¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP Emilia RomañaMercedes toca fondo; Hamilton y Wolff, hundidos tras la humillación del Sprint

    Mercedes toca fondo; Hamilton y Wolff, hundidos tras la humillación del Sprint
    Lewis Hamilton sufre el porpoising en la recta de Imola.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    La temporada 2022 de Mercedes, lejos de arreglarse, va a peor. En Imola el vigente campeón sufrió una nueva humillación en la carrera al sprint y tanto Wolff como Hamilton ya dan la temporada por perdida.

    No le ha sentado nada bien el cambio de reglamento a Mercedes. A pesar de haber afrontado con éxito todos los cambios normativos que se han producido desde 2014, el que la Fórmula 1 ha vivido este año ha cogido completamente por sorpresa al equipo que, de momento, encadena ocho títulos de constructores consecutivos.

    Pero esta racha de récord se va a terminar este año, pues Mercedes ha tocado fondo en Imola y está más lejos que nunca de la cabeza. De hecho, corre serio riesgo de no puntuar, a tenor de lo visto en la carrera al sprint del sábado.

    No es realista pensar en el campeonato

    Por todo ello, Mercedes da por finalizada su carrera por el campeonato de 2022 y, a partir de ahora, se limita a intentar enderezar un coche muy innovador, pero que no ha respondido a las expectativas.

    Así lo reconoce el propio Toto Wolff, que ayer mismo admitía que «la carrera al sprint fue un completo fracaso y otra experiencia humillante. Puedes decir: “Bueno, estamos tratando de aprender”, pero no estuvimos muy bien con el calentamiento de los neumáticos, por eso no hay mucho que se pueda hacer. No se puede esperar un milagro en la salida, porque los adelantamientos son muy difíciles».

    Cada semana, analizamos la actualidad de la Fórmula 1 en nuestro canal de Twitch.

    Con el único objetivo de rascar algún punto en la carrera de hoy, Mercedes es consciente de sus limitaciones, pero Wolff afirma que no se están buscando culpables y sí soluciones.

    «No hay división, y no hay culpas ni nada por el estilo. Hay presión, pero yo diría que la necesaria para hacer las cosas bien. Nadie en el equipo está cerca de disfrutar en este momento. Y este equipo -lo hemos hecho en el pasado- solamente tenemos que salir de ese agujero», señala el director de Mercedes.

    «Llevamos cuatro carreras y probablemente estemos en el punto más bajo de estas primeras cuatro carreras. Es obvio que no estamos ni cerca de pelear al frente. Y sería bastante poco realista afirmar que estamos entre los principales candidatos para pelear por el campeonato», sentencia.

    ¿El peor coche de su carrera?

    Lewis Hamilton también ha admitido que este año queda poco por hacer en lo que respecta al campeonato, recordando con amargura la experiencia de una carrera al sprint en la que acabó 15º sin haber sufrido percance alguno.

    «Fue complicado y hoy supongo que será lo mismo. Creo que todo el año será difícil para nosotros, pero lo que no nos destruya nos hará más fuertes. No hay luz al final del túnel, pero estamos trabajando para encontrarla», apunta en un intento de levantar el ánimo.

    El radical concepto aerodinámico del Mercedes W13 no está funcionando nada bien.

    «No sabíamos dónde estarían los demás. Han sido muy innovadores con el diseño. Y nuestro túnel de viento decía que teníamos una carga aerodinámica realmente buena. Desafortunadamente, no vimos eso... No hubo porpoising, por ejemplo, en el túnel de viento. Y nos encontramos con este fenómeno», explica.

    Lewis Hamilton debutó en 2007 y, desde entonces, ha disfrutado de muchos monoplazas ganadores. Sin embargo, el de este año está muy cerca del que considera el peor de su carrera.

    «Hay gente que dice que nunca he tenido un coche malo. Y puedo asegurarles que lo he tenido. El coche de 2009 (McLaren MP4-24) estaba muy, muy lejos, y fue el peor que he tenido. Este coche no está muy lejos de esa experiencia, pero creo que tiene mucho potencial», ha exclamado.

    «Aquel coche lo arreglamos y volvimos a la pelea. Y tengo mucha fe en que mi equipo también puede hacer eso ahora», concluyó Hamilton.

    Fotos: Mercedes AMG F1