¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

VídeoCómo correr y disfrutar en Nürburgring con un Citroën AX diésel

Pilotar en Nürburgring y marcar un tiempo de vuelta rápida más que respetable con un coche de calle no es misión imposible, ¿qué tal hacerlo con un Citroën AX diésel?. El objetivo del protagonista de este vídeo era conseguir bajar de los diez minutos en Nürburgring con un Citroën AX 1.4 D, con poco más de 50 CV, ¿lo consiguió finalmente?.

Si pensábais que para dar una vuelta rápida en el Nordschleife era necesario un potente deportivo, seguro que este vídeo sirve para derribar algunos prejuicios. Su protagonista es un simple aficionado que se marcó como meta bajar de los 10 minutos en Nürburgring. La cosa quizás no supondría tanto reto si no tuviésemos en cuenta que su coche no es precisamente un deportivo...

Con un Citroën AX, nuestro protagonista quiere demostrar que también se puede pilotar y pasárselo muy bien en un circuito tan complicado como el viejo Nordschleife. Y no hablamos de una versión GT o GTI, con superiores potencias. En este caso, la montura era un 1.4 D, un modesto diésel atmosférico con 52 CV. Con ello se entiende que bajar de los diez minutos en Nürburgring es todo un reto.

52 CV pueden dar mucho de sí si uno se lo propone. O, al menos, para pasar un buen rato y superarse a sí mismo a modo de desafío personal. Después de siete años, 118 vueltas a Nürburgring y nada menos que nueve motores y cinco cajas de cambio (la fiabilidad del 1.4 D y la alta exigencia en circuito tampoco ayudan), este aficionado consiguió el pasado 17 de Agosto rebajar la barrera de los diez minutos en Nürburgring.

En concreto, su tiempo marcado fue 9 minutos y 55 segundos, toda una proeza teniendo en cuenta la montura. El Citroën AX estaba prácticamente de serie, y únicamente sufrió pequeñas modificaciones, como un pequeño retoque a la bomba de inyección, un interior completamente aligerado (eliminando insonorizaciones y elementos superfluos) gracias a lo cual el peso del coche se quedó en sólo 720 Kg, o unos neumáticos chicle Yokohama AO48.

El resultado final lo tenéis en el vídeo, con el humilde AX diésel marcando unos muy meritorios 9:55 en Nürburgring. Sí, quizás ese récord de los 6:57 minutos del Porsche 918 Spyder queden bastante lejos, pero estos casi diez minutos son poco menos que una hazaña casi más propia de héroe que de piloto, aunque tenemos que darle un pequeño tirón de orejas al conductor: por tu seguridad, ¡ese casco...!

Fuente: Pistonheads

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto