Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP AzerbaiyánRäikkönen lamenta la "cagada" que le costó la pole

El piloto finlandés se mostró "decepcionado" tras el error que le costó una potencial pole, y le hará salir sexto con un neumático adverso.

Sebastian Vettel espera "una carrera intensa" en la que hacer valer una pole obtenida en una vuelta "no perfecta".

Púrpura en el primer sector. Púrpura en el segundo. Los sectores de Kimi Räikkönen se encendían en la tabla de tiempos con este color, indicativo de que representan los mejores tiempos en esa sección concreta. La Q3 del Gran Premio de Azerbaiyán agonizaba, y Kimi Räikkönen acariciaba con los dedos la que habría sido su primera pole en casi un año, desde su fabulosa vuelta en Mónaco, buscando enmendar una clasificación llena de errores. Solo tenia que trazar la última curva, la más compleja para muchos por el fuerte viento. Kimi lo sabía, tomó precauciones. Y aún así, todo se fue al traste.

El piloto finlandés de Ferrari se fue ligeramente largo, pisó el piano y perdió brevemente el control de su monoplaza. La cruzada, digna de los mejores tiempos de Gilles Villeneuve, hizo que la opción de pole se dispersase como el polen que inundó en ocasiones la pista. Räikkönen lo controló, pero la pérdida de tiempo fue suficiente para no solo quedarse sin la que habría sido la 18ª pole position de su carrera, si no también para no lograr mejorar su insuficiente tiempo anterior, un 1:42.490 que le acabó relegando a la sexta posición, a un segundo del primer lugar.

Räikkönen no suele poner paños calientes, y en este último caso no ha sido una excepción: "Obviamente, ha sido una cagada. Un error", aseveraba con rotundidad el veterano piloto de Ferrari, en declaraciones a Motorsport.com. "Nos ha costado unas cuantas posiciones, así que no ha sido el mejor de los finales. (...) Ahora mismo, estoy decepcionado con lo que ha pasado hoy. Lo he estado unas cuantas veces. Esta es una historia diferente, pero hoy, ¿qué se puede decir? Solo puedes mirarte en el espejo. Es doloroso".

El finlandés aseguró que no tomó ningún riesgo adicional en la curva, y que el viento no jugó en su contra, si no que el coche simplemente escapó a su control. "No (hice nada) diferente, solo se fue, no tuve problemas. Hasta me lo tomé con más calma en la entrada, porque ha sido una curva complicada durante todo el día con el viento. No sé, simplemente se me fue de lado. Lo recuperé, pero ya sabia que se había acabado, porque era pie a fondo en una recta larga", culminó Räikkönen, que aseguró "no (haber) pensado aún en mañana". Tendrá que hacerlo pronto, toda vez que saldrá con neumáticos ultrablandos después de una Q2 que se complicó más de la cuenta tras dos salidas de pista.

Su compañero, por otro lado, era todo felicidad al término de la clasificación tras registrar un 1:41.498 en la primera de sus vueltas lanzadas en Q3. Sebastian Vettel erró en la segunda, pero su margen fue suficiente para repeler la ofensiva final de los Mercedes, hacerse con la 53ª pole de su carrera, y la tercera consecutiva. El piloto alemán afirmó estar "realmente contento con la primera vuelta, y por fortuna ha sido suficiente. Hubo un par de cosas pequeñas en los que no fue perfecta, y que quise hacer bien en la segunda vuelta".

Fotos: Scuderia Ferrari

Fuente: Motorsport.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto