Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Honda confirma que seguirá utilizando el motor de 2017 un año más

La firma japonesa prefiere apostar sobre seguro y seguir evolucionando el diseño estrenado en la última temporada junto a McLaren.

De ese modo, Red Bull y Toro Rosso podrán contar con un mayor índice de fiabilidad en un propulsor que va ganando potencia progresivamente.

Honda comenzó su última andadura en la Fórmula 1 en 2015 y si algo ha aprendido es que, cada vez que decide renovar el concepto base de su propulsor, el desastre es mayúsculo. Así lo sufrió McLaren hasta en dos ocasiones (2015 y 2017) y los japoneses no quieren que vuelva a ocurrirles lo mismo en su temporada de estreno con Red Bull.

Toyoharu Tanabe, máximo responsable del proyecto de Fórmula 1, ha confirmado en declaraciones a Motorsport.com que Honda mantendrá el diseño estrenado en 2017, pues aún ve margen de evolución. “Podemos continuar con el mismo concepto o diseño de propulsor. No sabemos exactamente dónde está el límite porque no hemos alcanzado el nivel más alto, pero comenzaremos con otro concepto en 2017. En 2018 mantuvimos este concepto y mejoró la fiabilidad y el rendimiento”, recordó.

A diferencia de Renault, que volverá a renovar su concepto de motor este año, Honda prefiere apostar por la continuidad para evitar volver a empezar de cero con la búsqueda de la fiabilidad. “En este momento pensamos que ese cambio no fue un error, fue conveniente. Lo mantendremos y trataremos de mejorarlo. Cuando cambias mucho un concepto de diseño, se hace muy complicado conseguir fiabilidad”, aseguró el japonés.

Por tanto, Red Bull y Toro Rosso pueden contar con un nivel de fiabilidad base conocido mientras Honda busca mejorar el motor de manera progresiva. “Estoy cómodo con mantener el diseño actual, tenemos un equipo nuevo y un diseño nuevo de coche. Es un poco más sencillo mantener el concepto actual, porque los detalles están en la instalación del coche”, apuntó Tanabe.

Si tuviéramos un diseño completamente nuevo o muy actualizado, se requeriría mucho más trabajo

Toro Rosso ya tiene un año de experiencia con Honda y será de gran ayuda para Red Bull, que debe adaptar un motor desconocido a su monoplaza de este año. Un motor que mantendrá su diseño y, por tanto, facilitará la transición. Toro Rosso y Red Bull se comunican y eso lo hace más sencillo para Red Bull, porque Toro Rosso conoce nuestro propulsor. Pueden comunicar un problema o una preocupación desde el punto de vista del chasis y comentárnoslo. Si tuviéramos un diseño completamente nuevo o muy actualizado, se requeriría mucho más trabajo”, concluyó Tanabe.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: Motorsport.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto