¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La nueva normativa se le atraganta a Red Bull

    Los monoplazas de este equipo se han caracterizado siempre por mostrar unas líneas muy suaves en cuanto al diseño, pero la nueva normativa ha sido una piedra en el camino para ellos.

    Los retrasos en la actualización del motor Renault tampoco son de gran ayuda, aunque Abiteboul saca pecho del trabajo que están realizando carrera tras carrera.

    La relación entre motorista y equipo en esta nueva Fórmula 1 ha cobrado, si cabe, una mayor importancia. Los diferentes elementos que componen una Unidad de Potencia V6 turbo suponen una oportunidad de pasar por encima de los rivales, de conseguir acoplarlos en perfecta sincronía. Sin embargo, lo más frecuente es que acaben perjudicando al rendimiento a causa de la dificultad que entraña este proceso, sobre todo en los equipos más pequeños.

    Red Bull ha amenazado en varias ocasiones con abandonar la categoría tras no disponer de un propulsor Renault diseñado 100% por y para ellos, además de la polémica instaurada por los presupuestos y el techo de gastos en una temporada. El director general de Renault quiere evitar que se conviertan semana a semana en el foco de todas las miradas, y asegura que “el motor está mejorando cada fin de semana, incluso el lubricante que lo hace funcionar”. La MGU-K que equipan a día de hoy es 5 kilos más pesada que la versión de este año, la cual aún no han podido implementar a causa de problemas de fiabilidad. Además, esta requiere una botella de aire para su refrigeración que añade un kilo extra, pero en la fábrica se plantean continuar con ella cuando estrenen su Unidad de Potencia número 3, ya que la nueva especificación no aporta una mejora de rendimiento, sino que tan solo reduce el peso de la misma. “Red Bull, como siempre, está contando cosas que no tocan sobre el desarrollo del rendimiento”, dejó caer a Motorsport.com.

    Igualaremos al motor Mercedes, pero no este año.

    Adrian Newey, quien recientemente confesara que ha estado algo alejado de la estructura de Fórmula 1, ha compartido su punto de vista acerca del escaso rendimiento que está mostrando el equipo de la bebida energética respecto a temporadas anteriores.

    72 puntos hasta la fecha, mientras que en 2016, con las mismas carreras disputadas, ya acumulaban 94 (a pesar del 0 en Rusia)

    Los austriacos han quedado fuera de la pelea por los primeros puestos al no conseguir un diseño que se adapte a la nueva reglamentación, y el británico subraya que “el sistema que teníamos no funciona tras un cambio de normativa tan grande” a Autosport. Newey no ve opciones de conseguir resultados realmente buenos hasta, por lo menos, la carrera de Singapur.

    Es habitual que Red Bull de un salto hacia adelante importante una vez comienza la temporada europea en Barcelona, pero ese no fue el caso hace dos fines de semana. No obstante, el alto cargo en la escudería le resta importancia aseverando que únicamente esperaban “una pequeña mejora, los medios lo exageraron todo”. Además, de cara a la cita en el calendario de esta semana, admite que “el año pasado teníamos un buen chasis. En Mónaco cuenta menos el motor, pudimos brillar en 2016 pero este año no tenemos el mejor chasis”. Por último, dejó sus impresiones sobre la Unidad de Potencia que se encuentra en el interior del RB13: “Renault está dando pasos adelante, pero obviamente tienen sus limitaciones”.

    Es evidente que el coche no ha funcionado, vista la nueva forma de operar del equipo.

    El jefe del equipo Red Bull, Christian Horner, tiene otra percepción de la situación que atraviesan actualmente. “El nuevo sistema es muy parecido, porque está ayudando en él, reuniéndose con los directores técnicos. Creo que [Adrian Newey] se refiere a la comunicación entre los diferentes departamentos”.

    *Max Verstappen disputó la carrera del Gran Premio de España 2016 con el equipo Red Bull, y no con Toro Rosso.

    “Los dos últimos años, en especial la primera parte del año pasado, [Newey] estaba bastante menos involucrado en el proyecto. El equipo hizo un gran trabajo en 2016 para desarrollar un coche competitivo”. Con estas declaraciones, Horner deja entrever que el presente de la escudería no es óptimo en lo relativo a la relación interdepartamental, aunque nunca se puede dar por muertos a los de Milton Keynes en una temporada.

    Fotos: Red Bull Content Pool

    Fuente: Autosport, Motorsport.com