¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Seguirá la rueda de Bottas en el coche? Mercedes no pudo sacarla en Mónaco

    Los mecánicos de Mercedes sufrirán pesadillas con la tuerca de Mónaco.

    Valtteri Bottas paró en boxes para realizar su primer cambio de neumáticos cuando rodaba en tercera posición, pero la tuerca delantera derecha de su Mercedes se negó a salir y el finlandés tuvo que abandonar.

    El suceso de la tuerca rebelde del Mercedes #77 de Valtteri Bottas no pudo resolverse en Mónaco y el equipo anglo-germano ha tenido que renunciar a extraer la rueda delantera derecha antes de volver a Inglaterra.

    Así lo ha explicado James Allison, director técnico de Mercedes, admitiendo que «no quitamos la rueda, el coche sigue en nuestro garaje con la rueda puesta» unas horas después de la finalización de la carrera. «Tendrá que ser cortada con una Dremel para extraer los restos de la tuerca. Lo haremos cuando estemos de vuelta en la fábrica».

    «La sacaremos con una Dremel cuando estemos de vuelta en la fábrica»

    Durante la parada, los mecánicos se abalanzaron sobre el coche de Bottas para cambiar sus ruedas rápidamente, pero la delantera derecha se negó a salir cuando la tuerca quedó abocardada por la pistola.

    «Valtteri nos dijo que vio las limaduras de aluminio volando. No hemos cambiado ninguno de los diseños de las tuercas de rueda o las pistolas, así que necesitamos ponernos al tanto de lo que causó eso y volver más fuertes», apuntaba Toto Wolff al respecto.

    «Tenemos que investigar si se trata de un problema de diseño o si tuvimos un fallo catastrófico de algunos sistemas. Acabamos redondeando toda la tuerca. Nunca había visto algo así. No quedaba nada y el neumático todavía estaba en el coche», lamentó.

    Otra de las opciones es que la tuerca fuera colocada con excesivo par de apriete, lo que provocó que la pistola no fuera capaz de vencer la resistencia inicial, limando el aluminio de los pines de la tuerca y redondeándola. Desde ese momento, ya era imposible sacarla sin romperla, lo que tendrá que hacer Mercedes en su sede de Brackley.

    Bottas, que rodaba en tercera posición cuando paró en boxes, describió el momento con desazón. «Básicamente, era como: “Es una parada lenta, probablemente Sainz me esté pasando”. Y luego Norris o quien estuviera detrás. Pero, cuando ya habían pasado 30 segundos, no podía creerlo. Obviamente, fue enormemente decepcionante y una situación que tenemos que asegurarnos de que no vuelva a suceder, es un gran error», concluyó.

    Fuente: Racefans.net / Fotos: Mercedes AMG F1