¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Prueba Lexus LC: primeras impresiones

9

Nuestra primera toma de contacto con el Lexus LC ha tenido lugar en el Circuito de Ascari. Hemos podido probar la versión V8 de 477 CV y la versión híbrida de 359. Estas son nuestras primeras impresiones tras ponernos al volante.

El Lexus LC se presentó por primera vez en el Salón de Detroit, al otro lado del charco. Unos meses después, en Mayo de 2016 participamos en una presentación estática en Madrid, tras debutar en el Salón de Ginebra, y ahora casi un año después nos ponemos al volante por primera vez en una toma de contacto que ha tenido lugar en el Circuito de Ascari.

Sorprende que el fabricante haya mantenido las líneas del prototipo LF-LC Concept presentado en 2012. En vivo, el aspecto del Lexus LC transmite mucha fortaleza, gracias a una estampa atlética, y ciertamente su presencia resulta seductora, por su proporción entre altura, anchura y longitud.

Hay muchos detalles del modelo que gustan a la vista, como el ensanche del eje trasero, su alerón posterior desplegable a partir de 80 km/h que ofrece mayor downforce, sus pilotos posteriores, su mirada y por supuesto su interior. Tiene una atmósfera acogedora y premium por la sensación al tacto de los materiales de recubrimiento, como por ejemplo el salpicadero, así como por la escultural superficie de apoyo de los asientos delanteros.

El Lexus LC 500h junto al GS F y RC F

Primeras impresiones

La primera impresión ha sido que el aspecto interior está muy cuidado para que al contemplar su espectacular exterior sea acompañado por un interior a la altura de lo que se espera de un vehículo premium de su segmento. Este modelo estrena sistema multimedia, garantiza una mejor experienca de uso comparados con los sistemas que equipan los otros modelos de la casa, pero por el momento no hemos podido probarlo.

Y es que con este nuevo modelo Lexus anuncia un cambio de tendencia en la que fabricará vehículos “más espectaculares” que los actuales. Tras la berlina LS, el próximo modelo de nueva creación será el Lexus UX, vehículo que está generando mucha expectación y que gracias a su target seguramente sirva como punto de inflexión en su nuevo plan estratégico para de esta manera atraer nuevos clientes más jóvenes.

Volviendo al modelo que estamos tratando, el evento al que hemos sido convocado nos ha servido para tener una breve toma de contacto. Además, las condiciones climatológicas durante la jornada fueron adversas, con lluvias abundantes que han dejado la pista del circuito andaluz en pésimas condiciones de adherencias.

Este coupé está disponible desde 120.000 euros un precio de salida muy exclusivo, acorde con lo que se espera del vehículo. Aquí tienes todos los precios del Lexus LC. Ofrece dos niveles de equipamiento y dos motorizaciones, una híbrida de 359 y otra con motor V8 gasolina de 477 CV. En mi caso, la primera versión que probé fue la gasolina, la más potente, y luego la híbrida. Antes de continuar leyendo aclarar que todas las unidades probadas eran de pre-producción.

Prueba Lexus LC 500, primeras impresiones

Lleva lloviendo todo el día y el asfalto del Circuito de Ascari está completamente mojado. Durante el briefing previo a la experiencia nos avisan de que la pista no está en su mejor momento y que extrememos las precauciones para evitar sustos innecesarios. Los asistentes eramos un mix de medios y clientes, lo que extremó las precauciones de los monitores que esperaban en el asiento de pasajero de todas las unidades allí presentes. El primer modelo en el que me monto es el V8 de 477 CV.

En cuanto me acomodo compruebo como el puesto de conducción es realmente bajo y en poco menos de un minuto ya estoy dispuesto para salir a pista y seguidamente tomar la primera curva de izquierdas.

Lo primero que llama la atención a los mandos del LC 500 es su sonido, gracias a un sistema de escape activo que tiene una válvula que controla el nivel de sonido según el modo de conducción y el régimen de giro del motor: a partir de 3.500 rpm siempre está abierta. Además los pasajeros perciben el sonido del motor muy claramente gracias unas canalizaciones hacia el interior.

El frontal imponente del Lexus LC

Incluso en modo normal su melodía tiene una mayor notoriedad comparados con el RC F y GS F, con los que comparte motor. En modo sport este sonido se acentúa y todos los asistentes reconocimos el buen resultado fruto de unir un motor V8 con un sistema de escape activo que regala un sonido increíble, muy bruto, digno de las mejores marcas de deportivos, aunque como ya íbamos sospechando, el LC no es un deportivo en sentido clásico, se trata de un gran turismo y su concepción no es radical, lo cual tiene sus ventajas e inconvenientes como veremos más adelante.

Pese a que el asfalto no está en buenas condiciones y que decidí no elevar el ritmo de trazada hasta el límite de adherencia, el Lexus LC 500 se inscribe muy bien en las curvas, parece ligero pero esta versión pesa 2.010 Kg.

Su dirección resulta muy cómoda de dirigir aunque no transmite con especial detalle qué está pasando con los neumáticos, es decir, no es un vehículo que se caracterice por ser especialmente fiel en transmitir si los neumáticos están transmitiendo la potencia al suelo, si está en pleno apoyo o deslizando ligeramente hasta que perdemos la adherencia y el sobreviraje aparece. Eso sí, en todo momento el vehículo transmite estar bajo control.

El color amarillo le sienta genial

En algunas curvas cerradas del circuito era fácil que el LC 500 deslizara el eje trasero, en parte por no afinar con la presión que hay que hacer con el pedal del acelerador, agravado por la adherencia de la pista. Cuando el vehículo desliza el eje trasero, los controles electrónicos entran en funcionamiento prácticamente enseguida, y aunque resultan muy efectivos devolviendo la motricidad al vehículo su actuación no es nada violenta.

