¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

¿Quién es Xevi Pujolar?

El ingeniero español confirmó en su cuenta oficial de la red social Twitter que abandona Toro Rosso tras algo más de dos temporadas con el equipo de Faenza. Pujolar era el ingeniero de pista de Max Verstappen y su marcha coincide con el ascenso del holandes a Red Bull.

Natural de Madremanya, Gerona, Xevi Pujolar cuenta con 43 años y una extensa carrera profesional en la Fórmula 1. Pero sus inicios vinieron fuertemente influenciados por las dos ruedas, pasión que le llevó a estudiar Ingeniería Mecánica en la Universidad de Gerona.

Sus primeros pasos llegaron, como es habitual, en el mundo del karting, disciplina en la que debutó de la mano de uno de los equipos más prestigiosos: Genikart. Con el equipo catalán, en el que estuvo gran parte de la temporada 1995 -salvo por una breve estancia en Arisco-, Xevi trabajó con Fernando Alonso y Antonio García. La experiencia en Francia le gustó y en 1996 decidió volver para permanecer allí toda la temporada, trabajando con uno de los pilotos oficiales de Arisco en aquel momento: Laurent Delahaye. Al año siguiente, completó su temporada final en el karting antes de pasar a los monoplazas con Christian Boudon, que le asignó a Benoit Garnier como piloto.

Breve paso por las categorías inferiores

Su debut en monoplazas se produjo en una de las mayores cunas de talentos de la época: el Open Nissan. En aquel campeonato, trabajó para G-Tec, primero como ingeniero de datos del monoplaza de Gosparini y, al año siguiente, como ingeniero de carrera de Laurent Delahaye, con quien había coincidido en el karting. Ambos consiguieron un total de cuatro podios, dos vueltas rápidas y una victoria esa temporada.

Con el comienzo de la temporada 2000, Pujolar pasó al equipo Red Bull de Fórmula 3000, en el que permaneció durante dos años. El primero trabajó como ingeniero de pista de Ricardo Mauricio, pasando al coche de Patrick Friesacher en 2001.

Llega la Fórmula 1

En 2002, llegó la oportunidad de ascender a la Fórmula 1 de la mano de uno de los equipos que, en ese momento, mayores aspiraciones tenía: Jaguar Racing. El ingeniero catalán fue asignado al monoplaza de Eddie Irvine, en el que trabajó en calidad de asistente del ingeniero de pista del piloto irlandés, que había llegado desde Ferrari dos años antes y, tras la falta de resultados del equipo, decidió retirarse al final de esa temporada.

En sus inicios en la F1, Pujolar trabajó con pilotos de la talla de Irvine o Montoya

Tras una sola temporada en Jaguar, llegó la oportunidad de fichar por Williams y Pujolar se trasladó al equipo de Grove, en el que permaneció durante siete años. Tras un primer año como ingeniero de desarrollo y, posteriormente como ingeniero de carrera, Pujolar trabajó con pilotos de la talla de Juan Pablo Montoya -con el que llegó a disputar el título en 2003-, Marc Gené, Ralf Schumacher, Antonio Pizzonia, Mark Webber, Alex Wurz y Kazuki Nakajima.

En 2009 llegó el reto del equipo español y Xevi Pujolar no pudo negarse, por lo que dejó Williams para convertirse en el ingeniero de Bruno Senna en Hispania.

Vuelta a Williams

Pero el proyecto nació con muchos problemas y las cosas no mejoraron en absoluto con el paso del tiempo, por lo que Pujolar decidió volver a Williams, equipo en el que había pasado la mayor parte de su carrera profesional y con el que se sentía en casa. El equipo había cambiado mucho y pasaba por algunos de sus peores momentos, pero el español consiguió la victoria en el Gran Premio de España junto a Pastor Maldonado, piloto con el que trabajó durante dos años antes de ser ascendido a Ingeniero Jefe de carrera para la temporada 2013. Por desgracia, el Williams de aquella temporada fue un completo desastre y el equipo sólo consiguió cinco puntos en todo el año, mejorando únicamente los resultado de Caterham y Marussia.

En 2014 Toro Rosso le tentó con un proyecto ilusionante, que tendría a James Key como catalizador de un plan de reestructuración del equipo. Pujolar aceptó y pasó a trabajar con el francés Jean-Eric Vergne, que al año siguiente fue sustituido por Max Verstappen. Junto al holandés ha pasado por una de las fases más intensas de su carrera profesional, no ocultando nunca su admiración por uno de los pilotos con más futuro de la Fórmula 1.

Ahora, coincidiendo con la marcha de Max al primer equipo del universo Red Bull, se ha decidido realizar una reforma del organigrama técnico y Xevi buscará nuevos retos para el futuro. Seguro que no tardaremos en volver a verle en los circuitos muy pronto.

Fotos: Toro Rosso

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto