¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Leclerc, al descubierto: su relación con Sainz y los continuos errores de Ferrari

    Leclerc, al descubierto: su relación con Sainz y los continuos errores de Ferrari
    Leclerc y Sainz han demostrado saber trabajar conjuntamente a pesar de las críticas.Scuderia Ferrari
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz9 min. lectura

    Inmerso en su 5º temporada como piloto oficial y compitiendo al máximo nivel, Charles Leclerc valora sus opciones de título tras la conclusión de la primera mitad de la temporada y su experiencia con Carlos Sainz en el box de Ferrari.

    Tras una travesía de 2 largos años por el desierto, en los que Ferrari no consiguió ninguna victoria y tuvo que conformarse con varias apariciones en el podio viendo, desde la lejanía, cómo sus rivales les adelantaban por la derecha después de un polémico motor que les eliminó del mapa, la agonía ha terminado.

    O eso parecía indicar el gran rendimiento mostrado por el F1-75 ya desde la pretemporada, con unos pontones únicos que varios integrantes de la parrilla han intentado copiar con el paso de las carreras dada la eficacia de una solución excepcional.

    La relación ha mejorado y hay mucho respeto. ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar?

    A pesar del buen arranque, con dos victorias en las tres primeras carreras, el hombre que consiguiera poner fin a esta racha negativa de los italianos, Charles Leclerc, analiza lo que ha supuesto para ellos una primera mitad de la temporada 2022 en la que han sufrido unos altibajos que, al menos por el momento, les ponen contra las cuerdas en ambos campeonatos.

    De la gloria al hundimiento

    El joven piloto monegasco ha conseguido tan sólo una victoria más desde aquel inicio fulgurante, con dos fallos de motor que, con el #16 en primera posición, le han obligado a olvidarse de aumentar su casillero particular en este sentido.

    No obstante, Leclerc destaca 3 tipos de fallos: «problemas de estrategia, problemas de fiabilidad y errores de pilotaje», reconoció en una entrevista concedida a la BBC, sin olvidar la controversia estratégica que también le ha costado puntos.

    «Ha sido o una victoria, o liderar una carrera y que ocurriese algún problema... han pasado bastantes cosas en la primera mitad de la temporada», afirmó Leclerc tras una primera mitad del año con exceso de adrenalina. «Ha sido increíble ver que hemos vuelto a luchar por las victorias, pero no hemos conseguido maximizar el potencial que tenemos».

    «Ha sido increíble ver que hemos vuelto a luchar por las victorias, pero no hemos conseguido maximizar nuestro potencial»

    Sus errores personales en Imola y Francia, sumados a los de Ferrari en Mónaco, Silverstone y Hungría han provocado que Max Verstappen lidere actualmente con una cómoda ventaja de 80 puntos, una situación adversa a la que, sin embargo, Leclerc confía en dar la vuelta.

    Dupla feroz

    Desde que comenzase la temporada, Leclerc ha demostrado adaptarse mucho mejor que Sainz a la nueva generación de monoplazas que ha cambiado la Fórmula 1 para siempre.

    Los múltiples abandonos del #55 han favorecido esta disimilitud, con Mónaco, Canadá y Hungría como los únicos escenarios en los que el español ha estado por delante de él. «Después de un problema, siempre pasamos por el mismo proceso», desveló Leclerc, centrado en analizar el origen del fallo para entenderlo y no volver a repetirlo.

    Sainz fue capaz de mantener un gran nivel en Hungría, llegando a clasificar por delante de un Leclerc que hasta entonces había sido prácticamente imbatible para él.

    En cuanto a su participación en la resolución de los errores que más le han lastrado, Leclerc aseguró que tanto él como Sainz «estamos muy involucrados» en unas decisiones ideadas para poner fin a los errores cometidos. Entonces, ¿qué le hace mantener la confianza a Leclerc? «La forma en que trabajamos, porque sé lo difícil que ha sido volver a donde estamos».

    Más allá de sus enfrentamientos en la pista, Leclerc asume que los errores «forman parte de la experiencia», siendo los suyos propios los más difíciles de asumir. «Soy extremadamente duro conmigo mismo. Es mucho más difícil lidiar con mis propios errores que cuando los comete el equipo, sobre todo mentalmente», confirmó.

    «El de Francia me dolió bastante; el de Imola también un poco, aunque no había muchos puntos en juego, porque pude volver a la pista. Creo que es uno de mis puntos fuertes, me ayuda a mejorar como piloto cada vez que cometo un error. Cada uno reaccionará de forma diferente, y yo lo hago así» «el beneficio de ser honesto con uno mismo y crecer a partir de ahí», agregó.

    «No veo el sentido de ocultarlo, a veces es tan obvio que ha sido un error de piloto que no entiendo a los que intentan poner excusas. No me gusta perder el tiempo así, porque es cuando empiezas a perder tiempo y no avanzas. El entrenamiento mental es extremadamente útil para estar siempre al 110% cada vez que te subes al coche», prosiguió Leclerc.

    La lucha por el título sigue viva

    Si bien la consecución del campeonato «cada vez parece más difícil», Leclerc garantiza que no se dará por vencido «hasta que sea imposible matemáticamente», otorgando valor a su trayectoria en la categoría reina del automovilismo.

    A pesar de que hará algunas modificaciones a su forma de afrontar los fines de semana, Leclerc aprecia su «progresión lineal desde que llegué a la Fórmula 1», relatando más exhaustivamente sus cambios en 2022 «especialmente la forma de prepararme para las carreras».

    «El año pasado me sentí muy cansado en la última parte de la temporada, y no quiero que se repita, quiero ganar carreras», ratificó, consciente de haber elevado su nivel para mantenerlo y convertirlo en su «nuevo estándar».

    «Cuando sabes que tienes el coche para luchar por el título tratas de cuidar todos los detalles. Nunca he sentido demasiado la presión externa», continuó Leclerc, más centrado en la «recompensa» que supone para él la victoria en lugar de la posible derrota.

    Tras la salida en Francia, Verstappen y Leclerc batallaron al extremo... hasta que el monegasco acabó contra las protecciones.

    Por último, Leclerc reflexionó sobre sus enfrentamientos contra Verstappen y su vínculo con él. «La relación ha mejorado y hay mucho respeto. ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar? Por ahora o yo tenía una gran ventaja en el campeonato y no estaba dispuesto a asumir riesgos o la tenía él, o quizás no estoy dispuesto a arriesgar porque necesito recuperar puntos. Si el campeonato se aprieta mucho al final podríamos ver una lucha como el año pasado», explicó.

    «Esta primera parte de la temporada ha sido la mejor para mí en Fórmula 1. No hace falta cambiar nada, no habrá ningún cambio significativo. Estoy muy contento con el rendimiento que he ofrecido, y quiero mantenerlo. Intentar crecer a partir de los errores», concluyó.