¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP MónacoPascal Wehrlein deberá pasar nuevas pruebas médicas

El intento de adelantamiento de Jenson Button sobre el piloto alemán de Sauber provocó que este acabase contra las protecciones, en una posición algo delicada.

Wehrlein tranquiliza a todos asegurando que se encuentra perfectamente, pero se someterá a una revisión médica nuevamente para despejar todas las dudas posibles.

La carrera se desarrollaba sin problemas hasta que en la vuelta 60, el Sauber C36-Ferrari de Pascal Wehrlein quedaba volcado de lado sobre las protecciones a la entrada del túnel. Una bandera amarilla indicaba que algún obstáculo bloqueaba la pista, nada sorprendente tras los numerosos incidentes que suelen sucederse en el Gran Premio de Mónaco. Sin embargo, la imagen de un monoplaza en esa posición fue algo inesperado.

“Estoy bien a pesar del accidente. Pude salir del coche por mi propio pie, y me dirigí a pasar las pruebas médicas habituales”, admitía Wehrlein. Australia y China agilizaron el proceso de aprendizaje de Antonio Giovinazzi, quien suplió a Pascal en las dos primeras carreras de la temporada tras el accidente del alemán durante la Race of Champions en el mes de enero. “Como toqué las barreras con la cabeza, se decidirá en los próximos días si tengo que repetirlas, debido a mi lesión vertebral anterior. Estoy muy molesto porque este resultado viene precedido de una maniobra de adelantamiento innecesaria, teniendo en cuenta que tanto Jenson como yo íbamos a una estrategia similar, tras el pit stop en la primera vuelta, alejados de los puntos".

El incidente no debería haber ocurrido, fue una maniobra innecesaria.

Marcus Ericsson no gozó de una fortuna mayor que su compañero de equipo, abandonando justo después de que este lo hiciera, acabando contra los muros. “Ha sido un fin de semana complicado desde el inicio hasta el fin. Con el ritmo que hemos tenido, creo que hice una carrera decente”.

La escasa posibilidad de rodar en línea recta hizo que Ericsson no pudiera hacer frente a un dilema relacionado con los frenos, y esto añadido al factor de los neumáticos acabó derivando en un monoplaza incontrolable. “Desafortunadamente, tuve algunos problemas de temperaturas con los frenos rodando detrás del Safety Car. Intenté enfriarlos, pero tenía que mantener la temperatura en los neumáticos al mismo tiempo. Esa combinación me dificultó detener el coche, y no pude evitar el guardarraíl”.

Fotos: Sauber

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto