¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Con el actual reglamento no se puede cambiar el ruido

    Jose Carlos de Celis
    Jose Carlos de Celis

    Uno de los responsables de Renault Sport F1, Rémi Taffin, declaró a ‘Autosport’ que en 2014 no será posible cambiar el ruido, salvo que se modifique el reglamento. Señaló al turbo y al número de revoluciones de la nueva Fórmula 1 como causas del bajo sonido y habló de la posibilidad de aumentar el flujo de combustible.

    Rémi Taffin, director de operaciones en pista de Renault, asegura que el ruido de esta nueva era de la Fórmula 1, que ha generado tanto debate, no se puede cambiar mientras no se modifique el reglamento: “Actualmente no se puede hacer nada para que estos motores sean más ruidosos”, declaró. Confirmó así que una de las mayores controversias de la actual Fórmula 1 no podrá ser solucionada esta temporada salvo cambio en las reglas vigentes.

    Taffin apunta a dos causas principales del bajo sonido: las revoluciones y el turbo. La primera razón de este nuevo aspecto de la temporada 2014, según Taffin, es el número máximo de revoluciones, que este año ha pasado de 18.000 por minuto a 15.000. Sin embargo, el de Renault asegura que solo se alcanzan 12.000 revoluciones por minuto: “Con estas restricciones de combustible el motor va a 12.000 rpm y al final de recta puede bajar a los 10.000-11.000 rpm”.

    La limitación del flujo de combustible es clave en el ruido: “Se establecieron 15.000 rpm máximas, pero con la limitación del reglamento sobre el flujo de combustible se alcanzan como máximo 12.000 rpm, sea motor Renault, Mercedes o Ferrari, 6.000 rpm menos que el año pasado, y esa es una gran diferencia”. ¿Solución? Taffin responde que hay que elevar las revoluciones, pero esto no se puede hacer sin aumentar el flujo de combustible: “Pero entonces habría menor eficiencia. No se puede hacer nada con los escapes porque ambos se unen en un tubo para después pasar por el turbo”.

    El turbo es el otro factor determinante para la actual acústica de la Fórmula 1. En palabras del ingeniero, el turbo actúa como poner una almohada en la cara de una persona: “Es colocar algo a través del camino de los escapes, hace de silenciador”. Por lo tanto, con los motores V6 y estas reglas, el ruido, que Sebastian Vettel definió como “una mierda”, será inalterable: “Sumas el tema de las revoluciones y el turbo y el resultado es lo que tenemos ahora”, concluyó Rémi Taffin.

    Fuente: Autosport