de sus asientos. La fila delantera tiene un espacio más que correcto, siendo regulables en altura, longitud e inclinación. Estas regulaciones se llevarán a cabo de manera manual salvo que hayamos escogido en el momento de la adquisición el Pack Premium (+3.100 euros) o el Pack Yellow (+2.400 euros), dentro del acabado Emotion los cuales integran las regulaciones electrónicas y función memoria para el conductor.

    Ambos asientos acogen más que bien en todas las situaciones y desde cualquiera de ellos podremos manejar con soltura la pantalla multimedia central, ya que, aunque se encuentra ligeramente enfocada al conductor este ángulo es minúsculo y tiene una perfecta visión y utilización desde toda la fila delantera.

    Y ya que mencionamos la generosa pantalla multimedia central de 10,25 pulgadas, la cual tiene tecnología táctil y una fluidez más que notable. Esta se incluye de serie en los acabados más altos, en cambio, si escogemos los modelos de entrada encontraremos una pantalla monocromática de 5 pulgadas o una táctil a color con 8 pulgadas, siempre dependiendo del nivel escogido. La que hoy monta nuestra unidad tiene el denominado UVO Connect, una conexión completa a la red a través de una eSIM con lo que nos permite tener información completa sobre el tiempo o el tráfico. También cuenta con Apple CarPlay y Android Auto.

    La gran pantalla de info-entretenimiento protagoniza gran parte del salpicadero

    Además de esta generosa pantalla central, es posible equipar nuestro XCeed con una instrumentación completamente digital de 12,3 pulgadas. Este utensilio queda reservado para el menú de extras y además de este es posible escoger entre otros dos tamaños, uno de 3,5 pulgadas y otro con 4,2 pulgadas. Para ambos últimos, la mencionada pantalla vendrá en forma de pequeño monitor central entre los dos indicadores de la velocidad y las revoluciones, ambos analógicos.

    Los huecos porta objetos también los encontramos por doquier: en los paneles de las puertas, a lo largo de la consola central, bajo el módulo del aire acondicionado (donde se ubica la carga inalámbrica para nuestro smartphone) o bajo el reposabrazos central. Su utilidad y practicidad es más que sobrada.

    Pero continuando con la habitabilidad para sus ocupantes, en la fila de asientos trasera no iremos cortos de espacio en ningún momento. Bien es cierto, que el espacio para la cabeza se ha visto reducido si continuamos comparándolo con el Ceed de 5 puertas, esa caída del techo más cercano a un coupé es el culpable. Aún así, personas de estatura media-alta no deberían tener ningún problema por falta de espacio.

    En las filas traseras encontramos una muy buena habitabilidad

    Si nos metemos en el terreno del espacio para las piernas es exactamente el mismo que encontramos en el compacto. Una habitabilidad más que correcta para sus ocupantes. Pero como sucede en la mayoría de casos, el asiento central mejor será dejarlo para ocasiones puntuales o para trayectos de corto recorrido, ya que tres personas sí que echarán de menos algunos centímetros extra en la anchura del XCeed.

    Acabados y motorizaciones

    Dejando a un lado las presentaciones básicas del modelo, es el momento de entrar a comentar los diferentes acabados y sus correspondientes motorizaciones. En primer lugar y como entrada a la gama, tenemos el acabado Concept, el cual podremos escogerlo con la motorización de gasolina 1.0 T-GDi de 120 CV o con el diésel 1.6 CRDi de 115 CV. Es un acabado que aunque no goza de grandes estridencias, sí que incorpora de serie un buen número de útiles tales como los faros LED tanto delante como detrás, volante y palanca de cambio en acabado piel o control de crucero.

    Seguidamente el acabado Drive, el cual incorpora al catálogo, además de las dos motorizaciones de entrada mencionadas anteriormente, el motor de gasolina 1.4 T-GDi de 140 CV y el diésel de 136 CV, los cuales también encontraremos en el siguiente acabado denominado Tech.

    El pequeño motor tricilíndrico con 1 litro de cubicaje y 120 CV de potencia

    Finalmente y como acabado más avanzado encontramos el Emotion, junto al que podremos escoger cualquier motorización y además una de gasolina con mayor potencial, el cual llega hasta los 204 CV a través de un motor 1.6 T-GDi. En este acabado además de todo lo que incorpora de serie, podremos optar por montar el Pack Premium o el Pack Yellow, los cuales nos darán un toque extra de gadgets y, en el caso del último, un color amarillo para el exterior que también podremos encontrar en diferentes detalles del interior como la consola central o las costuras de los asientos.

    Prueba de conducción

    Pero llega la hora de saber qué tal se desenvuelve el bueno del XCeed en todo tipo de vías. Para empezar, decir que nuestra unidad monta el motor de gasolina de entrada, el 1.0 T-GDi de 120 CV y la caja de cambios manual de 6 velocidades. Una combinación que de primeras debería ser más que interesante para la mayoría de compradores pero, ¿cumplirá con las expectativas?. Vamos a comprobarlo.

    En primer lugar, llama especialmente la atención que después de ver su robusta estética, en su interior no tenemos la sensación de llevar un coche especialmente alto, a pesar de sus más de 4 centímetros extras con respecto a su hermano compacto, ya que si imaginamos que vamos circulando en un Ceed de 5 puertas, podríamos no estar usando tanto la imaginación como podríamos llegar a pensar, tan solo al ver los nervios situados sobre el portón del capó podría llegar a ver diferencias, pero como digo, a pesar de ser un coche de estética campera, no lo sientes distinto a un compacto al uso, esto implica directamente un desenvolvimiento muy bueno por las grandes y colapsadas ciudades.

    El Kia XCeed tiene un desenvolvimiento excelente en las vías urbanas

    La mecánica tiene un comportamiento más que bueno en rondas urbanas, donde las aceleraciones y exigencia de prestaciones no son algo constante, de hecho este pequeño motor es idóneo para terrenos urbanos, ya que tampoco se disparan sus consumos estableciendo una media de 6 litros en entornos mixtos. Un dato más que correcto.

    Pero sin salirnos de los entornos urbanos debemos hacer hincapié en que la destreza del XCeed es más que buena, tiene una dirección que transmite bien todo lo que pasa más allá de nuestro volante, el cual tiene unas medidas perfectas, tanto en diámetro como en el grosor. La caja de cambios es muy directa y bien comunicativa, de hecho ya es una vieja conocida para nosotros puesto que la hemos podido probar en otros modelos de la marca.

    El caballo de batalla de este Kia XCeed es su comedido consumo de combustible y una dinámica realmente notable

    Aunque ahora tenemos que ponerle las cosas difíciles al XCeed y sacarlo de las grandes urbes para exponerlo al mundo exterior y a las grandes autopistas. Debo decir que el consumo de combustible me ha sorprendido gratamente ya que por autopista es muy normal ver el contador por debajo de 6 litros, de hecho, en una media de consumos realizados por estos tramos, sacamos una media de 5,4 litros algo más que correcto para esta motorización que no está tan pensada para la realización de largos viajes.

    La gran pantalla de 10,25 pulgadas posee conexión Android Auto y Apple CarPlay

    Y es precisamente por esto último donde podemos achacarle algo al 1.0 T-GDi, y es que su empuje no es nada acusado, de hecho, echamos de menos un poco más de impulso puesto que sus 120 CV rinden bien en una zona media del contador de vueltas, en el momento en el que estires algo más sus marchas encontrarás como dice el refrán “mucho ruido y pocas nueces”. El rendimiento óptimo empieza una vez crucemos la barrera de las 2.000 revoluciones hasta aproximadamente las 4.200, aunque es a partir de las 1.500 revoluciones cuando sus 172 Nm de par comienzan a hacerse patentes, no es hasta las 2.000 cuando podemos sacarle todo el partido a su potencial. Pero si nos preocupa la sonoridad del motor, no es una mecánica especialmente ruidosa, ya que al interior apenas llega algo de rumorosidad sólo cuando superamos un cierto régimen alto de vueltas. En condiciones de circulación normal no serán especialmente apreciables sus 3 cilindros.

    Pero todo lo que echamos en falta en el empuje, el XCeed sabe contrarrestarlo con una dinámica más que buena. A pesar de sus 4 centímetros por encima del Ceed de 5 puertas, no tenemos acusadas inercias y grandes oscilaciones en las curvas, de hecho podríamos decir que la dinámica es uno de sus grandes caballos de batalla. Además de esto, sus suspensiones tienen un tarado más que correcto, pues no son especialmente blandas como para darnos balanceos en curva, ni especialmente duras para hacer de nuestro viaje un auténtico dolor de espalda. Como he dicho, tienen la fijación idónea para tener un trayecto agradable en todos los sentidos.

    Ciertamente, teniendo esta buena dinámica en todos los sentidos a pesar de dotarnos de una aceleración algo más comedida, echamos de menos poder seleccionar entre varios modos de conducción, lo cual haría mejor la dinámica en ciertos casos y también podría mejorar la aceleración del mismo. La capacidad de frenada es bastante buena en todos los ámbitos, por lo que esto es algo de lo que no debemos preocuparnos especialmente. Por último, aunque su visibilidad es más que notable en todos los puntos, la acusada caída del techo hace que la visión a través del espejo retrovisor interior no sea de las mejores, pero en ningún momento sentiremos que nos falta campo de visión hacia la zona trasera

    La línea lateral delata la acusada caída del techo, dándole ese leve toque coupé

    Conclusión y precios

    Como conclusión a esta prueba, debo decir que el XCeed me ha sorprendido mucho y para bien, en todos los sentidos, especialmente en el apartado de la dinámica, pero debiendo mejorar en la aceleración en este motor, es por ello que si eres de los que suele frecuentar zonas urbanas, este motor es más que recomendable, principalmente por los consumos que homologa, pero si por el contrario, te gusta salir los fines de semana a recorrer largos kilómetros o deleitarte con alguna que otra curva de montaña, la opción ideal para ti sería el escalón siguiente que nos deja en unos más correctos 140 CV y el motor pasaría a acoger un cilindro más llegando a los 1.4 litros de cilindrada.

    Y finalizando con el apartado de los precios del coche, tendremos un Kia XCeed desde 16.450 euros con un descuento ya aplicado de 6.808 euros, montando el acabado de Concept de entrada y la misma mecánica que hemos probado en nuestra unidad, el 1.0 T-GDi de 120 CV y caja de cambios de 6 velocidades. Pero si en cambio buscamos una unidad como la que hemos podido probar hoy, la cual monta el acabado Emotion y el motor de entrada, el precio ascendería hasta los 22.866 euros, ya incluyendo el descuento de 5.785 euros.

    El Kia XCeed tiene una estética bien diferenciada a la par que robusta y aventurera
    Prueba Kia XCeed 1.0 T-GDi, la ciudad como campo de batalla
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto