¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP MalasiaLa FIA permitirá a Haas romper el toque de queda "de manera excepcional"

    Juan Muñoz
    Juan Muñoz5 min. lectura

    La escudería americana de la Fórmula 1 podrá trabajar más horas de las establecidas en el monoplaza de Grosjean sin acarrear penalización alguna.

    La FIA considera que el levantamiento de una tapa de alcantarilla es algo inusual, por lo que ha decidido hacer una excepción en este caso.

    El causante del accidente de Romain Grosjean ha provocado que el equipo Haas pida a la FIA una coyuntura diferente a la habitual, y que así les permitan realizar las reparaciones pertinentes en el VF-17 del piloto francés sin consumir una de las dos roturas del toque de queda que conceden a todas las escuderías para trabajar más tiempo del establecido a lo largo de la temporada.

    Los comisarios han recibido una solicitud por parte de Haas F1 Team para la concesión de una excepción de cara a lo acordado en el Artículo 21.7 del reglamento deportivo de la Fórmula 1, el cual hace referencia al toque de queda:

    Durante los segundos entrenamientos libres, el coche nº 8 chocó contra la tapa metálica de una alcantarilla en la curva 13, provocando que se accidentara gravemente, requiriendo consecuentemente una reparación significativa que se llevará a cabo durante la noche.

    En respuesta a dicha petición, el órgano encargado de dirigir la Fórmula 1 ha optado por otorgar a los estadounidenses un acceso extra al monoplaza cuando este se encuentra en el parque cerrado, donde se supone que los equipos no pueden modificar ni un ápice de la configuración de sus armas con las que luchan por estar lo más arriba posible en el campeonato.

    En todo momento, la FIA detalla las consideraciones a tener en cuenta por la escudería con sede en Banbury, subrayando que las cámaras de ambos coches deberán permanecer encendidas en el proceso de reparación, al igual que recalcan que el monoplaza de Kevin Magnussen, el compañero del piloto accidentado en este caso, deberá permanecer intacto.

    Los comisarios han decidido, de acuerdo con sus poderes bajo el artículo 11.9.2 del reglamento deportivo internacional de la FIA, conceder una excepción al competidor, exclusivamente con el propósito de realizar reparaciones en el coche nº 9, ciñéndose a las condiciones del artículo 21.7 del reglamento deportivo de la Fórmula 1, así como no considerar dicha excepción como una de las “dos excepciones individuales” referidas en ese mismo artículo.

    Esta exención está sujeta a las siguientes condiciones:

    1. Se aplica únicamente al trabajo realizado en, o relacionado específicamente con, el coche nº 8.

    2. Las cámaras de la FIA ubicadas en el parc fermé para los coches 8 y 20 deberán estar activas y no podrán ser cubiertas de ninguna manera durante el periodo desde esta decisión hasta el final del tiempo restringido habitual referido en el artículo 21.7.

    3. No se permitirán trabajos en, o relacionados con, el coche nº 20 durante este periodo de exención.

    4. El delegado técnico de la FIA está autorizado para dar cualquier paso que considere necesario para asegurarse del cumplimiento de estas condiciones.

    Los comisarios consideran que las circunstancias que causaron el accidente del coche nº 8 fueron entera y claramente más allá del control del piloto y el competidor (y cualquier otro piloto o competidor), y los consideran de “fuerza mayor”.

    Por último, pero no por ello menos importante, el comunicado oficial añade una frase final que es de vital importancia al referirse a la normativa de un campeonato que puede decidirse si algún equipo saca ventaja de alguno de sus artículos y, por ende, gana rendimiento de manera alegal, generando una polémica similar a la que se vio con el doble difusor y Brawn GP en 2009.

    Se destaca que esta decisión no debería sentar un precedente de ninguna manera.

    Fotos: Haas F1 Team