¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Massa augura un Gran Premio de Mónaco traicionero para Lance Stroll

    La proximidad constante de los límites de la pista respecto al FW40 será un hándicap para el piloto novel de Williams, quien buscará acabar la carrera sin protagonizar un nuevo incidente de carrera.

    La experiencia es un grado, aunque Felipe opina que puede ser esquiva incluso para los pilotos más fogueados en un circuito tan particular como este.

    La próxima cita del campeonato de Fórmula 1 supondrá todo un reto para los rookies de la parrilla, y Felipe Massa lo sabe.

    El brasileño continúa haciendo de ‘profesor’ de su compañero de equipo en Williams, tal y como le apodara Paddy Lowe hace unas cuantas carreras. Lance Stroll ha tenido un inicio de temporada harto complicado, viéndose envuelto en diferentes incidentes de carrera que le han impedido completar los tres primeros Grandes Premios de este 2017. Problemas con los frenos en Australia, tras tener que cambiar la caja de cambios por su accidente en las sesiones previas; un toque con Sergio Pérez en la curva 10 de Shanghái, a las primeras de cambio, y el polémico encontronazo con Carlos Sainz en la salida del pit lane en el circuito bahreiní.

    Felipe entiende la posible frustración que puede sentir el canadiense: “Pese al riesgo de parecer repetitivo, Lance debe seguir aprendiendo. Se encuentra en una situación complicada, pero yo he pasado por una situación similar. Se le pide demasiado en su primer año y las expectativas son altas", comentaba a Le Journal de Montreal.El Gran Premio de Mónaco pondrá a prueba la concentración de Stroll, una pista ratonera en la que tienes que estar alerta constantemente. El de Grove tendrá que demostrar que ha aprendido a respetar los muros y controlar la presión en su temporada de debut, una presión que ya le pasó factura en los entrenamientos invernales que tuvieron lugar en el Circuit de Barcelona.

    “Incluso los pilotos con experiencia tienen problemas en Mónaco”, asegura Massa. “Llegas a los muros muy rápido, y los coches de este año son más anchos, mientras que las calles del principado siguen siendo igual de estrechas que hasta la fecha. Por lo tanto, Mónaco va a ser un circuito complicado para Lance. No hay nada igual a este trazado, pero por supuesto estaré ahí para ayudarle”.

    Max Verstappen daría buena fe de ello el año pasado. Tras quedarse en Q1 y salir desde el pit lane el domingo con un chasis nuevo, el holandés estrellaría su RB12 cuando rodaba 9º a la caza de Felipe. Tan solo una carrera después de debutar con victoria junto a los de la bebida energética en el Gran Premio de España, Max ponía fin a una remontada asombrosa impactando contra el guardarraíl. En la F1 eres tan bueno como indique tu última carrera, y las altas expectativas puestas en el joven piloto por parte de ciertos aficionados cayeron en picado.

    La configuración del monoplaza es crucial en Mónaco, compartiré mi telemetría con él.

    Finalmente, Massa hace memoria y trae al presente aquella carrera de Mónaco en 2002 en la que tomaba la salida como novato, y acababa contra el metal en la vuelta 63: “Como muchos otros pilotos en su primera carrera en Mónaco, fue algo catastrófico para mí a pesar de marcar el 13º tiempo. Me pasé todo el rato tratando de evitar tocar los muros u otros coches, pero mi carrera se acabó de inmediato. Son muchos los pilotos que tocan el muro intentando mejorar su tiempo, incluso los veteranos no son inmunes".


    Fuente: F1i / Fotos: Williams