¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Lewis Hamilton: Mónaco me ha hecho más fuerte

    Cuando dos pilotos buenos luchan en un equipo competitivo, que además domina el campeonato, convirtiendo el espectáculo en cosa de dos, es normal que la tensión crezca entre ambos. Después de la tormenta de Mónaco, las aguas parecen haber vuelto a su cauce, al menos para Lewis, quien cree que en Canadá volverá a tener la misma relación profesional que siempre con Nico.

    Que el equipo Mercedes acabará siendo probablemente campeón del mundo a final de año ya se está dando por hecho en muchas partes. Por el bien del espectáculo, Hamilton y Rosberg nos están regalando una interesante lucha tanto en la pista como a nivel psicológico, ya que las cuatro victorias consecutivas de Hamilton desde la segunda carrera de la temporada, no presagiaban nada bueno para el espectáculo.

    Mónaco iba a ser una cita muy importante sobre todo para Nico Rosberg, quien no podía permitir que su compañero volviera a ganarle por quinta vez consecutiva esta temporada, y además venía de ganar el año anterior. Efectivamente, Nico ganó, volviendo a colocarse, de este modo, líder de la competición; una inyección de moral para afrontar la próxima cita mundialista en Canadá.

    Pero tampoco Lewis, a pesar de su enfado del fin de semana, de no haber felicitado a su compañero y de haber vuelto a hacer algunas declaraciones inoportunas a la prensa, parece haberse marchado herido del Principado.

    Me siento este año más fuerte mentalmente que nunca”, explicaba Lewis. A pesar de haber sido un fin de semana complicado, pudo recoger datos importantes “No siempre puedes ganar y necesitas experiencias como ésta – será buena para mí para el resto de la temporada. Después de este fin de semana, lo haré mejor la próxima vez, cualquiera que sea la situación que llegue”, prosigue el piloto británico.

    El ambicioso piloto de Mercedes tampoco cree que el título sea cosa de uno. “Será todavía una temporada muy muy larga, y aún llegarán muchas carreras como Mónaco, Habrá días buenos y días malos, y habrá que hacer de ellos lo mejor. Todos tenemos esos días”.

    De hecho, su segundo puesto en el Montecarlo fue un muy buen resultado, ya que además se anotaron un nuevo doblete para Mercedes. “En realidad es genial, y además fui mejor que el año pasado (acabó cuarto), así que mi honor aún está intacto”.

    La gente cree que somos los mejores amigos, pero no lo somos. No lo somos desde que tenemos 13 años. Yo le digo `Hola´ y él me dice `Hola´”.

    “Ni comemos juntos ni cenamos juntos, simplemente nos llevamos bien”, explica. A pesar de que no parecía precisamente eso el pasado fin de semana, Lewis cree que a más tardar en Canadá, la relación entre ambos volverá a ser más armónica. “Vivimos en el mismo edificio (En Mónaco) y estoy convencido de que cuando vayamos a la próxima carrera, nuestra relación será tan profesional como siempre”, concluye.