¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP FranciaHamilton predice una carrera muy conservadora en Paul Ricard

La escasa degradación de los compuestos medio y duro, junto con la gran cantidad de tiempo que se pierde en el pit-lane, causas principales.

El graining severo aparecido en el compuesto blando podría animar a los pilotos punteros a intentar pasar a la Q3 con el neumático medio.

Lewis Hamilton rueda con el neumático blando, que comienza a sufrir graining.

Se podría pensar que el Gran Premio de Francia iba a suponer el mayor reto de la temporada hasta ahora para los neumáticos, pero tras la primera jornada de entrenamientos las estrategias no parece que vayan a ser muy variadas.

En un circuito en el que el calor está siendo intenso este fin de semana y el trazado es exigente desde el punto de vista de las cargas laterales, ni siquiera el compuesto blando elegido por Pirelli (C4) degrada lo suficiente como para que los pilotos se planteen dos paradas. Y, aunque es precisamente esa dureza la que ha provocado mucho grainingen la primera jornada, la resistencia de los compuestos medio y duro compensa la que seguramente será una parada temprana en boxes para los pilotos que inicien la carrera con el blando.

Así lo ha explicado Lewis Hamilton, que no espera grandes sorpresas estratégicas. “Los neumáticos blandos son bastante duros, para una vuelta son realmente duros y no es fácil mantenerlos en su rango de trabajo en todas las curvas”, señaló el británico. “En una tanda larga no llevan bien un coche cargado y el graining es muy severo, por lo que no creo que vayamos a llegar muy lejos con ellos, pero el medio y el duro parecen muy resistentes a ello”.

“El asfalto estaba a 55 o 60 ºC, la temperatura más alta que hemos tenido este año”, apuntaba Lewis Hamilton en relación al estado de una pista que ha sido reasfaltada recientemente. “Esperaba que eso significara que tuviéramos que hacer más de una parada, pero con unos neumáticos tan duros, haremos una única parada con total seguridad”.

"El pit-lane es muy lento, nadie quiere perder 27 o 28 segundos"

A ello hay que sumarle lo angosto del pit-lane, que propicia que recorrerlo lleve unos cinco o seis segundos más de lo habitual, con la consiguiente influencia que ello tiene en las estrategias. “El pit-lane es muy lento, nadie quiere perder 27 o 28 segundos, por lo que no espero ver el más emocionante de los duelos porque la gente va a intentar llegar lo más lejos posible con los neumáticos y habrá mucho ‘lift and coasting' (técnica que consiste en dejar de acelerar metros antes de la frenada para ahorrar combustible y neumáticos)”.

Debido a que el graining propiciará tandas cortas con el blando, pero los compuestos medios y duros compensarán con creces, los pilotos intentarán por todos los medios alargar la vida de los mismos para no tener que perder tanto tiempo en boxes con una parada adicional, pues neumáticos nuevos probablemente no compensarán en una pista en la que no es sencillo adelantar.

Fotos: Mercedes AMG F1

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto