Abiteboul: "Para Renault es duro tener un socio que miente"

La tensión reinante entre dos socios tecnológicos tan importantes como Renault y Red Bull vive un nuevo capítulo en vísperas de un Gran Premio de Malasia en el que los motores serán un factor importante para lograr un buen resultado.


En los tiempos en los que Red Bull ganaba títulos de la mano de Sebastian Vettel y el motor Renault como referente -especialmente a nivel electrónico- ya surgieron tensiones entre ambas instituciones, ya que la cúpula directiva francesa pensaba que no se le atribuía el mérito que merecía en los triunfos de Red Bull.

Con la introducción de las nuevas unidades propulsoras la tensión fue en aumento, ya que Renault fracasó estrepitosamente y lastró claramente a Red Bull, que a pesar de todo consiguió tres victorias a manos de Daniel Ricciardo. 

Ahora, con la primera carrera ya celebrada, Red Bull ha destapado la caja de los truenos, con Marko, Horner y el propio Adrian Newey criticando duramente la falta de potencia y los problemas de manejabilidad del motor Renault, además de admitir no entender la decisión de los franceses de reservar nuevas evoluciones para más adelante. No en vano, Renault es el motorista que más tokens tiene a su disposición tras acometer menos cambios que sus rivales en la unidad de esta temporada.

La respuesta a las críticas de los hombres fuertes de Red Bull no se ha hecho esperar y, en declaraciones a AUTOhebdo, el Director General de Renault Sport F1, Cyril Abiteboul, se muestra altamente contrariado ante la situación y las relaciones con sus socios.

Abiteboul reconoce su parte de culpa, admitiendo que “es una cuestión de establecer la complejidad de un motor sobrealimentado, agravada por los sistemas de recuperación de energía eléctrica. Después de haber iniciado la temporada con una gran cantidad de desarrollos técnicos, algunos muy tarde, no es extraño ... No estoy buscando excusas. Estar en esta situación es escandaloso, frustrante y triste.


Pero, ante la pregunta de si Red Bull y Toro Rosso tienen los mismos problemas con la unidad propulsora, el Director Técnico de la firma francesa personaliza en el equipo de Horner, apuntando directamente a su ingeniero estrella: Adrian Newey, que declaró recientemente que la culpa del rendimiento del coche era responsabilidad exclusiva del motor. 

“A esto se suma Red Bull. Algunos problemas de chasis no ayudan a la situación. En particular, la falta de estabilidad posterior. Ambas cosas dan como resultado una máquina difícil de conducir. Es duro tener un socio que miente. Adrian [Newey] es un caballero encantador y un destacado ingeniero, pero se ha pasado la vida criticando a sus socios motoristas. Y es demasiado viejo para cambiar”.

Adrian Newey siempre se ha caracterizado por exigir mucho a los monoplazas que diseña en materia de refrigeración y packaging, pidiendo a los motoristas que se adapten a su diseño con vistas a maximizar el rendimiento aerodinámico por encima de todo. Algo que, en esta era de creciente importancia en materia de propulsores, está enturbiando aún más su relación con Renault.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto