¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Fórmula 1El padre de Jules Bianchi, pesimista sobre la recuperación de su hijo

    Philippe Bianchi, padre de Jules Bianchi, se ha mostrado pesimista sobre una eventual recuperación del piloto francés, que nueve meses después de su accidente en el Gran Premio de Japón, en Suzuka, permanece en coma en un hospital de Niza.

    Han transcurrido ya nueve meses desde que Jules Bianchi sufriera un espeluznante accidente en el circuito de Suzuka, cuando el Gran premio de Japón se acercaba a su final. Por desgracia, el piloto francés sigue sin mostrar signos de recuperación y permanece en coma en un hospital de Niza (Francia). En una entrevista concedida a France Info, su padre, Philippe, se ha mostrado pesimista sobre la posibilidad de que su hijo pueda superar el difícil trance.

    Recuperarse después de un accidente como el que sufrió el piloto de Marussia implica por lo general una mejoría significativa en el plazo de seis meses, algo que no se ha producido. Y aunque Philippe Bianchi revela en la entrevista que, en ocasiones, Jules ha sido capaz de agarrar la mano de quien se sienta a su lado, no está seguro de si se trata de un acto consciente o meramente reflejo.

    “Es insoportable, una tortura cotidiana y a veces sentimos como si nos volviéramos locos porque, para mí, es más terrible que si hubiera muerto, pues no podemos ayudarle más de lo que estamos haciendo”, ha señalado Bianchi. “El tiempo pasa y soy menos optimista de lo que era dos o tres meses después del accidente, cuando podíamos esperar que experimentara una mejor evolución”.

    Ni siquiera la eventualidad de que su hijo despierte del coma le sirve de excesivo consuelo. “Si Jules se encontrara con una gran discapacidad… Estamos bastante seguros de que no es lo que le gustaría; ya habíamos hablado de eso y nos dijo que si en alguna ocasión sufría un accidente como el de Michael Schumacher que le impidiera volver a pilotar, para él sería muy difícil aceptarlo, porque era su vida”.

    Fuente: France Info / Fotos: Marussia