Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaPeugeot 208 1.2 VTi, introducción (I)

Probamos el utilitario de la firma del león con el acabado Allure y el motor de batalla VTi 1.2 de 82 caballos y tres cilindros. Las primeras impresiones son muy buenas con una presencia actualizada, moderna y una imagen con mucho carácter. El motor se presenta suficiente y los consumos prometen ser bajos.

Peugeot nos ha invitado a probar su última propuesta de gasolina que promete consumir como un diesel. ¿Cómo lo hace? Pues a base del famoso ‘downsizing’ que los fabricantes están llevando a cabo en sus motores para lograr los consumos de coches de gasóleo pero sin perder esa esencia que hace único al coche de gasolina.

Para ello, Peugeot ha recurrido a comprimir en un bloque de 1.2 litros VTi los 82 caballos de esta versión, aunque existe otra inferior de 1.0 litros y 68 caballos. Sin duda, son los dos motores de batalla del francés y el acabado del nuestro coche de pruebas es el denominado ‘Allure’ y es de 5 puertas. Se trata del más alto de la gama que viene con luces diurnas LED, faros antiniebla, climatizador bizona, elevalunas delanteros eléctricos, encendido automático de las luces, sensor de lluvia y retrovisor interior fotosensible entre otros.

En el exterior el automóvil destila una presencia más que buena gracias al acabado. Tenemos unas bonitas llantas de 16” y una moldura en el marco de las ventanillas en cromado. El color es opcional y se llama Gris Shark cuyo sobrecoste es de 370 euros. Configurando nuestra unidad, el precio asciende por encima de los 15.000 euros y aunque el utilitario promete buenas sensaciones me parece un precio algo elevado para un motor de batalla.

Lo bueno es que si optamos por un acabado así, es relativamente asequible equipar el coche mucho mejor, como por ejemplo con el ‘Pack confort’ que por 200 euros tendremos elevalunas eléctricos traseros (los nuestros eran manuales) y reposabrazos central delantero. Por 280 euros más podríamos optar por el ‘Pack urbano’, con sensor de parking trasero y retrovisores abatibles de forma automática.

Son pequeños paquetes que suponen un sobrecoste pequeño al lado del gran desembolso que hay que realizar para tener un 208 bien equipado aunque algo flojo de motor. No obstante, seguimos pensando con una mentalidad de ahorro y seguramente este ‘pequeño’ de la firma del león tenga más de un as guardado en la manga para convencernos durante toda la semana. ¿Nos acompañas?

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto