¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Renault Mégane Coupé-Cabrio Floride. Un exclusivo guiño al pasado

83

El Renault Mégane Coupé-Cabrio ha recibido el toque "chic" de los años 60 gracias a una serie limitada comercializada bajo el nombre de Floride, denominación que homenajea al exitoso Renault Floride lanzado en 1959. La exclusividad de esta edición especial está asegurada puesto que sólo se lanzarán 1.600 unidades en todo el mundo.

Renault Megane CC Floride logo

Los interiores bitono con colores blanco marfil y granate toman un protagonismo especial y le dan al descapotable galo un llamativo aire vintage. Además del singular diseño interior y exterior, su completo equipamiento es otro de los atributos destacados del Renault Mégane Coupé-Cabrio Floride.

La serie especial está disponible únicamente con el motor 1.5 dCi de 110CV y la caja de cambios manual de seis velocidades ¿Suficiente potencia para moverse con alegría? Vamos a descubrirlo.

El precio del Renault Mégane CC Floride es de 33.750 euros (enero 2013), aunque en la actualidad la marca ofrece un descuento 2.000 euros por lo que el precio final se sitúa en 31.750 euros.

También te puede interesar:
* Prueba del Renault Mégane Berlina 2.0 dCi 160 CV

Exterior

El Mégane CC Floride sólo puede adquirirse con carrocería de color blanco marfil, tonalidad que también comparte en los retrovisores, tiradores de las puertas e incluso las llantas de aleación de 17 pulgadas. Todo está pintado en marfil salvo la parte baja del paragolpes trasero, quizá para aligerar la imagen de esta parte del coche, aportando una sensación visual más estilizada.

El logotipo que identifica esta edición especial está presente en las aletas delanteras mientras que en las traseras luce la inscripción "Floride". El marco del parabrisas presenta una terminación cromada, al igual que la base de las ventanillas y parte de la tapa del maletero, una combinación que encaja bien con el blanco marfil de la carrocería.

Renault Megane CC Floride

En cuanto al resto de elementos, comparte los mismos que el resto de la gama Mégane Coupé-Cabrio. Sin duda, el Mégane CC Floride sabe atraer miradas sin ser estridente gracias al encanto que desprende: Puede gustar o no, pero su toque retro resulta fascinante.

Un buen detalle es el enorme techo acristalado panorámico de color negro. El contraste de esta tonalidad le otorga una imagen más elegante pero lo mejor es que este techo solar, junto con la amplia superficie acristalada del Mégane CC, sirve para aportar una gran luminosidad al interior del coche dejando la vista libre al cielo incluso con el techo puesto. Todo un acierto.

Renault Megane CC Floride llanta

Interior

Si el exterior permite identificar a primera vista esta edición especial, el habitáculo también se diferencia claramente del resto de la gama del Mégane CC. El color rojo está presente en la mayor parte del interior del Floride, combinado con algunos elementos en color marfil que enlaza con el exterior. El volante, el salpicadero, la consola central y la tapicería de cuero combinan ambos colores.

La primera impresión es contradictoria: El resultado es atractivo pero a la vez uno duda de si el abuso del color rojo nos acabará cansando pronto. Reconozco que, en mi caso, con el paso de los días cada vez me gustaba más y lo cierto es que es impactante y a nadie deja indiferente. En cualquier caso, el Floride es un coche para gente atrevida y sin duda es un imán para las miradas, sobre todo rodando descapotado.

Los ocupantes de las plazas delanteras cuentan con espacio suficiente para estar a sus anchas y los asientos son cómodos, recogen poco el cuerpo y tienen reposacabezas regulables en altura e inclinación. En las plazas posteriores hay sitio para dos personas de estatura media aunque la forma del techo condiciona el espacio para la cabeza de aquellos pasajeros que midan más de 1,75 metros.

Detrás de los asientos traseros se esconden unos arcos de seguridad de accionamiento automático en caso de colisión y entre ambos un deflector de aire transparente que reduce las turbulencias circulando con el techo quitado.

Renault Megane CC Floride

El equipamiento de serie del Floride es amplio, contando con elementos como el regulador y limitador de velocidad, sensor de aparcamiento trasero, encendido automático de luces, sensor de lluvia, tarjeta Renault manos libres, volante y tapicería de cuero, asientos calefactables o climatizador bi-zona. En la consola central hay una placa que identifica la unidad dentro de la serie limitada.

También cabe destacar la presencia de una pantalla fija en la parte superior del salpicadero que muestra la información del navegador Carminat TomTom Live y del equipo de audio Arkamys con bluetooth, MP3 y ocho altavoces. Los datos de esta pantalla se pueden manejar a través de un joystick y unos botones en la consola central o bien con un mando tras el volante -este último, plagado de botones y una ruedecilla, parece complicado de manejar pero en realidad resulta muy intuitivo como ya descubrimos en la prueba del Renault Mégane Berlina-.

El cuadro de instrumentos no presenta modificaciones respecto al resto de la gama Mégane y cuenta con tres áreas diferenciadas. Un cuentarrevoluciones a la izquierda, una parte central circular de gran tamaño con visualización digital de la velocidad y la información del ordenador de a bordo a la derecha.

Abrir la capota nos llevará poco más de 20 segundos, simplemente presionando un botón. Para que el proceso de apertura se inicie es necesario colocar una red de protección en el maletero, dejando 211 litros de volumen cuando el techo está plegado en su interior. En versión coupé, el espacio de carga se amplía hasta los 417 litros. Bajo el piso del maletero se encuentra un compartimento de 33 litros, que se pierde si contamos con rueda de repuesto.

Renault Megane CC Floride techo

En marcha

La edición Floride del Renault Mégane Coupé-Cabrio sólo está disponible con el motor turbodiésel 1.5 dCi de 110 CV, asociado a un cambio manual de seis velocidades. La elección de este motor condiciona en buena medida el comportamiento y "personalidad" de este modelo.

Digo esto porque en un coche con carrocería coupé suele ser habitual encontrarse con una cierta deportividad en su comportamiento, que invita a realizar una conducción alegre y viva. Pero éste no es el caso del Floride, que desde el primer momento nos deja claro que ni es deportivo, ni lo pretende.

A los 110 CV de potencia del propulsor les cuesta mover la tonelada y media de peso del coche y basta decir que acelerar hasta los 100 km/h desde parado nos lleva 12,4 segundos, una cifra más que discreta. Las prestaciones son justas pero suficientes tratándose de un coche pensado claramente para disfrutar de una conducción tranquila y relajada.

Este confort general también se nota en las suaves suspensiones, que buscan la mayor comodidad posible para los ocupantes y cumplen con nota en este aspecto, pero a costa de perder agilidad y mostrar evidentes balanceos en los cambios de dirección. La asistencia de la dirección y la suavidad del cambio de marchas también aportan su granito de arena.

Renault Megane CC Floride

No hay duda de que para disfrutar a fondo del Mégane CC Floride lo mejor es pasear tranquilamente con el techo abierto, disfrutando del paisaje que puede aportar una carretera costera durante la puesta del sol o una perdida carretera en un paraje rodeado de árboles. El descapotable galo parece repetirnos "tranquilidad, lo importante no es llegar pronto a nuestro destino sino disfrutar del viaje".

Su propuesta sería perfecta si no fuera porque el apacible momento de confort al volante se ve quebrantado por la sonoridad del motor. El 1.5 dCi es ruidoso, mucho, y por si fuera poco emite un estrepitoso traqueteo de diesel puro y duro, sin disimulos. En este sentido hubiera sido interesante ver asociado a esta versión Floride el motor Tce de gasolina con 130 CV. Que a buen seguro habría resultado más silencioso.

En cuanto a consumos, la mecánica de gasóleo del descapotable galo se conforma con 6,1 l/100 km. Con una capacidad del tanque de combustible de 60 litros, podremos olvidarnos de las gasolineras y disfrutar de una autonomía que ronda el millar de kilómetros.

Renault Megane CC Floride frontal

En resumen

Sus líneas de coupé no deben confundirnos: Si queremos deportividad y emociones al volante, el Renault Mégane CC Floride no es nuestro coche. La personalidad del modelo francés está claramente marcada, invitando a practicar una conducción relajada durante los placenteros paseos con el techo abierto ¿Qué prisa hay? Tómatelo con calma y disfruta de las vistas.

Esta edición especial Floride también será muy atractiva para aquellos que pongan en alto valor un diseño personal y con un toque retro. La limitada tirada de esta serie del Mégane CC lo convierte en un coche exclusivo, diferente al resto y con encanto.

Renault Megane CC Floride

A destacar:

- Exclusividad
- Comodidad de marcha
- Habitabilidad

A mejorar:

- Sonoridad de la mecánica 1.5 dCi
- Prestaciones escasas
- Precio

Datos y equipamiento

motor Renault dci 110

FICHA TÉCNICA del Renault Mégane CC Floride

- MOTOR
Potencia máxima: 110 CV
Par máximo: 260 Nm
Cilindrada: 1.461 cm3
Tipo de inyección: Directa Common Rail Esférico y Turbocompresor
- CONSUMOS
Ciclo urbano: 4,9 l/100 km
Ciclo extra-urbano: 4,2 l/100 km
Ciclo mixto: 4,5 l/100 km
Emisiones de CO2: 115 g/km
- PRESTACIONES
Velocidad máxima: 190 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 12,4 segundos
Aceleración 0-1000 metros: 33,8 segundos
- DIRECCIÓN
Diámetro de giro entre aceras/paredes: 10,95 metros
- CAJA DE CAMBIOS
Tipo de caja de cambios: Caja manual
Número de velocidades: 6
- FRENOS
Frenos Delanteros: Discos ventilados 280 mm
Frenos traseros: Discos 260 mm
- NEUMÁTICOS
Medida: 205/50 R 17
- DIMENSIONES
Batalla: 2.609 mm
Longitud total: 4.485 mm
Anchura: 1.811 mm
Altura: 1.434 mm
Anchura de vía delantera: 1.546 mm
Anchura de vía trasera: 1.547 mm
Peso en vacío en orden de carga: 1.527 kg
Capacidad del maletero: 211 litros (cabrio) / 417 litros (coupé)
Capacidad del depósito de combustible: 60 litros

EQUIPAMIENTO DE SERIE del Renault Mégane CC Floride

Asiento del pasajero con regulación en altura
Regulador y limitador de velocidad
Faros antiniebla
Arcos móviles de accionamiento automático
Reposacabezas traseros regulables en altura
Airbags laterales delanteros
Sistema control estabilidad (ESP) & Sistema antipatinado (ASR)
Rueda de repuesto
Radar de proximidad trasero
Kit fumador (cenicero + encendedor)
Encendido automático de las luces y sensor de lluvia
Retrovisores exteriores abatibles eléctricamente negro
Tarjeta Renault manos libres
Asientos calefactables
Climatización automática regulable bi-zona
Red antirremolino
Elevalunas eléctricos
Carminat TomTom Live
RadioSat First Arkamys CD MP3 Bluetooth + USB
Llantas de aluminio 17 pulgadas en color marfil
Tapicería específica
Volante de cuero
Stop & Start

Noticias relacionadas

Renault Mégane Coupé-Cabrio Floride. Un exclusivo guiño al pasado
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto