¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

GP Países BajosLa avería de Tsunoda despierta sospechas en Hamilton: «Es lo más extraño que he oído»

La avería de Tsunoda despierta sospechas en Hamilton: «Es lo más extraño que he oído»
Hamilton rodó delante de los Red Bull y llegó a aspirar a la victoriaMercedes AMG F1
Adrián Fernández
Adrián Fernández6 min. lectura

El piloto británico libraba una gran batalla estratégica contra Max Verstappen hasta el Virtual Safety Car causado por el nipón, que se quedó detenido dos veces en pista. La posterior apuesta al todo o nada de Mercedes le hizo caer a la cuarta posición.

No ha sido una temporada nada sencilla para Lewis Hamilton, que continúa siendo el segundo piloto en discordia de Mercedes en los puntos y afronta la posibilidad de quedarse por primera vez sin victorias y fuera del top 5 de un campeonato. Aún así, el heptacampeón ha vivido en Zandvoort una de sus carreras más intensas del año, en la que llegó a tener opciones reales de alzarse con la victoria ante el imperial Max Verstappen.

La estrategia alternativa de Mercedes con el neumático duro parecía estar funcionando lo suficiente como para poner al líder de la general en una situación comprometida al final de carrera con sus neumáticos medios. Sin embargo, la aparición de un Virtual Safety Car bastante polémico truncó sus aspiraciones de victoria al permitir que Verstappen hiciese su parada con la carrera semi-neutralizada. Ese VSC tuvo como protagonista a Yuki Tsunoda, piloto de AlphaTauri, que mostró un comportamiento errático durante toda la situación.

«Eso fue muy, muy interesante de ver»

En la vuelta 44, el coche de Tsunoda se quedó detenido en la pista cerca de una vía de acceso durante más de medio minuto, comentando el nipón por radio que creía que una rueda estaba mal fijada. Después de más de medio minuto, reemprendió la marcha a baja velocidad y llegó a pits, donde el equipo reemplazó sus cuatro neumáticos y pareció ajustarle el arnés de seguridad. A su regreso a pista, el coche seguía circulando lento hasta que se detuvo finalmente, motivando el periodo de Virtual Safety Car.

En el momento, la causa sospechada por parte del equipo apuntaba a un problema en el diferencial, pero la conveniencia del abandono de Tsunoda al tratarse de un piloto del equipo filial de Red Bull y lo extraño de la situación es algo que no se le escapaba a Hamilton cuando conversó a posteriori con los medios acreditados en Zandvoort: «Eso fue muy, muy interesante de ver. No sé exactamente qué es lo que ocurrió, he oído que un 'Toro Rosso' (sic) se quedó parado, luego siguió, entró en boxes, salió y se volvió a quedar parado. Es lo más extraño que he oído», comentó el británico.

Hamilton, arrepentido por su crítica en la radio al equipo

Después de todo aquello, el Safety Car causado por Valtteri Bottas les dio una última oportunidad de relanzar la carrera por delante de Verstappen a base de no cambiar sus gomas medias, pero la diferencia de compuesto entre ambos pilotos resultó demasiada para resistir la embestida. Un frustrado Hamilton cayó finalmente a la cuarta posición tras ser superado por George Russell y Charles Leclerc, ambos también con neumáticos blandos.

Durante esos momentos, Hamilton criticó duramente por radio a su equipo ante la decisión de dejarle en pista con gomas medias: «No puedo creer que me hayáis fastidiado de esa forma, no puedo deciros lo cabreado que estoy». Sin embargo, en la conversación post-carrera y ante la prensa se mostró arrepentido: «Pido disculpas al equipo. Las emociones son tantas, no puedo siquiera explicarlo... En el calor del momento dices cosas que no sientes. Eso no es positivo, hemos tenido grandes paradas y el coche ha sido fantástico».

El momento cumbre de la resalida final, mano a mano como en la última cita de 2021

«Creía que podíamos batirles con esos neumáticos duros»

Hasta las interrupciones, Mercedes había planteado la carrera de forma inteligente en lo estratégico, y los buenos cronos de Hamilton con el neumático duro, más veloces que Verstappen con el medio a medida que avanzaban los stints, invitaban a pensar en un final por todo lo alto que no llegó a producirse desde el momento de la resalida: «En el momento, ha sido duro. Me habría gustado chasquear los dedos y haber podido hacer algo para pararlo. Pero hasta entonces había sido una gran carrera».

«El coche iba genial, y creía que con esos neumáticos duros podíamos batirles con la estrategia a una parada. Pero entonces ocurrió lo de Safety Car y todo aquello (...). Terminar cuarto después de todo eso no es genial, pero tengo la esperanza de que podamos conseguir esa victoria en algún momento», concluyó Hamilton, cuyo equipo se encuentra ya a solo 30 puntos de Ferrari en lo que promete ser una dura lucha por la segunda posición en constructores si la Scuderia no reacciona.

Fotos: Mercedes AMG F1