¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Sainz valora hacer un test con el Ferrari de 2018 para preparar la F1 de 2021

    Carlos Sainz lamenta no poder probar con Ferrari en Abu Dhabi.McLaren Racing

    Tras la reciente negativa de la FIA y los equipos a reconvertir el test de jóvenes pilotos en una previa de la pretemporada, Carlos Sainz admite que tanto él como Ferrari valoran seguir un camino similar al de Fernando Alonso con Renault.

    En 2021, muchos pilotos cambiarán de equipo, pero la reducida pretemporada de 2021 no les ayudará en absoluto a adaptarse a sus nuevas estructuras. Y es que el año que viene, los test invernales se limitarán a tres jornadas (muy probablemente en Bahréin) en las que los dos pilotos titulares tendrán que repartirse el poco tiempo disponible.

    Carlos Sainz es uno de los damnificados, pues en menos de un mes se despedirá de McLaren para convertirse en piloto de Ferrari. Sin embargo, el español no podrá probar su nuevo monoplaza hasta dentro de unos meses.

    «Es lo que hay, nos complica la vida tanto a mí como a Fernando, a Ricciardo, a Vettel...»

    «Creo que ha habido un claro desacuerdo por parte de los equipos a la hora de no convertir ese test de jóvenes pilotos en un test normal con pilotos oficiales», lamenta Carlos Sainz. «Habría alguna batalla y claramente Ferrari no me puede llevar porque no soy un piloto sin experiencia».

    «Es lo que hay, nos complica la vida tanto a Fernando (Alonso), como a Ricciardo, Vettel y todos los pilotos no rookies que cambian de equipo», afirma el todavía piloto de McLaren. «No se puede preparar una temporada de F1 con un coche nuevo en un día y medio de test, llegaremos un poco verdes, pero es lo que hay».

    Un test muy importante para el futuro

    Podría pensarse que un día de test con el coche de este año no es tan importante, pero Carlos Sainz afirma que permite una transición mucho más fluida, especialmente teniendo en cuenta que los coches de 2021 serán muy similares a los actuales a consecuencia de la congelación reglamentaria.

    «Te cambia todo, vas al invierno sabiendo tu posición del asiento, cómo funciona el volante, cómo va el set-up, cómo se comporta el coche, qué has probado en esas 100 vueltas, qué has trabajado con tu ingeniero, qué te gusta más o menos que te diga, conoces a la gente, puedes probar el simulador sabiendo cómo va el coche de verdad en la pista… te cambia toda la preparación», enumera el madrileño. «Para mí el test con McLaren fue fundamental y es una faena no tenerlo con Ferrari, te da una ventaja muy grande».

    McLaren fue uno de los equipos que afirmó públicamente que no veía sentido en transformar el test de jóvenes pilotos en otra cosa, pero Sainz prefiere huir de polémicas con su equipo. «No sé si mi equipo es el que ha sido un obstáculo (para que haya test) o no, cada uno juzga desde su posición. De todos modos, iba a ser un test de jóvenes pilotos. Todos creíamos que por la pandemia podríamos cambiarlo a un test normal, pero no ha sido así y no queda otra que aceptarlo y trabajar para el año que viene».

    Carlos Sainz espera terminar del mejor modo posible su relación con McLaren.

    Por tanto, cuando Sainz pueda comenzar a trabajar con Ferrari a mediados de diciembre o primeros de enero, será el momento de evaluar opciones alternativas, como un test con el SF71-H de 2018, a imagen y semejanza de lo que están haciendo Renault y Fernando Alonso con el R.S.18 de esa misma temporada.

    «¿Mi invierno más difícil? Seguro, porque en los otros conocía el coche o había más días de test. Ni el simulador es parecido a pilotar el coche de verdad», insiste Sainz. «Para la F1 hubiera sido bonito organizar un test con Ricciardo, Sainz, Vettel y Fernando en un coche nuevo, una bonita historia y dos días que hubiesen generado un gran impacto mediático. Es una pena».

    «Hacer un test con un Ferrari de hace dos temporadas es una opción», admite el piloto. «Servirá para estar más cómodo en el coche y empezar a conocer los detalles de los botones del volante y demás. Cuando empiece a trabajar con Ferrari comenzaremos a pensar de qué forma podemos llegar mejor preparados a la primera carrera».

    Las expectativas para Bahréin

    Ya pensando en el corto plazo y la carrera de este fin de semana, Sainz espera que McLaren ofrezca un rendimiento óptimo en un trazado en el que ha ido bien en los últimos años. «Tanto como podio no sé, pero espero que este circuito nos vaya bien como equipo. En circuitos y asfaltos normales están delante Renault, Racing Point o incluso Ferrari y AlphaTauri, por eso es una buena noticia volver a donde nos fue bien el año pasado».

    Una de las preocupaciones podría ser el motor, pues en este final de temporada las mecánicas llegan ya con muchos kilómetros y algunos pilotos ya han penalizado por exceder el límite de componentes. «De momento, creemos que vamos bien. Tuve el problema en el primer motor de la temporada con la temperatura, pero en cuanto pusimos el segundo motor pude hacer casi media temporada y monté el tercero hace tres carreras, tenemos previsto usarlo hasta el final. Quizás acabe un poco viejo, pero no esperamos más problemas y en los viernes seguimos utilizando un motor antiguo».

    Finalmente, la cuestión del campeonato de pilotos, en el que Sainz es séptimo con 75 puntos, uno más que Lando Norris. Su compañero ha estado por delante la mayor parte del año, pero el español ha dado la vuelta a la situación en las últimas carreras. «Siempre que corres contra tu compañero de equipo vas atado en corto, sobre todo Lando y yo que siempre estamos cerca el uno del otro, y ahí sí que entra el equipo a frenarnos a veces. Pero, en general, los equipos tienden a calmar a los pilotos porque el instinto natural es siempre ir un poco más al límite», concluye Sainz.

    Fotos: McLaren Racing