Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Según Brawn, Verstappen demostró en Brasil que aún es un piloto inmaduro

El piloto neerlandés echó por tierra un recital de pilotaje al no prestar suficiente atención al intento de desdoblamiento de Esteban Ocon.

El director deportivo de la Fórmula 1 alaba las cualidades del neerlandés y no duda que aprenderá de lo ocurrido en Interlagos.

Se siguen produciendo reacciones a lo ocurrido en el Autódromo José Carlos Pace de Interlagos el pasado domingo, en el que Max Verstappen perdió la victoria en el Gran Premio de Brasil tras sufrir un accidente con Esteban Ocon.

El piloto francés intentó desdoblarse del líder de la carrera, pero puso a Verstappen en riesgo y el resultado fue un accidente en el que ambos salieron mal parados. Posteriormente, el piloto de Red Bull tuvo un enfrentamiento con Ocon, llegando a empujarle en varias ocasiones. “Max descargó su ira en el parque cerrado, no fue algo edificante de ver y, si bien es entendible, es obvio que no era justificable”, comentó Ross Brawn sobre el suceso.

El actual director deportivo de la Fórmula 1 considera que la reacción de Max Verstappen deja entrever una falta de madurez. “El incidente con Ocon fue un momento cruel, pero a raíz de esto, Max demostró que ha realizado enormes progresos en su carrera, pero que aún no es capaz de gestionar sus emociones en situaciones así. Es algo esencial, comentó el ingeniero británico.

Max Verstappen, que cumplió 21 años el pasado mes de septiembre, cumple este año su cuarta temporada en la Fórmula 1. “No podemos olvidar que aún es muy joven y, si bien su conducta no fue justificable, todos podemos entender la frustración que sintió tras el incidente y de nuevo al final de la carrera, cuyo resultado no puede esconder que fue una actuación increíble por parte del neerlandés, recalcó.

Max Verstappen dio un gran recital de pilotaje antes de sufrir el accidente.

Sin duda su excepcional actuación desde la quinta posición de la parrilla quedó empañada por el incidente y su reacción posterior, haciendo que su gesta pasara desapercibida. “Después de todo, no se supera a dos Ferrari y a dos Mercedes. En los últimos diez años, nadie ha ganado el Gran Premio de Brasil más atrás de la segunda línea, pero Max estuvo cerca el domingo. Estoy seguro de que aprenderá de lo ocurrido, incluida la penalización que ha recibido. Contribuirá a su desarrollo como piloto y, principalmente, como hombre, afirmó.

En lo que respecta a Esteban Ocon, Ross Brawn no ha sido tan comprensivo, calificando de justa la sanción impuesta e insinuando que se dejó llevar por la rivalidad de tiempos pasados. “Mereció la sanción que se le impuso en la carrera. No creo que Ocon pensara simplemente en intentar conseguir puntos, creo más bien que quedó atrapado por la situación y no pensó. Quizá luchar a muerte con el líder de la carrera no era el mejor plan, incluso si se trata de uno con el que has tenido algunos duelos enérgicos en categorías inferiores, concluyó.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: Autosport

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto