¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ricciardo vuelve a sonreír con McLaren: «He pasado mi punto de frustración»

    Ricciardo vuelve a sonreír con McLaren: «He pasado mi punto de frustración»
    Ricciardo está de vuelta en el ecuador de la temporada 2021.McLaren
    José D. Pascual
    José D. Pascual6 min. lectura

    El piloto de la sonrisa eterna confía en que el GP de Gran Bretaña ha supuesto un antes y un después en su aventura junto a McLaren que le permitirá desplegar todo su potencial en lo que resta de temporada.

    Cambiar de equipo siempre supone afrontar nuevos desafíos y reaprender cosas que ya tenías interiorizadas como piloto, adaptándolas a una nueva montura que probablemente al inicio de la andadura no otorgue las mismas sensaciones que en la pasada temporada. Esto es algo que le ha ocurrido a varios integrantes de la parrilla en 2021, con Carlos Sainz como el que mejor se ha aclimatado a su nueva casa, según los comentarios de los jefes de equipo en el paddock.

    El propio Fernando Alonso ha confesado recientemente que le ha llevado más tiempo del que esperaba en un inicio dominar su Alpine A521, todo debido a las sensaciones del bicampeón español al volante. «Yo todo lo siento con las manos y con el tren delantero normalmente. Si eso te lo quitan... yo estoy muerto», desveló el #14 tras haber vuelto a ser el de antes.

    Norris ha hecho sudar a Ricciardo clasificando constantemente por delante de él.

    En McLaren se fijaron en Daniel Ricciardo para ocupar el hueco de Sainz, un piloto contrastado que ha demostrado de lo que es capaz... pero no lo ha pasado bien junto a los de Woking. En el Festival de Goodwood que se celebra antes del Gran Premio de Gran Bretaña, Zak Brown bromeó sobre el piloto australiano. «Sin grandes aficionados no podríamos permitirnos pagar a Daniel», afirmó al verse rodeado de seguidores.

    «A fin de cuentas, corremos por los aficionados», agregó antes de adoptar una postura más seria. «Definitivamente se está acercando, su ritmo de carrera es más fuerte que su ritmo de clasificación por ahora. Eso demuestra lo bueno que es Lando, Daniel se enfrenta a una dura competencia. Nos sorprende tanto como a él que no esté más cerca del ritmo de Lando. Daniel sabe que necesita mejorar, no hay excusas, sólo trabajo duro por delante; espero que se ponga al día, porque necesitamos a dos coches constantemente arriba para mantener el tercer puesto en constructores», comentó.

    Al igual que Brown, Andreas Seidl se mostró «bastante optimista» antes del su GP de casa con un Ricciardo «no va a tardar en volver los sábados», el punto del fin de semana que más le cuesta al #3. «Todavía hay cosas que mejorar para estar a la altura de Lando, pero lo importante es que está dando pasos hacia adelante, está más cómodo con el coche tanto en clasificación como en carrera. Diría que ha dado realmente un gran paso adelante en comparación con carreras anteriores», explicó después de confirmar sus sospechas en Silverstone.

    Punto de inflexión

    Cinco fines de semana en los que su mejor posición en clasificación había sido un 10º (GP de Francia) propiciaron que Ricciardo llegase a Inglaterra cariacontecido. A pesar de quedarse a sólo 2 milésimas de Norris en la clasificación de Gran Bretaña, su actitud no cambió.

    Al igual que Alonso, Ricciardo nunca llegó a pensar que su habilidad al volante se había esfumado.

    «En general ha sido un día mejor, pero estoy un poco frustrado porque creo que había algo más de ritmo», expresó un Ricciardo totalmente inconformista. No obstante, su punto de vista cambió el domingo después de lograr inmiscuirse en el Top 5 por primera vez este año. «Creí en mí mismo, no me iba a ir de aquí sin luchar», aseguró.

    «A veces sigue siendo frustrante, pero probablemente ya he pasado el punto de estar frustrado. Ahora estoy en una especie de realidad en la que aún necesito encontrar algo más, ser uno con el coche. Esa es la mejor forma de decirlo. No es nada nuevo para mí, soy consciente de que esto todavía va a ser un proceso. No entré en pánico al principio, pero era consciente de que estaba perdiendo terreno. Simplemente intentaba entender por qué y qué necesitaba para conseguir esas 3 o 4 décimas por vuelta», añadió.

    Por último, Ricciardo reveló que la presión de Sainz en carrera le ayudó a sacar su mejor 'yo' de vuelta. «Creo que tener la presión de Carlos al final, o durante casi toda la carrera, me obligó a sobreconducir en algunas curvas. Apretar para defenderme me permitió llegar al límite y estar más cómodo. Tengo claro que Carlos, en aire limpio, era sin duda más rápido, pero conseguir entrar entre los 5 primeros es alentador», concluyó.