Liberty Media apuesta por una emisión en directo de la F1 "más gratuita que de pago"

  • La nueva directiva prosigue proponiendo alternativas a la F1 tradicional.
  • En esta ocasión, se centra en el apartado digital y el visionado de las carreras por parte de los aficionados, el corazón del deporte para ellos.
  • Una plataforma de pago, aunque asequible y con gran parte de su contenido accesible de manera gratuita, su última idea revolucionaria.

Chase Careycontinúa en la búsqueda de la Fórmula 1 perfecta para los aficionados más fervorosos. El encargado de controlar el aspecto financiero de la máxima categoría del automovilismo confiesa que están trabajando en la posibilidad de ofrecer un servicio de visionado de las carreras en tiempo real, algo impensable en tiempos anteriores a su llegada al mando. Bernie Ecclestone renegaba de todo lo que tuviera que ver con las redes sociales y las emisiones digitales de un contenido que guardaba receloso como suyo.

Por el contrario, Liberty Media ha manifestado claramente su intención de hacer una F1 “más grande y mejor” en numerosas ocasiones, con el estadounidense como la cara visible de todo el entramado, pronunciando siempre dicha frase acompañada de una sonrisa. Las nuevas tecnologías parecen ser la vía a explotar por los nuevos responsables, en un intento de acercarse al verdadero motor de este deporte: los aficionados.

La Fórmula 1 se adaptaría perfectamente a un servicio digital.

“Los servicios de transmisión libre suponen una oportunidad importante”, afirma Carey. “Va a cambiar el modelo de negocio actual, un planteamiento único no encaja con todos y cada uno de los casos”. La versatilidad por bandera pretende ser su eslogan, aclimatándose a todos los tipos de seguidores que admiten estar al día del mundo que rodea a la F1. Es cierto que no todos los adeptos viven su pasión por los coches del mismo modo, por lo que proponer un proyecto muy variado podría ser clave.

“Hasta ahora no teníamos en cuenta las plataformas digitales”, recuerda el presidente de la Fórmula 1. Los hashtags propuestos por la cuenta de Twitter de la F1.com, por ejemplo, son una herramienta relativamente reciente a través de la cual los aficionados se implican directamente con la retransmisión. Liberty no quiere que gestos como este caigan en el olvido, y sugiere seguir por esa línea con las emisiones en vivo. “Ya sea gratuito, de pago o de manera digital, queremos asegurarnos de entablar una relación con todos los espectadores”.

Sin embargo, la travesía que deben afrontar no es sencilla, manejando los intereses económicos de cada una de las partes implicadas. Queda claro que dar con un modelo que case con el parecer de todo el mundo es imposible, pero intentarán aproximarse todo lo que les sea posible. “Aún tenemos que descubrir que método aplicar para aquellos aficionados que quieren comprender al 100% de qué va este deporte y lo que está ocurriendo en la pista. Hemos pasado mucho tiempo tratando de definir el producto final, preguntándonos qué motivaría a los verdaderos aficionados a pagar por ver la F1”.

Aún no le hemos puesto precio, pero sería algo parecido a pagar 10 dólares al mes para tener acceso al paquete de F1.

Crear una suscripción para los aficionados más fieles supondría toda una ocasión, tremendamente importante para el futuro de las carreras. Los patrocinadores tienen mucho que ver en lo que respecta a los derechos de difusión, y será inevitable concertar una reunión con ellos para evaluar cómo se podría poner en marcha el esqueleto del que disponen los nuevos jefes. “Tendremos que encontrar el camino mediante acuerdos de retransmisión: trabajaremos con nuestros socios para que nos permitan hacerlo, estamos en ese punto de las negociaciones actualmente”.

En España, el paso de una Fórmula 1 gratuita para todos los públicos a una plataforma de pago ha propiciado una bajada inverosímil del número de espectadores. Al igual que Fernando Alonso descubrió un deporte a todo un país, trayendo consigo una gran cantidad de seguidores, parece que el ‘pago por visión’ ha conseguido un resultado en la dirección opuesta.

“En dos o tres años, los contratos televisivos tendrán que renovarse, y estamos intentando encontrar un hueco”. Las televisiones de todo el mundo también influyen en estas transacciones, ya que invierten año tras año cantidades ingentes de dinero para poder emitir el contenido en su región. Carey no se olvida de ellos, y asevera que “los acuerdos se estructurarán de manera que podamos explotar todos nuestros derechos”, respetando a todos los intermediarios.

Parte de nuestro trabajo consiste en asegurarnos de que consista más en un soporte gratuito que de pago.

Chase Carey espera contar con el beneplácito de los responsables de los equipos en esta decisión.

Lo que podría parecer a simple vista una idea complicada que quedaría en el tintero con facilidad, significa para Liberty Media toda una reflexión seria que plantear para dar un paso más y llevar la F1 al siguiente nivel. “Vamos a realizar un análisis bastante detallado para hallar el término medio entre el alcance y el precio. Los aficionados más valiosos son los más apasionados, y por el momento contamos con un número increíble de fans enamorados de este deporte. No cabe duda de que el cambio de una plataforma gratuita a otra de pago ha tenido un impacto en las audiencias. Es algo que ocurre con casi todos los deportes del mundo”.

Por último, el mandatario reconoce que sus esfuerzos irán dirigidos hacia la creación de una propuesta de acceso libre, pero igualmente asume que la F1 venidera será, con casi toda probabilidad, de pago. “Lo lógico sería avanzar hacia una plataforma de pago con el tiempo, pero queremos encontrar los acuerdos adecuados para combinarlo con algo de contenido sin cargos, ya que es algo que valoramos de verdad”.

Fotos: Red Bull Content Pool

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×