¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los ingenieros acogen con interés la prohibición de las mantas térmicas

La Fórmula 1 prepara la llegada de las llantas de 18 pulgadas para la temporada 2021, medida que irá acompañada de la prohibición de las mantas térmicas.

Para ello, será necesario que el suministrador construya un neumático capaz de funcionar tanto a bajas como a altas temperaturas.

Se ha acogido con sorpresa la noticia de que la Fórmula 1 prepara ya la llegada de las llantas de perfil bajo que durante tantos años se han demandado desde algunos sectores para adecuar la estética de los monoplazas a la tendencia de la automoción comercial.

Pirelli llegó incluso a realizar pruebas en circuito en 2015, pero la gran relevancia técnica que supondría un cambio de dimensiones en las ruedas hizo que se desechara la idea. Ahora la Fórmula 1 se lo ha tomado en serio aprovechando el esperado y radical cambio de reglamento que se prepara para 2021 y los monoplazas pasarán a tener llantas de 18 pulgadas, prohibiéndose además las mantas térmicas.

Bob Bell, director técnico de Renault, lo considera viable y no cree que sea un problema implementar en la Fórmula 1 una medida que ya se utiliza en otros campeonatos. Estoy seguro de que el suministrador podrá acordar una serie de requerimientos para construir neumáticos que puedan funcionar sin mantas térmicas. Muchos otros campeonatos lo hacen, así que no veo razón por lo que la F1 no pueda también”, comentó en la conferencia de prensa oficial celebrada en Hockenheim.

El aspecto de los Fórmula 1 cambiará considerablemente con las nuevas llantas, pero también el comportamiento de los mismos.

El ingeniero británico cree que simplificar la tarea de los equipos y conseguir un neumático más uniforme en su comportamiento sería todo un acierto. “Si las especificaciones de los neumáticos nos permiten superar algunas de las limitaciones a las que nos enfrentamos al operar el neumático en el momento, la presión, ángulos de caída, etc, consiguiendo que la tarea sea menos onerosa en los equipos, además de producir un rendimiento más consistente a través la vida del neumático, entonces creo que todo ello es por una buena causa”.

Paddy Lowe, por su parte, asegura que echará de menos la parafernalia propia de la preparación de los neumáticos en la parrilla, aunque espera con ilusión que dicha medida propicie un neumático con capacidad para funcionar en un rango mayor de temperaturas, circunstancia que hace que los Pirelli actuales sean tan complicados de gestionar. “Me gusta bastante el espectáculo de la parrilla con todo el equipo, incluidas las mantas térmicas. Creo que es parte de la impresión que la Fórmula 1 proyecta de ser un deporte muy técnico en el más alto nivel de la competición del motor. Lo echaría de menos desde ese punto de vista. Pero, por otro lado, si nos lleva a tener neumáticos con un margen de funcionamiento mayor, podría ser bueno”, comentó el director técnico de Williams.

Si nos lleva a tener neumáticos con un margen de funcionamiento mayor, podría ser bueno

Pierre Wache, ingeniero jefe de rendimiento de Red Bull, no tiene claro que sea tan sencillo construir un neumático que aguante las exigencias de los monoplazas de Fórmula 1 actuales y, al mismo tiempo, puedan funcionar adecuadamente sin mantas térmicas, pero admite que el reto es interesante. “Como ingeniero, cuando se produce un cambio resulta muy interesante. Estoy bastante seguro de que podemos encontrar algunos trucos y posibilidades en el coche para gestionar los neumáticos del mejor modo. El reto técnico para el suministrador será muy complicado, en este momento se puede ver la evolución de la presión sin mantas térmicas, comenzando a 30ºC y terminando a más de 100, con la energía que estamos poniendo sobre los neumáticos de F1, que es mucho mayor que en otras categorías”, planteó.

A dicha medida, habrá que sumar la complejidad de los neumáticos de perfil bajo, que perderán gran parte de la capacidad de amortiguación de los actuales de 13 pulgadas, por lo que los ingenieros deberán acometer profundos cambios en las suspensiones.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto