GP China El coche de seguridad paraliza las opciones de Haas: "Fue un día muy complicado"

  • Con un compás muy similar a los Grandes Premios disputados en Australia y Bahréin, Haas se ha enfrentado a sus rivales de la zona media sin demasiado premio.
  • El Safety Car, provocado por los pilotos de Toro Rosso, dañó las opciones de la escuadra americana.

El equipo Haas F1 ha puntuado por segunda carrera consecutiva en el trazado de Shanghái; sin embargo, el conjunto de Gene Haas se ha llevado un escaso botín por, nuevamente, una serie de desdichas. Kevin Magnussen  ha atrapado el último punto del Gran Premio de China. Calzando el neumático blando hasta la vuelta 26, el danés ha ejecutado el resto de la prueba con el neumático medio. A causa del Safety Car que se coló en la mitad de la prueba, el VF-18 con el número veinte no se benefició estratégicamente de su jugada. Al menos, el bólido de la marca americana, pilotado por el ex de McLaren, pudo terminar en la última zona de premio.

"Tuve mala suerte con el coche de seguridad. Nuestra estrategia fue buena, pero luego el Safety Car vino en un mal momento. No obtuvimos la ventaja estratégica que sí hubiésemos tenido de la otra manera. Fue una decisión difícil y no pudimos anotar más que un punto. Está bien, pero esperábamos un poco más. Es una temporada larga y, con suerte, seguiremos sumando puntos. Estoy orgulloso de nuestras actuaciones como equipo", ha explicado. 

Su compañero de equipo, Roman Grosjean, ha corrido la misma suerte, aunque ha finalizado la prueba lejos de la meta, en decimoséptima posición. Ante la pausa marcada por el coche de seguridad, las opciones del francés disminuyeron considerablemente al llevar una estrategia de una parada. Al rejuntarse todo el grupo, el galo tuvo pocas opciones para defenderse de sus rivales.

"Hicimos una estrategia arriesgada yendo de los ultrablandos a los medios. La mala fortuna me persiguió porque sabía que con el coche de seguridad en la mitad de la carrera no podíamos hacer nada. Sabía que sería muy difícil la arrancada tras la marcha del Safety Car. Traté de aferrarme a la undécima posición tanto como pude, pero los dos Force India me adelantaron. Equipé otro set de ultrablandos en las últimas diez vueltas, los cuales fueron alentadores ya que sufrieron una degradación muy baja", ha explicado.

Kevin Magnussen, de Haas, obtuvo el último punto de la prueba de Shanghái.

El director del conjunto estadounidense, Guenter Steiner, ha lamentado cómo el coche de seguridad les ha destrozado todas las expectativas que tenían planteadas. "Fue un día muy complicado. Al menos, demostramos que podemos luchar en las posiciones de las últimas dos carreras. El coche de seguridad destruyó nuestra estrategia, obviamente. Los Renault tuvieron una parada gratis por esto y, además, no pudimos volver a subir los neumáticos de temperatura. Estábamos en el camino de ser séptimos con Kevin y octavos o novenos con Romain. Kevin luchó duro para terminar décimo, y Romain tuvo que cambiar las llantas nuevamente porque no conseguía la temperatura óptima", ha finiquitado.

Fotos: Haas F1 Media

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×