¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ferrari descarta el turbo dividido para 2022, pero mantiene el concepto ‘superfast’

    Ferrari descarta el turbo dividido para 2022, pero mantiene el concepto ‘superfast’
    Ferrari innovará con el motor, pero mantendrá el concepto de turbo unificado.
    David Plaza
    David Plaza2 min. lectura

    La entrada en vigor del periodo de congelación de los motores en la Fórmula 1 ha hecho que Ferrari haya reevaluado su estrategia para 2022, apostando por una combinación intermedia entre los dos proyectos desarrollados.

    El pasado mes de febrero informábamos de la apuesta de Ferrari por un motor radicalmente distinto al actual para la temporada 2022, primera en la que entrará en vigor la congelación del desarrollo de los motores.

    Dicha apuesta consistía en seguir el concepto original de Mercedes en el que el turbocompresor queda dividido en dos a ambos extremos del bloque, con el compresor situado en la parte frontal y la turbina en la posterior.

    Finalmente, Ferrari ha considerado esta vía demasiado arriesgada para una temporada en la que los motores quedarán congelados durante tres años, por lo que dicho proyecto ha sido finalmente desechado y el que continuará adelante será el derivado del motor actual, aunque con varias novedades.

    Según informa The Racer, las innovaciones incluyen un novedoso intercooler y ganancias significativas en el sistema eléctrico de recuperación de energía, pero la verdadera innovación puede estar en el motor de combustión gracias a la tecnología denominada ‘superfast’.

    Se trata de un sistema de encendido capaz de hacer que la mezcla de admisión sea más turbulenta, y por lo tanto explosiva, logrando así que la llama se extienda rápidamente a los bordes de la cámara de combustión. Esto es clave para mejorar la combustión y maximizar la presión de combustible de 500 bares permitida bajo la normativa vigente.

    Aunque la arquitectura seguirá siendo la actual, con el turbo unificado en su posición convencional, Ferrari espera que el intercooler y el resto de cambios den como resultado una unidad de potencia mucho más compacta que la actual, lo que a su vez permitirá notables mejoras aerodinámicas.

    Fuente: The Racer / Fotos: Scuderia Ferrari