¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Cómo encaja la F1 en el plan de Luca de Meo para Alpine?

    Alpine llega a la Fórmula 1 con mucha ambición.

    Desde que asumiera el cargo de CEO de Groupe Renault, Luca de Meo ha realizado cambios importantes en la estructura del mismo. Uno de los más relevantes es el nuevo rol de Alpine en el mundo de la automoción y la competición.

    Luca de Meo cuenta con un extenso currículum en la industria del automóvil y se ha ganado su prestigio gracias a gestiones como la de SEAT, que fue la que finalmente le llevó a presidir Groupe Renault.

    La marca principal del grupo al que da su nombre cuenta con una gran tradición en el mundo de la competición y ha estado presente en la Fórmula 1 durante las últimas cuatro décadas, bien como motorista o como equipo oficial.

    «La F1 es la herramienta que puede dar credibilidad a Alpine como fabricante de coches deportivos»

    Pero 2021 marca el inicio de una nueva etapa, pues Alpine toma el relevo de la marca del rombo para escribir su propia historia lejos de los tramos de rallies, donde adquirió un nombre en los años 70 gracias al A110.

    Luca de Meo quiere convertir Alpine, submarca de Groupe Renault, en el estandarte de los vehículos eléctricos de altas prestaciones y corte deportivo pero, ¿cómo encaja la Fórmula 1 en ese plan?

    La mejor publicidad

    El propio Luca de Meo ha contestado a esta cuestión, argumentando su decisión de mantener el programa de la categoría reina e incluso potenciarlo a través de un aumento del apoyo del grupo y su reconversión en Alpine F1.

    «Cuando llegué, algunos me pidieron que dejara la F1 por nuestra situación económica, pero me dije a mí mismo que yo no sería el hombre que iba a interrumpir los 44 años de historia de la casa en la F1», comienza apuntando el dirigente italiano. «La F1 sigue siendo un formidable volante promocional, es la herramienta que puede dar credibilidad a Alpine como fabricante de coches deportivos, una mezcla de mini Ferrari y mini Tesla, y una plataforma importante para el desarrollo de híbridos».

    La presencia de Fernando Alonso otorga un plus de credibilidad y exigencia al proyecto de Alpine en la Fórmula 1.

    «La publicidad que llega del Mundial me ahorra millones de euros que no habría tenido, sobre todo si estás en pantalla y no detrás, claro. Y no, no nos restará publicidad a Renault porque en 44 años en F1, Renault nunca ha sido considerada marca deportiva, ¿verdad?», recalca Luca de Meo.

    La Fórmula 1 se adentra este año en la primera fase de una nueva era con la introducción del límite presupuestario, que vendrá complementado con un nuevo reglamento técnico en 2022.

    El objetivo de todo ello es crear una competición más equitativa y competida. «Los límites de costes, que tenga sentido esta inversión para todos, que haya igualdad y no alguien ganando diez años, espectáculo y no aburrimiento, es algo capital y Liberty (empresa poseedora y gestora de los derechos de la Fórmula 1) lo está haciendo muy bien, la gente joven está volviendo a la F1 y sólo debemos estar seguros de que se apuesta por la sostenibilidad desde 2025».

    2022 es el objetivo

    Ya en un plano estrictamente deportivo, Luca de Meo ha valorado el estado actual de Alpine F1, así como sus objetivos a corto y medio plazo. El CEO de Groupe Renault considera que el objetivo principal para esta temporada pasa por seguir progresando y mejorando el rendimiento.

    «Veo una pelea reñida con Aston (Martin), McLaren e incluso Ferrari, que se ha recuperado. Pero competimos contra nosotros mismos, queremos ser mejores carrera a carrera, pero será complicado porque todos han mejorado», admite Luca de Meo.

    «En todo caso, el nuevo espíritu y el propio Fernando (Alonso) que se incorpora... La F1 a veces son pequeños detalles, cómo trabaja la gente junta, especialmente nosotros, que tenemos que crear complicidad entre las dos partes del equipo, la francesa y la inglesa, hacerlo con humildad porque competimos contra el top del mundo de las carreras».

    No cabe duda de que la incorporación de Fernando Alonso es una declaración de intenciones de lo que Alpine quiere lograr y 2022 es el momento clave, pues será el año que viene cuando todos los equipos comenzarán de cero con un reglamento técnico completamente nuevo.

    «No podemos esperar victorias y dominar porque estamos mucho más centrados en 2022 y estamos empujando hacia allí sobre todo en el motor, ya que influye en toda la aerodinámica y el chasis», afirma Luca de Meo, que igualmente destaca la ambición y exigencia de Fernando Alonso.

    «Para nosotros, el verdadero desafío arranca en 2022, pero no queremos hacer de 2021 una temporada de mentirijilla también porque tenemos a Fernando y él quiere ganar todo el tiempo. Necesitamos darles a los pilotos un gran servicio como equipo. Ya veremos cómo vamos mejorando y qué es lo que ocurre», concluye.

    ¿Será capaz Alpine de rememorar los grandes éxitos del equipo Renault de principios de este siglo?

    Fuente: MARCA / Fotos: Alpine F1 Team