El Lexus LC 500 es uno de esos coches con los que puedes redondear las curvas gracias a los 527 Nm de par que se transmiten a su eje trasero desde las 4.800 rpm. El motor está lleno de energía, su potencia resulta muy aprovechable por su condiciones de atmosférico y por su entrega de potencia, con una curva de par muy progresiva, lo que garantiza que podemos aprovechar su potencia hasta en condiciones adversas con pisos mal asfaltado o con gravilla.

La experiencia me demuestra que, si el motor fuera turboalimentado y fuera más explosivo, con una entrega de par más apabullante, los controles electrónicos serían más intrusivos y por lo tanto empeoraría la experiencia de conducción, que es algo que en este modelo resulta muy agradable.

LC 500, detalle del motor V8

El Lexus LC 500 tiene disponible opcionalmente un eje trasero direccional que mejora la maniobrabilidad en ciertas condiciones, pero sinceramente, dada esta primera experiencia no puedo daros feedback de este sistema, que esta diseñado para funcionar a baja velocidad en sentido contrario al eje delantero, lo que facilita las maniobras en parado, especialmente la marcha atrás.

La versión con motor V8 equipa una nueva caja de cambios de 10 relaciones de convertidor de par, las marchas puede cambiarse desde la palanca, realizando pequeños movimientos y desde las levas tras el volante fabricadas en magnesio, que tienen un tacto excelente, acorde a la atmósfera interior del vehículo. Aunque no es una transmisión de doble embrague los cambios de marchas se realizan a buena velocidad.

Unos meses tras la presentación he podido probar más detenidamente esta variante. Aquí tenéis más información: Prueba Lexus LC 500.

Lexus LC 500h, la alternativa ecoamigable

Aún con el sabor del V8 me bajo de este y enseguida me meto en el híbrido, aunque la unidad que voy a conducir ahora tiene el volante a la derecha, y por cierto, la lluvia no se detiene.

Lexus LC: un interior realmente acogedor

Con los papeles por delante el Lexus 500h prácticamente iguala las prestaciones del V8 pero la experiencia de conducción es distinta. Tanto por el sonido del motor, como el funcionamiento del sistema híbrido, caja de cambios y feeling general de vehículo.

LC 500h, una puesto a punto ideal para la calle

Esta versión homologada una potencia de 359 CV, potencia generada por un sistema de propulsión híbrido que combina un motor atmosférico gasolina de ciclo atkinson V6 de 3,5 litros y 299 CV con un motor eléctrico de 179. Los dos motores se encuentran por delante el habitáculo y la batería de iones de litio entre este y el maletero. El reparto de peso, que en esta versión aumenta 50 Kg, pasa de 54/46 en el V8, a 52/48 en la versión que estamos tratando.

En pista y siendo esta la segunda versión que pruebo del LC, esta me parece un poco descafeinada, ya que no llegue a la sublime experiencia que otorga el motor V8. No parece mucho más lento que su hermano de gasolina, ya que el velocímetro no engaña, pero una vez probado echo en falta el ronroneo del hermano mayor. La versión híbrida tiene un sonido más agudo. Estoy seguro de que estas diferencias se minimizarán en la calle, además de que el 500h tiene la ventaja de ser más confortable para el día a día y más silencioso.

Pero como estamos en el Circuito de Ascari hay otro detalle que teniendo como prisma la “deportividad” sale a relucir a favor del LC 500, y es su transmisión. El híbrido, con su transmisión Multistage Hybrid de 10 relaciones, no tiene la rapidez que ofrece la transmisión de la variante gasolina y además, parece que hay cierto “resbalamiento” a la hora de engranar las marchas (con cierto retraso en su funcionamiento), pero como he señalado en el párrafo anterior seguramente estas diferencias se disiparán en un uso diario menos exigente prestacionalmente.

Por lo demás, ambas variantes me parece igual de ágiles y aunque tienen grandes diferencias resultan bastante parecidas en algunos aspectos y ambas parecen detener el vehículo con la misma facilidad, gracias a su equipo de frenos compuesto por discos ventilados (de 338 mm de diámetro delante y 308 detrás) equipado en todas las versiones disponible.

Conclusiones tras primera experiencia

Se trata de un gran turismo con forma de coupé y cuatro plazas, resulta muy cómodo y es una buena opción para aquel que tenga que realizar largos recorridos con estilo y glamour.

Según la tarifas que ha comunicado el fabricante en el momento de su lanzamiento, la versión de acceso está disponible desde 120.000 y la más equipada con el motor más potente en 150.000. Por precio no puedo recomendar una u otra versión ya que todas cuestan prácticamente lo mismo. Pero si puedo recomendar una u otra versión según el tipo de conductor que seas.

Si quieres un vehículo que a parte de tener un aspecto impactante sea respetuoso con el medio ambiente y además sientes cierta inclinación hacia los coches híbridos, sin lugar a dudas tu versión es la 500h, que en ciudad saca a relucir sus beneficios. Por otro lado si crees que a una estampa como esta debe acompañarle un motor enérgico y prestacional a la altura, tu decisión debe ser el motor V8, que tiene un sonido que estoy seguro no te decepcionará. A nivel personal me quedo con el LC 500, aunque los consumos son desorbitados, pero las sensaciones que otorga bien lo merecen.

Más adelante volveremos a probar el vehículo y podremos transmitiros una experiencia más extensa donde detallaremos nuestras impresiones en uso cotidiano, funcionamiento del sistema multimedia y habitabilidad de plazas trasera.

Noticias relacionadas

Prueba Lexus LC: primeras impresiones
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto