¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Aston Martin entrará en la F1 si el nuevo motor cumple sus expectativas

Aston Martin entrará en la F1 si el nuevo motor cumple sus expectativas

Andy Palmer reconoce que la marca busca involucrarse a nivel técnico en la Fórmula 1, pero sólo si los costes son asumibles.

Para ello el nuevo motor del futuro deberá cumplir con los requisitos que Aston Martin considera aceptables para afrontar su desarrollo.

Las negociaciones sobre la concepción del nuevo motor marcarán sin lugar a dudas el futuro de la Fórmula 1 y su esencia. Son muchas las marcas que miran con profundo interés el desarrollo de las conversaciones que decidirán el camino a tomar y firmas de gran prestigio como Porsche, Cosworth y Aston Martin están valorando muy seriamente su presencia en la Fórmula 1 como suministradores de motores.

Pero, para que eso ocurra, es necesario que los complejos y caros motores actuales se ajusten a las necesidades de todas estas marcas, que si bien quieren promocionar su capacidad tecnológica en la Fórmula 1, no quieren sufrir lo que le ocurre a una gigante de la automoción como Honda, que sigue perdido entre sistemas de recuperación de energía y problemas continuos de fiabilidad y rendimiento.

Si Cosworth confirmó este mismo mes que ya trabaja para preparar su vuelta, ahora es Aston Martin quien reconoce que su presencia en la Fórmula 1 es algo muy factible, aunque sólo como motorista y bajo ciertas condiciones. “Nos encontramos en la periferia de la F1 con el Valkyrie y Red Bull. ¿Querríamos entrar como equipo? Nuestro principal competidor es Ferrari, así que en ese sentido sería lógico estar involucrados de algún modo. Pero para una compañía que acaba de conseguir sus primeras ganancias, no es posible tener los 350 o 400 millones anuales que necesitas para gastar en la F1”, comentó en declaraciones a Motorsport.com el Director Ejecutivo de la marca, Andy Palmer.

Por tanto, es primordial que el nuevo motor cumpla con las expectativas a nivel tecnológico, simplificando su concepción y desarrollo hasta niveles asumibles por una compañía que ha presentado sus primeras ganancias en años durante el presente ejercicio. “Si realmente hay un límite en el número de personas y dinero que puedes invertir para desarrollar un nuevo motor y se encuentra a un nivel razonable, tenemos buenas razones para estudiarlo”.

Consenso en la esencia, pero no en el modo de llegar a ella

El principal problema para Palmer es que, si bien todos los involucrados en las conversaciones que se están desarrollando para acordar el nuevo motor coinciden en que debe ser más sencillo, barato y ruidoso, no ocurre lo mismo con el modo de conseguirlo.

La fórmula de mantener el V6 híbrido, pero con doble turbo y sin MGU-H (recuperador de energía térmica asociado al turbo) es la que más apoyo tiene, pero Andy Palmer asegura que aún queda mucho trabajo por delante. “Se está yendo en la buena dirección, claramente todo el mundo acepta que hace falta más teatro, más sonido, no restringir demasiado el rendimiento y reducir los costes de entrada. Nadie en la sala está en desacuerdo con ello”.

Red Bull y Aston Martin colaboran estrechamente, tanto dentro como fuera de los circuitos. Pero Palmer quiere implicación a nivel tecnológico.

Por esa razón, Palmer cree que debe llegar un momento en el que Liberty Media y la FIA den un paso adelante e impongan una fórmula, porque esperar un consenso total es tarea imposible teniendo en cuenta que en las conversaciones toman parte 37 interlocutores que representan distintos intereses en empresas como Mercedes, Ferrari, Cosworth, Magneti Marelli o la propia Aston Martin. “El debate es, ¿cómo? La FIA dirá: ‘¿Por qué no eliminamos esto?’ y la mitad de la sala dirá: ‘No puedes hacer eso’. Creo que eventualmente la FIA o la F1 tendrá que dar un paso adelante y decir: ‘Esto es lo que vamos a hacer’”.

Espero que esté más claro en septiembre y que ello nos permita tomar una decisión firme

El próximo mes de septiembre se celebrará la siguiente reunión y es precisamente esa la fecha límite para acordar por unanimidad la llegada del nuevo motor en 2020, un año antes del fin del Acuerdo de la Concordia que rige actualmente la Fórmula 1. Es en esa reunión cuando Andy Palmer espera que todo quede mucho más claro para que Aston Martin pueda tomar una decisión. “Todos estamos atentos, hemos hablado sobre lo que podría ocurrir con varias partes, pero no hemos decidido. Espero que esté más claro en septiembre y que ello nos permita tomar una decisión firme”.

Actualmente, Aston Martin ya está presente en la Fórmula 1 a través de Red Bull como patrocinador y mediante el proyecto del Valkyrie, un hiperdeportivo desarrollado en colaboración con Adrian Newey, el Director Técnico del equipo austriaco.

Pero Palmer quiere que la marca se involucre a nivel técnico en la competición y, por eso, si el nuevo motor cumple finalmente lo que Aston Martin espera, el Director Ejecutivo de la firma apoyará sin reservas un proyecto en la Fórmula 1. “Nunca he sido fan de ser un simple patrocinador, siempre intentaré darle cierto grado de autenticidad. En este momento eso llega con el Valkyrie y por trabajar con Adrian Newey. Pero si podemos movernos en otra dirección y encontrar algo en lo que podamos contribuir técnicamente, estaré completamente a favor”.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: Motorsport.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto