GP Hungría Ferrari se ve en la lucha a pesar de las inoportunas banderas rojas

  • Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen han conseguido progresar a lo largo del viernes en Hungría y han terminado satisfechos con el rendimiento del Ferrari.
  • Ninguno de los dos pilotos ha tenido un simulacro de carrera en el FP2 por culpa de las banderas rojas y las repetidas interrupciones.

Ferrari ha empezado con buen pie el GP de Hungría con una jornada de viernes en la que han firmado un notable progreso en pista. Tanto Sebastian Vettel como Kimi Räikkönen se han mostrado esperanzados con el nivel alcanzado, aunque ni uno ni el otro han terminado del todo satisfechos. Mientras que Vettel ha reconocido que todavía hay que dar un "paso extra" para luchar contra Mercedes en clasificación y en carrera, Räikkönen ha lamentado el excesivo número de interrupciones y banderas rojas que no han permitido el desarrollo normal del FP2 y por ende de los simulacros de carrera.

Sebastian Vettel no ha terminado de encontrar el ritmo en la sesión matinal y así ha quedado patente con su sexto puesto al final del FP1: "Esta mañana no me terminé de meter en el ritmo, pero por la tarde fue mejor. Tratamos de jugar un poco con el coche, con la puesta a punto del monoplaza y probamos algunas cosas que creo que nos han colocado en la buena dirección, así que creo que sabemos qué hacer de cara a la jornada de mañana".

Creo que debemos estar cerca de la cabeza, así que será un duelo divertido

En este aspecto, el piloto alemán considera que Ferrari está en la brecha para poder luchar con Mercedes, incluso en la sesión de clasificación: "Creo que todo va a estar muy cerca. Siempre es difícil saber qué se puede esperar, porque al fin y al cabo estamos a viernes y siempre es una historia diferente. Pero creo que debemos estar cerca de la cabeza, así que será un duelo divertido. A pesar de ello, necesitamos dar un paso adelante de esta noche a mañana para estar en la pelea".

Por su parte, Kimi Räikkönen se ha mostrado satisfecho con el ritmo del Ferrari en la jornada del viernes, aunque a la vez ha reconocido sentirse frustrado por las repetidas interrupciones: "Empezamos muy bien en la sesión de la mañana, pero es cierto que la segunda sesión fue un poco más complicada. Hemos intentado algunas cosas, posiblemente no era lo ideal, pero las cosas todavía no estaban mal, ni mucho menos".

En este aspecto, Räikkönen afirmaba: "Las condiciones han sido bastante difíciles, sobre todo por las banderas rojas y todas las cosas que han pasado de ese estilo. Es evidente que no hemos podido hacer el trabajo que habíamos esperado debido a las continuas paradas, pero las cosas no nos han ido mal. Veremos mañana qué pasa y dónde estamos tras la clasificación". 

En relación al problema técnico que le ha obligado a resetear el coche en pista antes de volver al box durante el FP2, el finlandés ha explicado que ha sido un problema con el control del acelerador: "No estoy muy seguro de lo que ha sido, pero parece que fue el control del acelerador. No funcionó bien por un rato y luego volvió, por lo que no fue algo importante. Quedarse detenido en pista no es lo ideal, pero se resolvió el problema".

Fotos: Scuderia Ferrari

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto