¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Primera ‘rajada’ de Alonso contra Alpine: «Otro problema de fiabilidad sólo en el coche 14»

    Primera ‘rajada’ de Alonso contra Alpine: «Otro problema de fiabilidad sólo en el coche 14»
    Fernando Alonso comienza a cansarse de tantos problemas este año.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    La alegría del sábado en Montreal se tornó en pesadilla el domingo. Y las alabanzas de Fernando Alonso se convirtieron en quejas tras ver esfumarse un podio a consecuencia de una avería.

    Fernando Alonso dio una exhibición el sábado en la clasificación del Gran Premio de Canadá. Sin duda, la lluvia fue crucial para que la segunda posición de parrilla fuera posible.

    Pero el monoplaza del piloto español ya había sido muy competitivo el viernes, por lo que una carrera sobre seco tampoco arruinaba la esperanza de conseguir un podio, teniendo en cuenta que Sergio Pérez y Charles Leclerc salían muy retrasados.

    Así, los principales rivales por ese podio eran los Mercedes. Y, mientras el coche fue bien, Fernando Alonso demostró tener capacidad para mantenerlos bajo control. Pero la esperanza duró poco.

    Sin potencia eléctrica

    Y es que, cuando ni siquiera se había cumplido el primer tercio de carrera, Fernando Alonso comenzó a perder potencia en su motor, ya que la parte eléctrica no funcionaba correctamente.

    «Tuvimos un problema de motor en la vuelta 20, la energía (eléctrica) se cortaba muy temprano en las rectas, tan pronto como salíamos de las curvas. Tratamos de arreglarlo pero no funcionó. Afortunadamente no retiramos el coche y aun así sumamos algunos puntos», explicaba Fernando Alonso.

    Fernando Alonso llegó a escaparse de Lewis Hamilton, que posteriormente terminó en el podio.

    «Hasta ese momento, creo que estábamos luchando por el podio. Me sentí fuerte en comparación con Hamilton. No teníamos el ritmo de Verstappen y Sainz, pero era suficiente para controlar a Hamilton en el Mercedes», afirmaba el bicampeón del mundo, que rodó en tercera posición cómodamente hasta que apareció el problema.

    «Luego, los coches de seguridad virtuales... afortunados o desafortunados, eso podría cambiar la carrera. Pero aún podríamos estar luchando por P3, P4. Pero luego, cuando llegó el problema del motor, simplemente traté de sobrevivir, de mantenerme en el DRS. Conduje como un kamikaze en las curvas antes de la detección, porque el DRS fue mi única protección en las rectas», señaló Fernando Alonso, que tampoco se vio beneficiado por la aparición de los coches de seguridad.

    De hecho, el primero comenzó cuando ya había pasado la entrada a boxes y terminó justo antes de que llegara de nuevo a ella, por lo que no pudo aprovechar la ventaja de cambiar neumáticos durante ese periodo.

    Cien veces más rápido que Ocon

    A pesar de todo, Fernando Alonso se las arregló para mantenerse en los puntos, llegando incluso a luchar por la sexta posición con Esteban Ocon al final de la carrera.

    Pero su falta de potencia le impedía adelantarlo y el equipo le pidió que mantuviera la posición. La respuesta de Alonso dejó patente su frustración: «He sido 100 veces más rápido que Esteban todo el fin de semana».

    «No pude pasar a Esteban, fue muy frustrante, mi coche volaba este fin de semana», recordaba Fernando Alonso a la prensa. «Tuve un segundo de déficit en las rectas y aun así fui más rápido en la carrera. Es increíble terminar P7».

    «Otro problema de fiabilidad sólo en el coche 14. Es decepcionante. Estoy aquí tratando de ser mejor que sexto y séptimo. Si no terminamos en el podio o cuartos, es porque tuvimos un problema de fiabilidad en el coche 14», declaró, visiblemente desencantado.

    Y es que Fernando Alonso ya ha utilizado cuatro motores esta temporada, sobrepasando el límite permitido por el reglamento cuando únicamente se han disputado nueve de los 22 Grandes Premios del calendario.

    «Tal vez desafortunado con los coches de seguridad virtuales, pero la suerte no se puede controlar. La fiabilidad en el coche 14 debería ser un poco mejor», zanjó Fernando Alonso.

    Para colmo, luego llegó una sanción que le dejó definitivamente en novena posición. Todo lo que pudo ir mal, fue mal.

    Fuente: Pitpass.com / Fotos: Alpine F1 Team