¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Felipe Nasr no renuncia a la F1, pero mira a IndyCar, Fórmula E y WEC

    El piloto brasileño sigue en busca de oportunidades para estar en la parrilla en 2018.

    Lamenta que la falta de "uno o dos equipos más" pueda ser perjudicial para los jóvenes talentos.

    Asegura que la IndyCar "le llama la atención", en base a su buena relación con Hélio Castroneves.

    En el pasado Gran Premio de Abu Dhabi, Felipe Nasr cruzó la meta al volante del Sauber C35 en 16ª posición, a una vuelta del líder, penúltimo entre los que terminaron la prueba y por detrás de su compañero Marcus Ericsson. Una situación muy diferente a cuando, el año anterior, debutó en Fórmula 1 con una quinta posición en el Gran Premio de Australia, evitando ser doblado. Desde aquella noche en Yas Marina, Nasr no ha vuelto a disputar una carrera profesional.

    La pasada semana, durante la disputa del Gran Premio de Gran Bretaña, Nasr reapareció en el paddock de la categoría, en esta ocasión como observador. El piloto brasileño no ha escondido en ningún momento su intención de regresar a la Fórmula 1 desde que Sauber anunció que no seguiría contando con sus servicios, pero la pérdida del patrocinio de Banco do Brasil y la caída de Manor, propiciada, curiosamente, por sus dos puntos en Interlagos, imposibilitaron una alternativa este año, y complica sobremanera sus opciones para el año que viene, hasta el punto en el que el propio Nasr no descarta otras opciones.

    En declaraciones a Motorsport.com, Nasr confirmó que el Gran Circo sigue siendo su prioridad, pero que contempla participar en otras categorías si esto no sucede: “Aún me siento capaz de volver, y sigo buscando oportunidades para 2018. Por supuesto, la Fórmula 1 es el plan A, pero hay muchos planes B. Podría ser la IndyCar, la Fórmula E o el WEC, todas ellas son series que me llaman la atención. Intentaré hacer todo lo que pueda antes de comprometerme o tomar cualquier decisión. Lo bueno es que he pilotado diferentes coches en los últimos meses, me he mantenido activo, y ha sido genial estar de nuevo en un coche de carreras.

    Por supuesto, la Fórmula 1 es el plan A, pero hay muchos planes B. Tengo todas las puertas abiertas

    En particular, la IndyCar podría ser una buena alternativa para el piloto de Brasilia, debido a la popularidad de la que la categoría goza en su país, la situación de Tony Kanaan y Hélio Castroneves, ambos en el ocaso de sus carreras, y su conexión con este último, que fue subcampeón de la Fórmula 3 brasileña en 1993 y 1994 con el equipo de Amir Nasr, tío de Felipe. "Muchos brasileños han ido allí, sobre todo Helio. Hemos tenido una buena relación, porque pilotó para el equipo de mi tío cuando hizo Fórmula 3. Siempre nos ha tenido al tanto de como van las cosas allí, así que siempre ha sido una categoría que me ha llamado la atención, y es altamente competitiva. Veremos como se dan las cosas, pero tengo todas las puertas abiertas".

    Sus opciones en Fórmula 1 parecen algo más complicadas mientras la parrilla no cuente con más efectivos, algo que el propio piloto reconoce. La reducción de la parrilla de 24 coches a 20 en el último lustro ha complicado la obtención de un asiento en la categoría, y, a falta de que se concreten las propuestas de nuevos equipos, Nasr dice estar listo si llega la oportunidad: "Sería genial tener uno o dos equipos más, no sólo para mí mismo, sino para cualquier piloto que aspire a subir a Fórmula 1, pero las cosas pueden cambiar muy rápido. Lo importante es que estoy en forma. Hice todo lo que pude para estar listo para este año, y sé que puedo subirme a cualquier coche en cualquier momento, y demostrar que aún soy competitivo. No es fácil estar fuera del coche, sin duda, pero no me arrepiento de nada. Hay un momento para todo en la vida, y lo importante es que estoy listo, y que tomaré una decisión muy pronto".

    Fuente: Motorsport.com