¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es
    2.307

    Audi A4 de segunda mano y ocasión

    Ordenar resultados
    1 de 116
    X

    Enviadme anuncios similares

    Guarda esta búsqueda para recibir a diario anuncios similares en tu email

    He leído y acepto el Aviso legal y las Condiciones de uso

    Selecciona algún filtro antes de guardar la búsqueda

    Filtrar coches

    Audi A4

    El dúo alemán formado por Mercedes-Benz y BMW tiene en Audi a un rival de altura, algo que se ve reflejado a la perfección en el exigente segmento D premium en el que compiten los Serie 3, los Clase C y, como no, el A4 en representación de la marca de los cuatro aros de Ingolstadt.

    Audi encarna posiblemente la apuesta más equilibrada en cuanto a filosofía gracias a su fama de un buen confort de marcha y una destacable calidad de acabados, combinado todo ello con una gran variedad de motores gasolina y diésel que, como no, pueden combinarse con el legendario sistema de tracción integral «Quattro».

    Cinco generaciones

    El primer Audi A4 (denominación B5) llegó en 1995 como sucesor del Audi 80, habiendo ofrecido a sus clientes carrocerías sedán de cuatro puertas, familiar de cinco puertas y descapotable de dos puertas a lo largo de cinco generaciones. Audi tampoco se ha olvidado de ofrecer alternativas a la Serie M o AMG de sus rivales respectivos, en su caso con las series S4 y RS4, que incluyen tracción «Quattro» de serie.

    La segunda generación se estrenó en 2001 (B6) con un parecido más acorde al del A6 y un uso más acusado del aluminio, tanto en los motores como en el eje delantero para aligerar el conjunto. También ofreció por primera vez cambio automático «Multitronic» para los modelos de tracción delantera y «Tiptronic» para los de tracción total, permaneciendo en el mercado hasta la llegada de la tercera generación (B7) en 2005, que trajo bajo el brazo un buen aporte de motores nuevos a la gama.

    La cuarta (B8) y quinta generación (B9) llegaron en 2007 y 2015 respectivamente, siendo esta última desarrollada sobre la plataforma «MLB Evo» del Grupo Volkswagen y con un exterior continuista y un interior muy renovado al estilo del Audi Q7 como principales rasgos estéticos característicos.

    Eficiencia

    Aunque a nivel estético el A4 es una continuación de la anterior generación, Audi ha incluido numerosos retoques para conseguir una mayor eficiencia aerodinámica que ha permitido rebajar el Cx hasta 0,23. Así, los motores TFSI de gasolina ofrecen un rango de potencia que va desde los 150 CV hasta los descomunales 450 CV del RS4 Quattro con cambio Tiptronic sin por ello renunciar a unos consumos acordes a las exigencias actuales del sector automovilístico.

    En lo que respecta a las mecánicas diésel, los bloques TDI comienzan con 122 CV de potencia y ascienden hasta los 347 CV en la variante S4, también con tracción Quattro y cambio automático Tiptronic.

    Huelga decir que todas las unidades cumplen la normativa EURO 6 de emisiones, siendo alguno de sus motores los mejores del mercado en cuanto a consumo. El motor 2.0 TDI Ultra es el mejor ejemplo de ello con un consumo homologado de 3,7 litros a los 100 kilómetros y únicamente 95 gr de CO2 por km.

    Interior

    Ligeros cambios en las dimensiones propiciaron que la quinta generación del A4 mejorase su habitabilidad interior, permitiendo a los pasajeros de la segunda fila de asientos disponer de un mayor espacio para las piernas, al igual que mayor capacidad de almacenaje en el maletero. Por ejemplo el Avant presenta un mínimo de 505 litros ampliables hasta los 1510 si abatimos la segunda fila de asientos. Un espacio más que considerable en un vehículo de 4726 mm de largo.

    En cuanto a la calidad real y percibida, es algo se da por hecho en los coches de Audi, pero en la quinta generación se ha llevado un poco más allá con el empleo de nuevos materiales. Aquellos que buscan más deberán acudir a la sección «Audi Exclusive».

    G-tron

    La tecnología es otro de los puntos fuertes del A4, pero mención aparte merece la unidad impulsada por gas natural, que es capaz de mostrar las mismas prestaciones que cualquier motor con combustibles habituales.

    Denominado G-tron, Audi ha querido asociarlo a un motor 2.0 TFSI de 170 CV, que no es el motor más dinámico de la gama, pero cuenta con una relación de prestaciones y consumos que le convierten en uno de los más atractivos al ofrecer un consumo de menos de cuatro kilogramos de gas por cada 100 kilómetros.

    En resumidas cuentas, con el Audi A4 estamos accediendo a un vehículo dotado con un magnífico confort de marcha, excepcional calidad de acabados y notable habitabilidad que conforman un conjunto equilibrado al venir acompañado con mecánicas de calidad y prestaciones incuestionables. Una de esas compras seguras que hay en el mercado.

    Audi A4 de segunda mano en...

    Coches de segunda mano de la marca...

    Otras búsquedas de interés...