¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Alonso se sincera: ¿por qué volver a la F1 en 2021? sus miedos, el plan de regreso...

    Fernando Alonso compitió recientemente en la Indy 500.IndyCar Media

    Uno de los momentos más esperados de cara a 2021 es sin duda el regreso de Fernando Alonso a la Fórmula 1 de la mano de Renault. El piloto asturiano ha pasado dos temporadas alejado de la categoría, pero ahora se siente plenamente preparado para ello.

    No es habitual que Fernando Alonso conceda entrevistas pausadas y reflexivas, celoso como ha sido siempre de su intimidad. Pero lo cierto es que el piloto español se encuentra en un momento importante de su carrera deportiva, ya que tras su participación en las 500 Millas de Indianápolis se prepara para su regreso a la Fórmula 1 con Renault, al tiempo que se ultima el estreno del documental sobre su vida personal y deportiva.

    Ahora que ya ha completado su breve programa deportivo de 2020 (Rally Dakar e Indy 500), su atención se centra plenamente en el retorno a la categoría reina con Renault, el equipo con el que consiguió sus dos títulos mundiales. Camino de los 40 años, Alonso sigue ofreciendo un rendimiento competitivo de primer nivel y se toma su regreso como un reto deportivo, más que vital. Es decir, que el objetivo es volver a ganar, no continuar acumulando experiencias.

    De todo ello, junto con otros temas como las delicadas situaciones a las que se ha enfrentado en otras disciplinas o su influencia en la llegada a Ferrari de Carlos Sainz, ha hablado Fernando Alonso en una entrevista concedida a El Mundo, de la cual extraemos algunos extractos en las siguientes líneas.

    Preparando el regreso

    «No tengo previsto ir a una carrera de F1 hasta Imola, que es a finales de octubre. Mientras tanto, haré algún día de simulador en la fábrica de Renault y el resto, estar tranquilo y preparándome físicamente. A Bahréin y Abu Dhabi también intentaré acercarme porque ya es la recta final del Mundial y quiero ver trabajar al equipo en directo, aunque mi contacto con los ingenieros es constante. Sigo las carreras y las reuniones desde casa».

    Renault es ya el presente de Fernando Alonso, que trabaja con el equipo en su regreso a la F1.

    ¿Miedo en el Dakar o en Indianápolis?

    «No, nunca. Cambiaba de categoría pero todo lo tenía más o menos controlado, siempre con unos meses previos de preparación. Donde más incómodo estuve tanto el año pasado como este fue en las 500 Millas, porque es un mini mundo dentro del automovilismo, muy específico, que reclama mucha experiencia. Al llegar a Indianápolis y no estar preparados, ni yo ni el equipo, estábamos en una situación demasiado amateur. Ese fue el momento donde me sentí más fuera de lugar. Pero miedo, no».

    La decisión de volver a la F1

    «Más que un día en concreto, fue un proceso, un paso a paso. Una conclusión natural de sensaciones que tenía, de ganas que tenía de volver a experimentar todo lo que es la F1 una vez más. No ha cambiado mucho, es verdad, los problemas que había cuando lo dejé, ahí siguen; ese dominio y diferencias muy claras entre equipos. Pero al mismo tiempo, la F1 sigue ofreciendo retos que no encuentras en ningún otro sitio del automovilismo».

    «También pesó mucho el poner sobre la mesa las otras categorías. Soy muy sincero, si hubiera habido otra categoría que me ofreciera un reto importante o atractivo, lo hubiera hecho. Pero el WEC está en proceso de cambios, el Dakar me encantó pero tengo muchos años para hacerlo, la IndyCar es un campeonato muy competitivo que exigiría una dedicación que ahora mismo no podría ofrecer... Al poner todo, la F1 tenía más peso. En resumen, vuelvo porque me gusta correr».

    «Espero estar dos, tres o cuatro años más en la Fórmula 1»

    «Subirme a un coche es lo que más me gusta hacer en la vida. Tras el intenso 2019, el 2020 lo veía como un año tranquilo, recargando pilas, sólo con el Dakar y las 500 Millas. Pero en el 2021 necesito tener un volante en las manos cada 15 días, necesito correr. Y la F1 me ofrecía mejores garantías que otras categorías».

    La retirada

    «Pues en el Dakar no hay fecha de caducidad... y creo que lo haré muchos años en el futuro. Mira Carlos (Sainz) con 58... Me veo en esa progresión. Pero en los circuitos, a altísimo nivel, en la F1, espero estar dos, tres o cuatro años aún, porque es lo que mejor sé hacer.

    La crisis de los 40

    «No creo que la edad tenga una gran importancia. Si la edad fuera un factor como en el fútbol o el atletismo, seguramente Hamilton no ganaría a Bottas, que es más joven. En el último año que corrí en la F1 yo tenía 37, mi compañero (Stoffel Vandoorne), 21. Venía de ganar la GP2 y la GP3, y firmé un 21 -0 (le superó en todas las sesiones de clasificación), algo que nunca había hecho. Pero todo esto se tiene que demostrar en la pista el año que viene. Veremos».

    Mejor sufriendo en pista que demasiado tiempo parado

    «Totalmente. Es una de las cosas que más valoré, porque mi idea era volver en 2021 con la nueva reglamentación, pero la pandemia retrasó esto un año. Cuando lo vi en los medios, fue un jarro de agua fría. Me entraron las dudas sobre estar otro año parado, hasta 2022, esperando el cambio de normativa. Pasar tres fuera de la F1... no sabía si me vendrían bien. Y entonces ahí surgió la oportunidad de volver ya el año que viene».

    «Pero con tranquilidad, sabiendo las expectativas y cuál es la posición a la que podemos aspirar. Siempre bajo este dominio de Mercedes, por desgracia. Pero me parecía que vivir el 2021 y preparar el 2022 desde dentro y conduciendo era mejor manera que esperar hasta 2022, porque igual se me pasaba el tren».

    Su influencia en el ascenso de Carlos Sainz

    «Supongo que sí, indirectamente. Le he intentado ayudar en lo que he podido. Recuerdo una vez en Mónaco, cuando estaba en la Fórmula Renault, que le subí a una scooter para explicarle en el circuito los puntos de referencia que tenía que manejar. En Toro Rosso, también, cualquier cosa que necesitaba... Pero cada uno va dando sus pasos».

    «Supongo que para la F1 en general hace 20 años era muy difícil confiar en un piloto español y considerarlo un valor seguro. Supongo que después de toda mi carrera, la gente que ha venido detrás ha tenido un voto de confianza, sin haber hecho aún cosas importantes. Ojalá haya servido de algo».

    Fuente: El Mundo / Fotos: IndyCar Media | Renault F1 Team