¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PruebaVolkswagen Golf Variant 1.6 TDI 105 DSG (II): Diseño, habitabilidad y maletero

12

El Volkswagen Golf Variant mantiene el diseño inconfundible del compacto alemán. La carrocería presenta una mayor longitud que va a destinada a ampliar la habitabilidad trasera y el maletero. El habitáculo es refinado y brilla por su calidad. El maletero es de los más grandes de la categoría y cuenta con muchas soluciones prácticas.

El Volkswagen Golf Variant ha crecido respecto a la generación anterior buscando una mayor amplitud. En comparación con el hatchback, la carrocería del Variant se ha estirado 31 centímetros hasta alcanzar los 4,56 metros de longitud. También es 1 cm más alto, algo que beneficia a los ocupantes de las plazas traseras.

Todas las fotos detalladas del Volkswagen Golf Variant están en nuestra galería de imágenes

Diseño exterior

La silueta del familiar es idéntica a la de la versión de cinco puertas hasta el pilar B, por lo que el aumento de dimensiones ha ido a parar íntegramente a la parte trasera donde se ha dotado de un mayor espacio a las plazas posteriores y al maletero. A pesar de ser más largo, las proporciones siguen siendo armoniosas y mantiene las líneas marcadas y tensas que caracterizan el diseño del Golf VII.

Por delante es igual que sus hermanos de tres y cinco puertas

El frontal está protagonizado por elementos horizontales que incrementan la sensación de anchura y robustez. En la parte baja de la parrilla se ubica una nervadura cromada, que se extiende hasta dentro de los faros en la versión superior. Nuestra unidad, con acabado Advance, lleva faros halógenos de serie. Alumbran correctamente pero es recomendable echar mano de la lista de elementos opcionales para incorporar los faros bixénon (720 euros) porque se gana en visibilidad y diseño.

Un nervio recorre el lateral del familiar alemán y subraya los tiradores de las puertas. El Golf Variant tiene una amplia superficie acristalada que favorece la visibilidad al maniobrar y el perfil de las ventanillas tiene un acabado cromado en el nivel de equipamiento más completo. En el intermedio, las llantas de aleación son de 16 pulgadas con neumáticos 205/55.

La tercera ventanilla lateral aporta visibilidad al maniobrar

En la zaga, los pilotos traseros de dos piezas guardan parentesco con los del Golf hatchback y a diferencia de éste, la matrícula se ha situado en el portón en lugar de en el paragolpes. El portón tiene un tamaño generoso y al abrirlo deja un hueco con una anchura superior a un metro (1,03 m exactamente) mientras que la altura del borde de carga queda a baja altura (a 63 cm del suelo).

Diseño interior

El interior del Golf Variant es idéntico al del Golf hatchback, lo cual es una buena noticia porque por construcción se trata de la referencia del segmento. La sensación de calidad está presente en todo el habitáculo: la parte superior del salpicadero está acolchada, los ajustes son excelentes, el tacto de los mandos es realmente agradable y los huecos y compartimentos están tapizados.

Delante, el Variant es idéntico al Golf con carrocería de tres o cinco puertas

Acabados de primera y buena calidad de construcción

La sobriedad del interior se ve mitigada por un acabado en acero pulido en el salpicadero y consola central que identifica al nivel Advance. La posición de conducción es idéntica a la del Golf de tres y cinco puertas. La ergonomía ha sido muy estudiada y todo está donde debe estar.

El sistema de navegación en la consola central es opcional y hay dos equipos disponibles: el Discover Media con pantalla de 5,8 pulgadas (cuesta 440 euros) y el Discover Pro con lector de DVD, disco duro de 60 GB, pantalla de 8 pulgadas (cuesta 1.715 euros). La pantalla es capacitativa -reacciona al movimiento de deslizamiento y zoom con los dedos-, una característica que incrementa su facilidad de uso.

El abanico tecnológico es muy amplio, contando con control de crucero activo entre otros elementos

También opcional es el techo corredizo panorámico (1.205 euros), que es enorme y contribuye a aumentar aún más la sensación de espacio. Efectivamente, la lista de elementos opcionales es muy amplia siendo uno de los rasgos más interesantes de toda la gama Golf -y también del familiar- es la posibilidad de montar equipamiento propio de categorías superiores.

Así, pasando por caja es posible contar con asistente de frenada de emergencia en ciudad, control de crucero adaptativo (ACC), sistema de reconocimiento de las señales de tráfico, asistente de mantenimiento de carril (Lane Assist), suspensión adaptativa (DCC) o un sistema de aparcamiento automático (Park Assist).

Las plazas traseras se benefician de una altura mayor

Habitabilidad y maletero

Nuestra unidad contaba incluso con una función de masaje en el asiento del conductor, de manera que se activa un sistema mecánico que mueve el apoyo lumbar durante 10 minutos para aliviar la carga sobre la columna y relajar los músculos de la espalda. En cualquier caso, los asientos gozan de una buena ergonomía, un mullido acertado y recogen bien el cuerpo.

El maletero es grande y está muy bien aprovechado

El reposabrazos central situado en medio de ambas butacas delanteras es deslizante y regulable en altura, otro detalle práctico. Debajo hay un compartimento de tamaño generoso, que se suma a otros huecos repartidos por el habitáculo -todos tapizados o con base de goma-.

Un maletero plagado de soluciones prácticas y sencillas

Detrás el espacio para las piernas es el mismo que el del Golf de cinco puertas, correcto sin más. La plaza central es estrecha, pero nos puede sacar de algún apuro porque el túnel de transmisión apenas roba espacio en esta zona. La cota más destacada en estas plazas es la de altura, que se benefician de la forma del techo para ofrecer más espacio que el Golf hatchback.

la zona de carga es una de las más grandes de su categoría al ofrecer un maletero con una capacidad de 605 litros, que son 175 litros más que el hatchback de cinco puertas. Este volumen es prácticamente el mismo que el de su hermano mayor, el Passat Variant. La capacidad de carga sólo se ve superada ligeramente por la del Skoda Octavia Combi (610 litros) y la del Honda Civic Tourer (624 litros).

El respaldo de los asientos traseros se puede abatir remotamente desde unos tirados situados en el maletero

El portón, que no cuenta con un sistema de apertura eléctrica ni de manera opcional, deja un hueco de carga amplio que facilita la introducción de objetos voluminosos. El interior presenta unas formas rectangulares muy aprovechables y disfruta de varios ganchos y perchas sólidos. También hay una conexión de 12V y, opcionalmente, un enchufe de 230V (cuesta 125 euros). La ingeniosa bandeja se enrolla total o parcialmente de manera rápida y sencilla.

Lo mejor, sin duda, es el doble fondo cuyo piso permite no sólo repartir la carga en dos alturas sino también compartimentar el espacio. Es tremendamente práctico si hay que llevar bultos no muy grandes. El maletero tiene un desbloqueo remoto de los respaldos de los asientos traseros, que se abaten en proporción 60:40 y dejan una superficie de carga casi plana. De esta manera la capacidad de carga aumenta hasta los 1.620 litros.

Noticias relacionadas

Volkswagen Golf Variant 1.6 TDI 105 DSG (II): Diseño, habitabilidad y maletero
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto