¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Renault cree que la brecha de los 1.000 cv se romperá en 2018

    David Plaza
    David Plaza4 min. lectura

    El fabricante francés cree que para esta temporada no será posible alcanzar dicha cifra, pero asegura que podrá alcanzarse con la actual normativa.

    Abiteboul confirma que no será necesario modificar el motor para los equipos que utilizan ExxonMobil como proveedor en lugar de BP Castrol como el equipo oficial.

    Uno de los pocos equipos oficiales de la parrilla, Renault, espera alcanzar los puestos de cabeza lo antes posible para cumplir así con su plan de lograr el título mundial en 2020.

    Para ello, Cyril Abiteboul afirma que es imprescindible rondar el top 5 esta temporada y, para ello, una de las apuestas fuertes es un propulsor de nueva arquitectura. "Nuestra hoja de ruta está hecha, en 2020 queremos luchar por el título y si queremos hacerlo tenemos que estar en el podio en 2018, lo que implica que tenemos que estar en la zona media de la parrilla este año. No es sencillo, pero esperamos acabar entre la quinta y la séptima plaza", aseguró el máximo responsable del equipo en declaraciones a Auto Motor und Sport.

    "Nuestra hoja de ruta es clara; en 2020 queremos luchar por el título"

    Algunas de las cualidades de dicho motor ya fueron reveladas por Abiteboul semanas atrás y hay muchas esperanzas puestas en él, no sólo por parte de la propia Renault sino también por parte de Red Bull y Toro Rosso. Ambos equipos utilizarán un proveedor distinto de lubricantes y carburantes, pero Abiteboul afirma que no habrá problema alguno. "La unidad propulsora ha sido desarrollada para BP y Castrol, nuestro socio. Pero nos hemos asegurado de que el motor también trabaje con el combustible y aceite ExxonMobil para Red Bull y Toro Rosso, no ha sido necesario realizar trabajo extra. Los tres equipos tendrán el mismo motor”.

    Pero si bien algunos analistas cifran la potencia máxima de los motores actuales en 1.000 caballos, Abiteboul afirma que es una estimación excesivamente optimista y que la potencia real estará ligeramente por debajo. “Creo que el máximo rendimiento estará entre 900 y 950 caballos en 2017. Los equipos que lo cifran en 1.000 caballos de potencia quizá son demasiado optimistas. No creo que ni siquiera Mercedes lo consiga. Pero esta cifra es definitivamente posible con las normas actuales, tenemos algunos conceptos radicales en la recámara, pero no para 2017”, reveló el francés.

    Tras la marcha de Frederic Vasseur, Abiteboul ha tomado el mando del equipo de manera exclusiva y la decisión de no contratar a un sustituto viene dada por la presencia de Alan Permane y Ciaron Pilbeam, que asumirán algunas de las obligaciones de Vasseur, junto con el propio Abiteboul. "Estaré en cada carrera y asistiré a las reuniones de los jefes de equipo, me encargaré de que haya armonía en el grupo y entre las fábricas. Alan Permane y Ciaron Pilbeam completarán las tareas en el muro. La decisión de sustituir a Vasseur se basó en el hecho de que nuestra actual estructura de gestión es lo suficientemente fuerte como para poder realizar todas las tareas juntos".

    Fuente: Auto Motor und Sport / Fotos: Renault Sport F1