¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La clave de la eclosión de Carlos Sainz en McLaren, según Zak Brown

    La clave de la eclosión de Carlos Sainz en McLaren, según Zak Brown
    Carlos Sainz, en su despedida de McLaren en Abu Dhabi.McLaren Racing
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Desde que debutara con Toro Rosso en 2015, Carlos Sainz ha mostrado una evolución notable en la Fórmula 1. Ahora se prepara para el reto de ser piloto Ferrari, algo que en gran medida ha sucedido gracias a McLaren, el eterno rival.

    Ferrari no acostumbra a darle la responsabilidad de representar a un equipo tan importante en la historia del deporte a un piloto inexperto. Casos como el de Charles Leclerc, que llegó a Maranello tras una sola temporada de experiencia no son habituales y lo normal es que los italianos fichen a pilotos experimentados y contrastados.

    Es el caso de Carlos Sainz, que a sus 26 años cuenta ya con seis temporadas de experiencia y se ha asentado como uno de los pilotos punteros de la Fórmula 1 tras dos temporadas excepcionales en McLaren, el eterno rival de Ferrari.

    «Carlos me dijo en ese momento: “Realmente lo aprecio, nadie había venido antes a decirme eso”»

    Pero este McLaren no es el de antaño, pues Zak Brown ha adoptado una filosofía de gestión muy diferente a la tradicional en la formación de Woking y en otros equipos de la parrilla. Algo que, según el CEO de McLaren Racing, ha contribuido de manera determinante a la evolución de Sainz.

    El debut en Australia

    Buena muestra de ello es la carrera de debut de Carlos Sainz, en la que el piloto español tuvo que conformarse con la 18ª posición de parrilla tras encontrarse a Robert Kubica pinchado con su Williams en su vuelta rápida de Q1.

    «Creo que es una persona extremadamente decidida, pero recuerdo cuando tuvo su problema en Australia en la primera carrera (en 2019), y fui a verlo después de la clasificación», rememora Zak Brown.

    «Le dije: “Sé que estabas en una mega vuelta, simplemente te pillaron”», prosigue el estadounidense. «Creo que fue Kubica, que tuvo un problema con un neumático o algo así. “Tío, eres increíble, todos sabemos lo que pasó”. Él me dijo en ese momento: “Realmente lo aprecio, nadie había venido antes a decirme eso”».

    En opinión de Brown, cada piloto necesita un tipo de motivación y forma de trabajar diferentes y eso es lo que hacen en McLaren. «Carlos era un individuo extremadamente decidido, pero creo que los atletas necesitan comprender su psique y qué los hace funcionar. Todos somos diferentes, así que creo que hay que adaptarse a cada individuo. El modo de trabajar con Lando (Norris) es diferente al de Carlos y de igual modo es diferente a cómo trabajas con Fernando Alonso».

    «Creo que algunos equipos, no todos, dicen: “Así es como trabajamos y tú te adaptas a nosotros”. Y eso funciona para algunos, pero pienso que en McLaren hemos creado un ambiente familiar y por eso nos adaptamos el uno al otro», señala Brown.

    No cabe duda de que Sainz es ahora un piloto mucho más fuerte y consistente y, como el propio piloto ha confesado en varias ocasiones, el hecho de firmar un contrato de dos temporadas le permitió tener la tranquilidad suficiente para trabajar sin la necesidad de rendir desde la primera carrera.

    «Creo que hemos ayudado a aumentar la confianza de Carlos, pero creo que cuando trabajas con contratos de un año sientes que tu próxima carrera podría ser tu última carrera», explica Brown. «Y, ciertamente, no es una buena manera de motivar a ningún empleado, pues vive bajo una presión constante y que no es razonable. Creo que nos funcionó muy bien y ambos maximizamos los resultados del otro». Sin duda que sí.