¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Subaru Forester: Presentación.. Hábil y capaz 15 años después

18

Subaru ha presentado el nuevo Forester. Tras el Impreza XV y el deportivo BRZ, le toca el turno a un SUV que cumple ya 15 años en el mercado. Aunque la cuarta generación de este todocamino adopta el nuevo estilo de diseño de Subaru, sigue manteniendo las señas de identidad de la marca: motores boxer y tracción total permanente.

Se trata de un vehículo campero, con grandes capacidades ‘off road’, pensado para un usuario que practique deportes de montaña o viaje por entornos naturales.

Una de las principales novedades que ofrece el Forester –y que personalmente me encantó- es el sistema X-MODE, que actúa sobre el control de tracción, el acelerador y otros elementos, aumentando la capacidad de agarre del vehículo en tramos complicados. Este sistema solo está disponible en las motorizaciones de gasolina y se activa mediante un botón situado junto a la palanca de cambios que conecta automáticamente, en las bajadas pronunciadas, el control de descenso (HDC).

Llegará al mercado europeo en marzo y lo hará con el ya conocido sistema de tracción integral Symmetrical All-Wheel Drive que este año celebra su 40 aniversario y una gama mecánica compuesta por tres motorizaciones: un diésel 2.0 de 147 CV de momento sólo manual y dos gasolina 2.0, de 150 y 240 CV asociados a un cambio automático.

Prometen unos consumos combinados que parten de los 5,7 l/100 km en la versión diésel y llegan a los 8,5 l/100 km en el caso del boxer Turbo de gasolina. Respecto a las emisiones, salvo el más grande que emite 197 g/km, el resto de bloques fijan sus cifras en los 150 g/km.

Exterior

Este SUV presume de una apariencia dura, robusta. Da la sensación de poder llevarnos por cualquier camino ‘off road’ y, al contrario que otros SUV que de todocaminos solo tienen el diseño, el nuevo Forester demuestra que no se frena ante ningún terreno.


El Forester adopta el nuevo lenguaje de diseño de Subaru. Destaca, por un lado, el frontal. Éste ha sido rediseñado e incluye la nueva parrilla de la marca, escoltada por los faros con iluminación diurna y luces HID. Por otra parte, el paragolpes delantero ofrece una doble estética dependiendo del acabado que elijamos: uno más suave y estilizado u otro con líneas más deportivas y agresivas.

En cuanto a las dimensiones, el Forester ha crecido en todos los aspectos. Ha aumentado en 3,5 cm su longitud (4,59 m) y altura (1,73 m). Ha crecido también 1,5 cm a lo ancho (1,79 m) y 2,5 cm en batalla (2,64 m). Todo ello sobre unas llantas de 17 pulgadas, salvo en la versión tope de gama, de 18 pulgadas.

La zaga la protagoniza el portón trasero que, a partir del acabado Sport Plus, ofrece apertura y cierre automáticos, con memoria de posición y sistema de seguridad para evitar atrapamientos. El maletero posee una mayor capacidad de carga con 505 litros ampliables hasta los 1.573 si abatimos los asientos traseros.

Todo un conjunto que hace de este SUV un vehículo espacioso y confortable, que puede presumir de una gran funcionalidad y una imagen que, ya a simple vista, impone respeto.

Interior

El diseño interior del nuevo Forester ha sido actualizado siguiendo a línea del Subaru XV. Es sobrio, discreto y compuesto de materiales suaves al tacto, que aumentan su calidad dependiendo del acabado elegido, pudiendo incorporar elementos catalogados como ‘premium’ como el volante, el cambio y los asientos revestidos de cuero, estos últimos calefactables y con ajuste eléctrico.


El renovado salpicadero acoge un volante multifunción que deja ver una pequeña pantalla. Ésta, custodiada por el cuentarrevoluciones y el velocímetro, nos informa de la marcha en la que nos encontramos y el nivel de combustible del depósito.

A la derecha del volante, la consola central arranca en la parte superior con una pantalla que nos informa en todo momento de la tracción que se envía a las ruedas. Y es que el Subaru Forester, en situaciones complicadas, transmite el empuje a las ruedas adecuadas para salir de cualquier terreno difícil.

A continuación se sitúan los difusores de aire centrales y, debajo de éstos, un display multifunción desde donde manejar elementos como la música o el GPS dependiendo del equipamiento que incluya la terminación seleccionada. Junto a la palanca de cambio, como hemos dicho ya, se encuentra el botón para activar el X-MODE.

En cuanto al puesto de conducción, éste es cómodo y espacioso. Destacamos que el pilar A se ha adelantado para mejorar la visibilidad al volante y la amplitud interior. Como consecuencia del aumento de cotas en longitud y batalla, el espacio interior ha crecido considerablemente respecto a la anterior generación de Forester, lo que ofrece una mayor habitabilidad, sobre todo en las plazas traseras.


En conjunto, un habitáculo amplio, cómodo y discreto. No sólo en las plazas delanteras, sino también en las traseras, donde los pasajeros cuentan con un mayor espacio para sus piernas. Con esta ampliación, el Forester aprueba una asignatura que tenía pendiente, ya que la edición anterior del SUV se quedaba corta en cuanto a espacio para los ocupantes traseros.

Prueba

Probamos las versiones diésel 2.0 de 147 CV y gasolina 2.0 de 150 CV, y lo hicimos tanto en autovía como en carreteras con curvas. En autovía el coche iba bien, pero eso no es ninguna novedad. Lo que nos interesaba era ver cómo se comportaba el Forester en carreteras nacionales, caminos estrechos y pendientes pronunciadas en terreno complicado.


Encendemos el motor y observamos que no se trata de un coche ruidoso. La insonorización del habitáculo se ha cuidado e incluso la versión diésel es bastante discreta, casi no se escucha el motor. El puesto de conducción es cómodo y ofrece buena visibilidad, y es que ni el pilar A (que se ha adelantado) ni el espejo retrovisor izquierdo son excesivamente grandes, algo que en otros todocaminos nos resta visión al volante.

Como hemos dicho, el interior es discreto y sencillo, lo que por otra parte facilita el manejo de la consola central, que a simple vista nos ofrece toda la información de una forma clara. La regulación de los asientos es eléctrica y, desde mi baja estatura, me gustaría destacar los parasoles, que han aumentado considerablemente su tamaño y, por primera vez, puedo conducir sin que el sol se clave en mis ojos. Un pequeño detalle que influye en mi buena impresión del Forester.

Iniciamos el rumbo a Isla Centinela, un total de 87 km en los que Subaru quiere demostrar todo el potencial de su nuevo modelo. En marcha, el Forester 2013 es más estable y cómodo que la generación anterior, aunque aún percibimos algún balanceo en autovía. Subaru deja claras, una vez más, las virtudes de los motores boxer, cuyas vibraciones son menores gracias a su sistema de cilindros opuestos.

El bloque 2.0 presume de fuerza desde la zona baja del cuentarrevoluciones. Y es que, debido a su elevado par (350 Nm entre 1.600 y 2.400 rpm), potencia y recuperaciones son notables.

Nuestra unidad de pruebas de gasolina contaba con 150 CV de potencia, gestionados a través de un cambio automático secuencial CVT Lineartronic y sistema Start&Stop. Durante el recorrido en autovía, el consumo no pasó de los 7,5 litros, un dato muy positivo para un vehículo de estas características y dimensiones. Esta opción ofrece SI DRIVE, es decir, dos modos de conducción: ‘Intelligent’ para moderar el consumo y ‘Sport’ para disfrutar de mejores sensaciones.

Ésta puede ser una buena opción para movernos por ciudad, pero personalmente me quedo con la versión diesel, con más fuerza y empuje. Un motor que también pudimos probar y que creo ideal para este SUV.

Este motor bóxer de dos litros y 147 CV proporciona un funcionamiento inmejorable. Empuja siempre por igual y casi desde el ralentí deja ver toda su fuerza. Se trata de un propulsor diesel 2.0 asociado a un cambio manual de seis marchas con el que el todocamino rueda plano, rápido y ágil.

Pero es fuera de la carretera donde el Forester deja ver toda su destreza. Un pequeño tramo ‘off-road’ nos llevó hasta la Isla Centinela (Ávila), un escenario robusto y elegante acorde con el espíritu de este SUV. Allí, el Forester pudo presumir de ofrecer fiabilidad, habilidad y buena respuesta ante cualquier terreno, demostrando que si hay que describirlo con un solo adjetivo, ése sería “capaz”.

La tracción integral permanente y el bajo centro de gravedad hacen de este Subaru una opción muy a tener en cuenta para aquellos conductores que combinen carretera y caminos.

Probamos también la gran incorporación del modelo: el sistema X-MODE (sólo disponible en las versiones con cambio automático). Este sistema nos encantó. Bajamos por pendientes pronunciadas sin otra preocupación que mover el volante, y es que el X-MODE se ocupa de ralentizar la marcha y avanzar poco a poco siempre que no superemos los 10 km/h. Esto, unido a la modificación del chasis, los nuevos amortiguadores con sistema anti-rebote y el sistema de tracción Symmetrical AWD característico del fabricante nipón, hacen que aumente la estabilidad y comodidad del Forester.


En la motorización diesel, la tracción total es permanente con diferencial central LSD de accionamiento viscoso. En el caso de que se produzca una pérdida de tracción, ésta se reparte hasta una proporción del 50%. Sin embargo, en las opciones de gasolina con cambio CVT, la tracción total es permanente pero el reparto varía: 60% al eje delantero y 40% al trasero.

Conclusión

Esta tercera generación de Subaru Forester ha demostrado ser un SUV seguro tanto dentro como fuera del asfalto. Se trata de un vehículo estable, cómodo, ágil, rápido y práctico que deja ver lo mejor de sí en terrenos ‘off road’.

El todocamino de Subaru ha demostrado destreza en situaciones complicadas, superando los obstáculos que encuentra en su camino y saliendo airoso de cualquier superficie. Una opción a tener en cuenta para aquellos amantes de los deportes de montaña o de las actividades en el campo.

El Subaru Forester ofrece seguridad, calidad y discreción a precios bastante atractivos y asequibles. Lo que hace que la marca nipona incorpore este modelo en la estrategia de crecimiento de Subaru en todo el mundo. El objetivo de ventas para el 2013 se ha fijado en las 450 unidades vendidas del modelo Forester.

Ficha técnica y equipamiento

-PRECIOS:

  • 2.0i CVT Sport 25.900 euros
  • 2.0i CVT Sport Plus 27.900 euros
  • 2.0i CVT Executive 30.500 euros
  • 2.0XT CVT Executive Plus 39.000 euros
  • 2.0D 6MT Sport 28.900 euros
  • 2.0D 6MT Sport Plus 30.900 euros
  • 2.0D 6MT Executive 33.500 euros
  • 2.0D 6MT Executive Plus 35.000 euros

Los precios incluyen el descuento promocional de Subaru, entre 2.000 y 3.000 euros dependiendo de la versión elegida. A esto, habría que sumarle el Plan PIVE en el caso de poder beneficiarse de éste.

Datos de la versión diésel 2.0 de acceso a la gama:

-MOTOR
Potencia máxima: 147 CV
Par máximo: 350 Nm
Cilindrada:1.998 cc
Tipo de inyección: Common Rail

- CONSUMOS
Ciclo urbano: 7 l/100 km
Ciclo extra-urbano: 4.9 l/100 km
Ciclo mixto: 5.7 l/100 km
Emisiones de CO2: 150 g/km

- PRESTACIONES
Velocidad máxima: 190 km/h
Aceleración 0-100 km/h: 10,2 segundos

- NEUMÁTICOS

Medida:225/60R17, 17

- DIMENSIONES

Batalla: 2.640 mm
Longitud total: 4.595 mm
Anchura: 1.795 mm
Altura: 1.735 mm
Anchura de vía delantera: 1.545 mm
Anchura de vía trasera: 1.550 mm
Peso en vacío: 1.540 kg
Capacidad del maletero: 505 litros (1.573 con los asientos abatidos)
Capacidad del depósito de combustible: 60 litros.

-EQUIPAMIENTO

El Subaru Forester se ofrece con cuatro niveles de equipamiento: ‘Sport’, ‘Sport Plus’, ‘Executive’ y ‘Executive Plus’, esta última solo está disponible con el motor tope de gama, el turbo 2.0 XT y en el diésel.

En el acabado ‘Sport’ cuenta con Symmetrical AWD, siete airbags (incluido el de rodilla del conductor), llantas de aluminio de 17”, ordenador de a bordo con display multifunción base, VDC con control de remolque, climatizador., raíles de techo en color negro y asientos calefactables, entre otros elementos.

La terminación ‘Sport Plus’ incorpora, entre otros, volante y palanca de cambios revestidos en cuero, control de crucero, display multifunción LCD de 4,3”, cámara de visión trasera, raíles de techo en color plata, climatizador dual, luces y limpiaparabrisas automático, techo solar eléctrico doble, SI DRIVE con dos posiciones (‘I’ y ‘S’) y X-MODE con HDC.

El nivel ‘Executive’ añade al equipamiento anterior asientos de cuero con reglaje eléctrico, apertura automática del portón trasero, botón de arranque, sistema de acceso sin llave, cristales tintados y navegador.

El ‘Executive Plus’ es el tope de gama e incorpora los equipamientos anteriores y llantas de aluminio de 18”, navegador Herman-Kardon con equipo de audio de ocho altavoces, frontal deportivo, silenciador doble trasero y SI DRIVE con tres posiciones (‘I’, ‘S’ y ‘S#’).

Noticias relacionadas

Subaru Forester: Presentación.. Hábil y capaz 15 años después
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto