Motor.es

Primera toma de contacto con el Citroën ë-C3, el eléctrico asequible del momento

Hay veces en los que la industria automovilística da un salto adelante en aspectos varios: mecánica, tecnología, especificaciones… Sin embargo, en los últimos años se han echado en falta coches eléctricos baratos y accesibles para la mayoría. El recién desvelado Citroën ë-C3 cubre este espacio y da un significativo paso en cuanto a precio de partida en España.

Primera toma de contacto con el Citroën ë-C3, el eléctrico asequible del momento
El Citroën ë-C3 eléctrico se posiciona por méritos propios como uno de los eléctricos más accesibles del

14 min. lectura

Publicado: 20/10/2023 11:00

Después de meses de espera con muchas promesas y rumores, las expectativas sobre la cuarta generación del Citroën C3 eran muy elevadas, tanto que quizás en ocasiones se pudo llegar a esperar algo más cercano a un “mesías” del coche eléctrico. Finalmente, buena parte de los indicios se hicieron realidad; pero principalmente no defraudó.

Los rumores acertaron en la mayoría de aspectos. Desde hacía meses se conocía que el nuevo Citroën C3 contaría con una imagen muy cercana a lo que ya se dejó ver en el Citroën Oli Concept de hace un año. Faros de aspecto cuadrado, líneas rectas, aspecto SUV y unas formas musculosas; fueron algunos de los antecedentes que finalmente han dado lugar al coche eléctrico del momento: el Citroën ë-C3.

Durante su presentación pudimos ver y tocar varias unidades del nuevo eléctrico francés.

Las marcas chinas han puesto su piedra angular en torno al precio de sus coches eléctricos, los cuales, por lo general, suelen presentar facturas sustancialmente más económicas que sus rivales europeos. Desde Stellantis llevan meses augurando la llegada de su primer vehículo eléctrico de “menos de 25.000 euros”; y la promesa se ha hecho realidad.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

El Citroën ë-C3 eléctrico busca plantarle cara a todo lo conocido hasta ahora en la industria europea, con un enfoque especialmente dirigido en el precio y en poder abrir la movilidad eléctrica a todos los usuarios. Su primer paso ha llegado de parte de su utilitario francés, el cual gana una imagen mucho más atrevida en su cuarta generación.

¿Qué tal es en directo el nuevo Citroën ë-C3?

Hasta la capital francesa nos desplazamos para poder ver en primera persona los primeros minutos de vida pública del nuevo Citroën ë-C3. Allí se personaron las personalidades principales de la marca, entre los que estaban su propio CEO, Thierry Kuskas, por ejemplo. Llegadas las 13 horas del medio día comenzó la puesta de largo oficial del utilitario, el cual se expuso minutos más tarde sobre el propio escenario.

Pese a su apariencia, el nuevo Citroën ë-C3 no es mucho más grande que la generación pasada del utilitario.

Aunque el mencionado ë-C3 del escenario estuvo muy ocupado siendo objeto de entrevistas o fotos para la propia marca, nosotros pudimos palpar dos unidades situadas a pocos metros de distancia; una configurada en color celeste con el techo en blanco (creando así un contraste muy atractivo) y otra en blanco con el techo negro.

A través de fotografías, el Citroën ë-C3 puede sorprender por verse muy grande; más que en sus generaciones precedentes. Sin embargo, no es así. En persona es significativamente más pequeño de lo que aparenta en fotografías. Sus cotas no distan demasiado de las de la generación previa. El Citroën ë-C3 mide 4,01 metros de longitud, 1,57 metros de altura y 1,76 metros de anchura. Esto supone 19 mm más largo, 6 mm más alto y casi 10 mm más ancho que la versión saliente.

El Citroën ë-C3 cuenta con una potencia de 113 CV y hasta 320 kilómetros de autonomía 100% eléctrica. Su precio: desde 23.800 euros.

Entonces, ¿de dónde viene esa imagen tan aparentemente grande? Simple: sus propio diseño musculoso y de líneas rectas hace todo el trabajo. En persona la estética gana significativamente. Sus propios apéndices lo hacen ser un coche muy llamativo y que, a buen seguro, no pasará desapercibido en cuanto salga al mercado, durante la primera mitad del próximo 2024.

Sus formas pueden ser realmente atractivas para la mayor parte del público.

Bien es cierto que la compañía ha creado dos acabados para el ë-C3, el YOU y el MAX. Ambos realmente similares, aunque llegan a diferenciarse en algunos apéndices, como los parachoques, llantas o la posibilidad de pintar el techo en una tonalidad en contraste. También cuenta con decoraciones propias o unas barras de techo. El modelo de acceso sigue contando con el don de ser llamativo, aunque el más elevado gana notablemente esta partida (lógico por otra parte).

Bien es cierto que estamos un coche de carácter “asequible”, por lo que no podemos esperar elementos de primer nivel en elementos exteriores, como ciertas molduras, por ejemplo. Sin embargo, sí se siente bien ensamblado al tacto en la práctica totalidad de paneles, por lo que ciertamente no hay posibilidad de reproche en este aspecto.

Finalmente, el nuevo emblema de Citroën cobra cierto protagonismo en el frontal y trasera del coche por su propio tamaño. ¿Te gusta o te disgusta? Aunque esto es meramente personal, a mi gusto particular, creo que les ha quedado muy bien esta renovación.

El nuevo emblema de Citroën toma buena parte del protagonismo en la estética del coche eléctrico.

Echemos un vistazo al interior del Citroën ë-C3 eléctrico

Muchos son los que han puntualizado que a pesar de que su diseño exterior puede llamar más o menos la atención, el interior podría ser mejorable en multitud de apartados. Nuevamente, después de estar junto al coche algunas horas, ciertamente tengo poco que reprochar, pues, insisto que estamos ante uno de los coches eléctricos más baratos del mercado.

Los paneles de plástico duro que copan casi todo el habitáculo podrían estar acolchados o deberían haber sustituido el negro piano de sus molduras por otros materiales. Sí, es cierto. Sin embargo, este es un coche hecho para durar. Los plásticos duros se sienten resistentes y aparentemente duraderos, al igual que la práctica totalidad de elementos interiores.

Citroën ha replanteado el diseño del salpicadero, empequeñeciendo el diámetro del volante e instalando una sutil pantalla al fondo de dicho salpicadero a la que especifican como "Head-Up Display". En términos generales, parece que Citroën se ha querido acercar al diseño del Peugeot i-Cockpit, cosa que no me parece mal; de hecho me parece muy cómodo.

El salpicadero toma un nuevo lenguaje de diseño más minimalista.

Sin embargo, no estoy tan de acuerdo con la denominación de su instrumentación, ya que, a mi parecer, no deja de ser un cuadro de instrumentos al uso, pero más alejado del volante de lo que suele ser habitual. No refleja la imagen en ningún sitio, ni es un holograma; es una pantalla digital, por lo que no termino de entender la denominación de "Head-Up Display".

En según qué acabado, el Citroën ë-C3 contará con una pantalla central de información y entretenimiento o no. En caso positivo, esta será de 10,25 pulgadas y contará con conexión a Apple CarPlay y Android Auto; en caso negativo, la compañía instala un soporte para smartphone el cual se podrá conectar al coche para escuchar música y hacer las veces de pequeño panel táctil central.

En otro término de cosas, me gusta que Citroën haya optado por un módulo de climatización con botones físicos, alejándose así de la tendencia a “meterlo todo” dentro de la pantalla central. En el acabado más elevado podrá contar con calefacción en los asientos delanteros e incluso en el volante. Dichos asientos son realmente cómodos, ya que cuentan con la certificación “Citroën Advance Comfort”, tanto en la primera como en la segunda fila.

Su espacio de carga cuenta con un volumen mínimo de 310 litros.

La fila de asientos trasera, como digo, es bastante cómoda, ya que sus asientos están significativamente mullidos y acogen bien la fisionomía del cuerpo. En términos de tamaño, podríamos decir que es “correcto”. Personas de hasta 1,80 o 1,85 metros de altura no tendrán problemas para poder viajar aquí. Sin embargo, la anchura sí podrá ser un inconveniente, ya que tres pasajeros aquí apenas podrán realizar unos pocos kilómetros. Mejor considerar a esta fila para dos.

Culminando el análisis interior con el maletero, este cuenta con un volumen de 310 litros. Más que suficiente para el día a día de compras u otros menesteres. La segunda fila se podrá abatir en una proporción 60:40 para obtener así un volumen más significativo. Sin embargo, no me ha gustado tanto que su boca de carga está a una altura considerable, lo que hará que cargar bultos llegue a ser complicado.

Mecánica y llegada al mercado

Ahora que ya hemos podido conocer a fondo el nuevo Citroën ë-C3 es hora de saber los datos que no se ven a simple vista; es decir, lo que se guarda bajo el capó. Como bien sabemos, el modelo es totalmente eléctrico, aunque más adelante también llegará una variante de gasolina como acceso a la gama, aunque de esta última aún no tenemos datos concretos y oficiales.

El Citroën ë-C3 contará inicialmente con una versión equipada con un motor eléctrico de 113 CV montado sobre el eje delantero. Este estará alimentado por una pequeña batería de 44 kWh de capacidad, la cual dotará al utilitario francés de hasta 320 kilómetros de autonomía. La carga podrá realizarse a una potencia máxima de hasta 100 kW, lo que supondrá “repostar” del 20 al 80% de su capacidad tras 26 minutos de enchufe. En 2025 llegará una versión menos prestacional, con 200 kilómetros de autonomía, aunque el resto de sus cifras aún se desconocen.

Aunque no es deportividad lo que se espera de este Citroën ë-C3, sino más bien practicidad diaria, el modelo será capaz de parar el crono en el 0 a 100 km/h en 11 segundos, mientras que su velocidad máxima estará limitada a 135 km/h. Aunque aún no lo hemos podido conducir, el modelo promete muchos enteros a la hora de presentar una elevada comodidad. Sus ya mencionados asientos Advance Comfort irán de la mano de unas suspensiones con el mismo nombre, lo que, según la marca, proporcionará esa sensación de circular sobre una alfombra mágica.

El Citroën ë-C3 estará disponible en España por un precio de 23.800 euros.

El Citroën ë-C3 estará disponible para reservar en España a mediados del mes de diciembre, y las primeras unidades deberían llegar a sus propietarios durante el primer trimestre de 2024. Su precio de partida será de 23.800 euros, mientras que la versión aún más económica que llega en 2025 se espera que baje de los 20.000 euros.

Pixel