¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Que Ferrari ha mejorado es un hecho, ¿pero es suficiente?

    El Ferrari SF21 es mejor que su precedesor. ¿Será suficiente para progresar?

    Tanto Carlos Sainz, como Charles Leclerc y Mattia Binotto afirman que se han cumplido los objetivos marcados en Maranello y que el Ferrari SF21 es un coche más estable que el de la temporada pasada. Sin embargo, no parece haber suficiente velocidad.

    Desde Ferrari han insistido mucho durante este fin de semana de pretemporada en que el SF21 de este año ha cumplido con lo que se esperaba en la fábrica, pues los datos aerodinámicos y prestacionales recogidos en Sakhir coinciden con los de las simulaciones realizadas en Maranello durante el invierno.

    Ya nos lo confirmó Carlos Sainz días atrás y lo ha refrendado Charles Leclerc al término de la pretemporada, afirmando que «es bastante difícil comparar con el año pasado en estas condiciones (viento y arena en el circuito), pero el equilibrio es bastante bueno y estoy a gusto con el coche. El año pasado sufría bastante cuando había temperaturas cálidas y este año se comporta un poco mejor por ahora, especialmente la parte trasera del coche».

    «Hoy sentimos que la velocidad punta ya no es una desventaja»

    El piloto monegasco reitera que «los primeros datos muestran que lo que hemos medido en pista es similar a las ganancias que pensábamos que habíamos conseguido en la fábrica, lo cual ya es positivo».

    El motor también cumple

    Por su parte, Mattia Binotto ha valorado el rendimiento del motor Ferrari, que tras el desastre de 2020 ha sido renovado casi por completo.

    «Sabemos cómo funciona el motor en el dinamómetro, pero cuando lo montas en el coche, debes fijarte en la velocidad tuya y de los demás. Cuando estuvimos aquí el año pasado en Bahréin, fuimos muy lentos en las rectas. No entramos en la Q3 y estábamos muy lejos de la pole», recuerda el director de Ferrari.

    En 2020, el Ferrari SF1000 adolecía de una escasa velocidad punta a consecuencia de un motor anémico y una aerodinámica propensa a generar excesiva resistencia al avance. Según Binotto, esto ya no será un problema.

    «Si miro los datos, creo que al menos en velocidad punta estamos bien», explica el italiano. «No parece haber tal desventaja. Sabemos que no es sólo cuestión de potencia, es drag del coche también, como a menudo dijimos el año pasado. Pero permítanme decir que ambas cosas han contribuido a mejorar nuestra velocidad en las rectas».

    «Hoy sentimos que ya no es una desventaja», reitera Binotto. «Intentamos evolucionar todo lo que pudimos en la parte trasera del coche. Estamos muy contentos con la correlación, lo que significa que al menos tenemos una buena base para las próximas simulaciones o desarrollos».

    El problema es que el Ferrari SF21 no ha dejado buenas sensaciones en la pista en comparación con Red Bull, McLaren o incluso Aston Martin cuando ha podido rodar sin problemas, lo que plantea la duda de si en Maranello han conseguido un coche más equilibrado, pero no lo suficiente rápido como para escapar del grupo intermedio.

    Y es que el punto de partida a finales de 2020 era realmente bajo, así que no queda otra que esperar al Gran Premio de Bahréin para salir de dudas.

    Fotos: Scuderia Ferrari